30 may. 2006

Thelema


Thelema es una filosofía de vida basada en las máximas "Haz tu voluntad será el todo de La Ley", y "Amor es la Ley, Amor bajo Voluntad". Se difundió y popularizó gracias a Aleister Crowley, quien nombró a su religión como tal en El Libro de la Ley.

Según afirma Crowley en uno de sus libros principales, el comportamiento humano debe regirse por la siguiente máxima: «Haz tu voluntad será toda la ley» (Liber Al vel Legis, I:40), que a menudo se complementa con otra afirmación: «Amor es la ley, amor bajo la voluntad» (Liber Al Vel Legis, 57). Los seguidores de thelema (que reciben el nombre de telemitas) utilizan estas frases como eje central de su filosofía vital y su práctica esotérica.

Crowley resumió su Ley de Thelema​ en estos versículos del Libro:

"Haz tu voluntad será el todo de La Ley"
"Amor es la Ley, Amor bajo Voluntad"
"No hay Ley más allá de hacer tu Voluntad"


El Libro de La Ley


El título original del libro era Liber L vel Legis. Crowley cambió el nombre por Liber AL vel Legis en 1921, cuando él también dio al manuscrito de su puño y letra el título de Liber XXXI. El libro comúnmente recibe el nombre de Liber AL, Liber Legis o únicamente AL, aunque técnicamente los últimos dos se refieren exclusivamente al manuscrito.

Liber AL vel Legis contiene tres capítulos, cada uno de ellos fue escrito en una hora, comenzando al mediodía, el 9 de abril.​ Crowley afirma que el autor fue una entidad llamada Aiwass, a quien más tarde se refirió como su Santo Ángel Guardián (o "Yo Superior"). El 20 de marzo, Crowley invocó a Horus, "con gran éxito". Entre el 23 de marzo y el 8 de abril, Crowley mandó traducir los jeroglíficos de la Estela. También, Rose reveló que su "informante" no era Horus en persona, sino su mensajero Aiwass. Finalmente, el 7 de abril Rose dio instrucciones a Crowley— por tres días debía entrar al "templo" y escribir lo que escuchara entre el medio día y las 13:00.

Crowley escribió El Libro de la Ley el 8, 9, y 10 de abril de 1904 entre las horas del medio día y las 13:00. El lugar fue el departamento donde él y su nueva esposa estaban disfrutando su luna de miel, el cual describió como estando cerca del museo Boulak en un elegante cuadrante europeo en el Cairo. El apartamento estaba en el piso del suelo, y el "templo" era la sala de dibujo. Describió el encuentro a detalle en El Equinoccio de los Dioses, diciendo que en cuanto se sentó en su escritorio en Cairo, la voz de Aiwass vino de su hombro izquierdo desde la esquina más alejada de la habitación. Esta voz es descrita como apasionada y apurada, y era de "un timbre profundo, musical y expresivo, sus tonos solemnes, voluptuosos, cálidos, fieros o cualquier otro que encajara con el sentimiento del mensaje. Además, la voz carecía de “acento nativo o foráneo”, quizás se refiere a que era similar al suyo (es decir, británico).

Crowley también tuvo una “fuerte impresión” de la apariencia general del hablante. Aiwass tenía un cuerpo compuesto de “fina materia”, el cual tenía una transparencia como de gasa. Además, él “parecía ser alto, de piel oscura en sus treintena de edad, activo y fuerte, con la cara de un rey salvaje, y los ojos velados no sea que su mirada destruyera lo que veía. El vestido no era árabe; sugería asirio o persa, pero muy vagamente."​ A pesar de haber escrito originalmente que se trataba de un “excelente ejemplo de escritura automática” Crowley más tarde insistió en que no era así. En vez de ellos dijo que la experiencia era exactamente como una voz hablándole. Esto es evidenciado por muchos errores sobre los cuales el escriba de hecho tiene que inquirir. Admite la posibilidad de que Aiwass fuese una manifestación de su subconsciente, aunque él pensó que se trataba de una posibilidad remota.

