23 ago. 2008

Soy Childfree (No quiero tener hijos)


Entre las muchas cosas por las que se me ha criticado, de las más resaltadas es que no me agrada la idea de tener hijos, y no estoy a gusto estando cerca de los niños por mucho tiempo. Me han llamado amargado, insensible, y demás. No me podría importar menos; pero sí amerita explicarse, no a los acusadores sino a la gente en general.

Los detractores de quienes son Childfree suelen etiquetarles de formas varias o presuponen cosas de éstos, de las cuales destacan 3, a las que me permito responder a continuación:

"Los Childfree son siempre ligados al liberalismo radical o algún movimiento de tintes New Age, o tal vez alguna corriente oscura o cínica"

Es característico de muchos grupos el acusar a sus contrarios sobre cosas sin sustento. La realidad es que muchos Childfree (incluyéndome) no están de acuerdo con toda opinión del lado liberal, y pueden estar de acuerdo con algunas posturas tanto liberales como conservadoras. La gente suele pensar que se trata de aceptar "paquetes de ideas" completos en vez de poner cada una en la balanza mediante el desglose de sus postulados. Les tengo noticias: no, alguien childfree o que no quiere tener hijos puede incluso ser religioso aún, otros no. Algunos tal vez sean de ideologías mas liberales que se ve que van retomando auge, pero no a fuerza todos serán parte de éstos, e incluso algunos childfree no simpatizarán con ellos.

El childfree no por regla va a ser de seguro un radical, ni New Age, ni lo que se les ocurra. El ser humano puede ser un espectro de ideologías y conductas, no es que una sola corriente tenga que dictar en todos los aspectos de su vida. No es tan difícil de entender: tan solo vean en el "otro" lado a los padres de familia que unos son religiosos y otros no, unos son extrovertidos en su forma de vestir y actuar y otros son recatados. Ojalá quede claro que esa misma gama de diversidad está presente entre los que son childfree, y no caer en la falacia de "si lo es, es porque pertenece a (insertar corriente ideológica o movimiento social aquí". No por ser alguien que se ha negado categóricamente a tener hijos quiere decir que a fuerza soy alguien que, por ejemplo, se defina como pagano o wicca y es swinger y aparte a su gato o a su perro lo llama "hijo";lo cual debo decir, al igual que no soy parte de un lado radical, tampoco soy de los que fomentan o consideran correcto eso de los sustitutos de infantes para un Childfree. ¿Qué objeto tiene no tenerlos, si luego demuestras una patológica necesidad de una relación claramente filial con otra cosa?

"Los Childfree son unos egoístas"

No puedes llamar egoísta a alguien que decide no traer a la existencia algo. Lo que sí es ejemplo de egoísmo es llenarse de hijos sin tener el dinero y el tiempo para criarles de manera adecuada y madura, y pretextar que lo hiciste porque es designio de Dios, o porque es la tradición y punto, u otra respuesta basada en la cerrazón de mente y negacionismo que crean tantos hijos y familias que son disfuncionales a mas no poder.

"Los Childfree presionan y chantajean para hacer que otros decidan no tener hijos"

Falso. Sí hay algunos intensos y extremos, pero eso tiene que ver con el historial psicológico del individuo. Estadísticamente, el Childfree expone sus puntos pero no toma acciones que se pasen de la raya, cosa que sí ocurre con la mayoría o el grueso de la población que están a favor de la paternidad y engendrar: tan solo hay que ver cuántas veces son ellos quienes dejan de lado a sus amigos sin hijos usando mil y un excusas sin valor real. La conducta y pensamiento de segregación en cuanto a este tema en particular viene de los que engendran, no de los que han optado por no tener hijos. Recalco: en ningún momento he dicho que todos los que están a favor de la paternidad se comporten así, por eso es que señalé que es estadísticamente la mayoría, no la totalidad. Espero eso quede claro.

Luego de aclarar eso, a continuación expongo los puntos a tomar en cuenta si estás pensando en tener hijos, los mismos que al reflexionarlos me hicieron decir que no. Y vale la pena meditar sobre cada uno:

• Tu sueldo te rendirá aún menos. O te sacrificas en muchas cosas, o haces gala de tu ingenio y/o aguante para completar para esas nuevas cuentas que tendrás que pagar. Y no es justo. Es incomprensible que, si de pequeños no tenemos dinero propio, cuando ya lo tenemos de grandes haya que sacrificarlo por una criatura que como vampiro va a empezar a drenar tus ingresos.

No, y mil veces no. Tu dinero debe ser para ti, para usarlo en diversas cosas de forma libre, y no estar atado por muchos años para pagarle sus gastos generados a alguien que lo más seguro es que ni te lo agradecerá como corresponde.


• Algunos deben soportar además la indeseable intervención de los parientes, que quieren facultarse para tomar tal o cual decisión respecto a la casa, el matrimonio, o la educación del niño. Claro, son buenos para hablar, pero pocos lo son para ayudar realmente.

Peor aún: puedes ver tu autoridad eclipsada por culpa de abuelos o tíos u otros familiares que se vuelven consentidores y solapadores de un pequeño monstruo que quién sabe cómo será de adulto gracias a la ambivalencia en cuanto a disciplina se refiere.

• Tendrás que preocuparte por la salud del niño, la cual puede estar en riesgo con cualquier cosa, y esto incluye las visitas a pediatra, vacunas, y demás cosas que quitan tiempo y tranquilidad. Eso, sumado al propio estrés del trabajo o la vida familiar, dañará tu vida de pareja, tus relaciones sociales, e incluso tu desempeño laboral.

• Los bebés por lo general son una maquina de llorar y cagar. Y ésto hará estragos en ti cuando quieras descansar luego de haber llegado del trabajo. Si deseas escuchar ruido continuo, pestilencia, y andar limpiando caca, mejor cómprate un perro. El perro al menos es menos costoso y más divertido, además de poder llegar a ser un buen compañero, con todo y sus defectos inherentes.

• Sin llegar a volverte un paranoico sobreprotector tampoco, deberás tener cuidado de los que se dedican al robo y abuso de infantes. Dicho miedo crecerá a la par con tu hijo, porque de más grande tendrás presentes a la trata de personas relacionada a prostitución y pornografía infantil. Tendrás que triplicar las medidas para prevenir ser víctima de delincuentes, lo cual consume tiempo, energía, y te impacta en las demás áreas de tu vida.

A su vez, cuidarlo incluso de tus propios parientes, pues en ocasiones la amenaza está en casa. Esas situaciones son terribles en verdad, y si no tiene uno la soltura económica y tiempo necesarios para vigilar al niño como se debe, exponerlo es una irresponsabilidad.

• Colegiaturas, libros, ropa, y cosas extras en donde además de una inversión, debes poner tiempo para asegurarte que no se esté sintiendo mal en el medio escolar y todo marche bien. Solo algunos lo hacen, a muchos les vale madre y solo pagan. Situaciones de bullying de parte de compañeros e incluso maestros son cada vez más comunes.

• Ver afectada tu vida sexual, pues tu pareja y tú ahora deben cuidar que el inquieto infante no vaya a contemplar a sus padres teniendo relaciones sexuales, o escucharlos, pues si no tendremos que agregar la terapia a la larga lista de cuentas por pagar.

Resultado: rara vez pueden estar en paz. Y es ahí donde se comete uno de los peores errores, que es sacrificar tu identidad de género, y de individuo, para "ponerte la camiseta" de padre o madre. Eso no funciona así, y solo precipita a la infelicidad e insatisfacción. Los padres deben poder tener sexo, salir solos, convivir, y hablar. Y el tener que prestar atención al niño echa a perder todo eso.

• Ese minúsculo vampiro de dinero y tiempo se va a convertir en una terriblemente difícil evolución: un adolescente. Y no, no me empiecen a dar el nada original argumento: "Tú también fuiste de esa edad". No tuve elección de venir o no venir a éste mundo, pero ahora quienes ya estamos tenemos la opción de si traemos a nueva gente, o no, y en caso de sí traerlos, preguntarnos que calidad de vida tendrán tanto ellos como nosotros.

• Desde niño hasta adolescente, deberás pasar por trámites engorrosos, cuidados, disputas con otros padres/maestros/amiguitos del niño, para que con todo y eso te haga pasar corajes con otras cosas. Ese tiempo podrías dedicarlo A TI, de ser aún soltero y sin hijos. De pronto te darás cuenta que rara vez puedes darte un respiro y tener diferentes compañías, o conocer gente nueva. El hijo, a veces en conjunto con la pareja, se tornará en un agujero negro que te arrastrará sin remedio.

• Muchos que se convierten en padres se vuelven unos despersonalizados y extraños seres que hasta dan miedo. Creen que su hijo es una extensión de sí mismos en vez de un ser aparte. Ponen fotos del hijo en todas partes, en vez de la propia. ¿De qué manera va a aprender ese recién llegado humano a ser fuerte e independiente, si sus propios progenitores son débiles mentales que no saben hacer tan obvia diferenciación? Algunos incluso le crean cuenta propia de Facebook a sus hijos y empiezan a "hablar" a través de él. Espantoso.

• Cuando seas más viejo, y si tuviste más de un hijo, puede que ocurra un escenario ya visto muchas veces en las familias: a uno de tus hijos, sus hermanos querrán de manera abusiva dejarlo como tu guardián a costa de arruinar su propia vida, y los otros se harán pendejos. Y ahí se cierra el círculo: te vuelves la carga de quienes a su vez lo fueron en su momento (Porque sí, digan lo que digan, alguien a quien tienes que mantener es una carga). Y qué lamentable, pues se vuelve un círculo de desdicha.


Aclaro algo: tienen mi respeto quienes soportan el difícil rol de ser padres sin molestar a otros ni sintiéndose que eso les hace especiales o merecedores de más, pero de los otros, los padres que fastidian de manera continua a otros a su alrededor queriéndoles forzar a también tener hijos y diciendo un montón de falacias, a esos no les respeto en absoluto.