Voluntad Verdadera

De acuerdo con Crowley, cada individuo tiene una “Voluntad Verdadera”, que debe distinguirse de los deseos y caprichos ordinarios del ego. La Voluntad Verdadera es esencialmente el “llamado” o “propósito” en la vida. El concepto de Crowley asume que esto incluye el objetivo de alcanzar la realización plena por esfuerzos propios y con la ayuda de ciertas personificaciones (avatares) de, las más de las veces, dioses egipcios, pero sin la ayuda del concepto judeocristiano de Dios o alguna otra autoridad divina.

Crowley creía que para descubrir la Verdadera Voluntad, uno debe liberar deseos de la mente inconsciente del control de la mente consciente, especialmente las restricciones dadas a las expresiones sexuales, que él asoció con el poder de la creación divina. Él enseñó que la Verdadera Voluntad de cada individuo está identificada con el Santo Ángel Guardián, un Daimon único a cada individuo.

Magia


La “magia (k)” de Thelema es un sistema de disciplina para entrenamiento físico, mental y espiritual. Crowley definió magia (k) como “la Ciencia y Arte de causar Cambios en conformidad con la Voluntad”​ Él recomendó la magia (k) como el medio para descubrir la Voluntad Verdadera​ y escribió sobre lo que la Ley de Thelema dice acerca de, por ejemplo, trabajar con el plano astral.​ Crowley describió el proceso general en “Magia (k), Libro 4”:

Uno debe encontrar por sí mismo, y estar seguros más allá de la duda, “quién” se es, “qué” se es, “porqué” uno es así… Siendo por lo tanto consciente del curso apropiado a seguir, lo siguiente es determinar las condiciones necesarias para seguirlo. Luego de eso, uno debe eliminar de sí mismo todo elemento ajeno u hostil al éxito, y desarrollar aquellas partes de uno mismo que son especialmente necesitadas para controlar las ya mencionadas condiciones.

Entre las costumbres de quienes la practican, se incluye:

• Yoga básico (ásana y pranayama)
• Ritual menor del Pentagrama, para destierro e invocación
• Liber Samekh, un ritual para la invocación del Santo Ángel Guardián
• Liber Resh, que consiste en cuatro adoraciones diarias al sol
• Mantener un diario mágico
• Magia sexual en varias formas incluyendo prácticas masturbadoras, heterosexuales y/o homosexuales

Cosmología (Deidades)

La Thelema de Crowley deriva sus dioses y diosas principales de la Mitología egipcia. La más alta deidad en la cosmología de Thelema es la diosa Nuit. Ella es el cielo nocturno arqueada sobre la Tierra simbolizada en la forma de una mujer desnuda. Ella es concebida como la Gran Madre, la fuente última de todas las cosas.

La segunda deidad principal de Thelema es el dios Hadit, concebido como el infinitamente pequeño complemento y consorte de Nuit. Hadit simboliza lo manifiesto, el movimiento y el tiempo. Él también es descrito en Liber AL vel Legis como "la llama que arde en el corazón de cada Hombre, y en el núcleo de cada estrella."

La tercera deidad en la cosmología de Thelema es Ra-Hoor-Khuit, una manifestación de Horus. Él es simbolizado como el hombre entronizado con la cabeza de halcón que lleva una vara. Es asociado con el Sol y con las energías activas de la magia thelémica.

Otras deidades dentro de la cosmología de Thelema son:

• Hoor-paar-kraat (o Harpócrates), dios del silencio y la fuerza interior, el hermano gemelo de Ra-Hoor-Khuit.​
Babalon, la diosa de todo placer, conocida como la ramera virgen.​
Therion, la bestia sobre la que monta Babalon, quien representa el animal salvaje dentro del hombre, una fuerza de la naturaleza.

...

2 comentarios:

  1. Yefrey Griffin23 abril, 2019 10:54

    Esa filosofia satanica es un engaño por eso es que satan arratra almas al infierno solo dios salva

    ResponderBorrar
  2. El único que tiene la respuesta a nuestros problemas es Jesús de Nazaret él murió por nosotros en la Cruz y nos libró del pecado aceptenlo él es mayor que cualquier demonio ni el diablo puede con él todos los demonios salen huyendo con su presencia dios les bendiga

    ResponderBorrar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...