Quien esté leyendo esto le sugiero que si tiene de ese tipo de amigos, que solo están neceando con que debes tener hijos y que si no los tienes "no puedes opinar, no sabes hasta que los tengas, eventualmente vas a cambiar de opinión", que consideren qué tanta confianza a largo plazo les pueden otorga. Gente que no respeta nuestro derecho a decidir y que aparte cree que un evento biológico que favorece la continuidad de una especie es un "milagro único" que les concede el derecho de, tanto en el lugar de trabajo como en la vida diaria, exigir mayores derechos y consideración, y sentirse que han descubierto alguna especie de iluminación que les pone por encima de otros que no han seguido ese mismo camino.

Y a los que apenas planean tener hijos, piensen si actualmente les sobra el dinero y tiempo para emprender tal aventura, y si su respuesta es afirmativa, considérenlo. El concepto de familia y paternidad tiene su importancia, pero no es lo grandioso que nos han querido hacer creer. Tengan cuidado no de cómo habrán de concluir su camino, sino de las decisiones que toman al ir recorriéndolo. Pues a fin de cuentas, todos vamos a morir por igual. La diferencia es que algunos lo harán luego de haber tenido una vida libre y plena, y otros no.
Leer Completo ...

3 ago. 2008

Top 10: Asesinatos más famosos y recordados en Monterrey, Nuevo León (México)

(Esta entrada fue en un principio escrita en 2008 y su última actualización de su contenido fue en 2017. Discrepancias entre la fecha original y las fechas nombradas en los hechos se deben a dichas actualizaciones)

La siguiente lista no es en órden jerárquico, y su intención es únicamente exponer un fragmento de la historia del Estado de Nuevo León en cuanto tiene que ver con su historia y los asuntos relativos a seguridad pública.

1) El Caso Santoy o el Asesino de Cumbres


Diego Santoy Riveroll, de 21 años de edad y estudiante, asesinó en la colonia Cumbres a los dos hermanos Erik y María Fernanda (de 3 y 7 años) de su exnovia Erika Peña Coss. Los niños fueron acuchillados, y Erika resultó gravemente herida.

Luego de cometer el asesinato, Diego secuestró a la ayudante doméstica que trabajaba en la casa, la puso en la cajuela de un automóvil, y se alejó. Tiempo más tarde, dejó en libertad a la mujer y el coche se encontró abandonado. Los elementos de la Agencia Estatal de Investigacion hicieron una búsqueda intensiva esa noche en la ciudad.

Por otra parte, la población civil se mostró indignada ante la naturaleza del asesinato, y los medios le dieron una mayor cobertura al tratarse de los hijos de Tere Coss, mujer que trabajaba en una sección de astrología en el canal 12 local de Multimedios Televisión. La gente difundió en internet su imagen rápidamente y pedían castigos elevados de tono contra él.

Se dijo que el móvil fue la venganza contra su exnovia por haberlo dejado. Después surgieron otros detalles no comprobables, como la hipótesis sobre Erika enterándose de que Diego mantenía relaciones sexuales con su madre, ayudó a que el crimen ocurriera como represalia contra la señora Coss.

Finalmente, al fugitivo se le capturó junto con su hermano al llegar hasta Oaxaca. En los careos correspondientes, el público fue confundido, pues Diego acusaba a Erika de complicidad en el hecho, como ya se dijo anteriormente. Incluso clubs de fans se formaron tanto para uno como para otro, alegando su inocencia, atraídos por -según declaraban- el atractivo de ambos, o por lo convincentes que les sonaban sus palabras.


Al paso de los años, en 2014 se supo la noticia de la boda de Erika Peña Coss con un joven de nombre Mike Otto, misma que se llevó a cabo en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, contrayendo matrimonio con lo tradicional del lugar, ya que se acostumbra caminar por las calles acompañados de sanqueros vestidos de novios, semejando un desfile, en donde los invitados acompañan a los contrayentes rumbo a la iglesia.

Las fotografías del enlace de Erika Peña Coss y Mike Otto fueron filtradas en redes sociales, en donde los “contados” invitados compartieron el momento especial de la joven, sin embargo no se pudo encontrar en ninguna de las imágenes a los padres de Erika Peña, pero sí a su hermana Azura Peña.

La abogada Raquenel Villanueva, quien defendió a Diego Santoy, se encontraba en la Pulga Río, cuando tres sujetos armados con rifles AR-15 dispararon en su contra, dejándola sin vida para después salir huyendo. Era célebre como abogada de miembros del crimen organizado. Se había salvado ya de anteriores atentados, pues era común para ella el recibir amenazas. Finalmente, fue ejecutada.

Por su parte, Diego Santoy Riveroll ya está casado y tiene un hijo. A esa fecha, años después del crimen, quedan dudas no resueltas.

2) El Caso Castrillón (Asesinato de Ana Nassar Campos)


El joven de entonces 16 años de edad, Julio Castrillón Escobar, dio muerte en su propia casa a la niña de 13 años Ana Nassar Campos, en enero del 2002.

La niña fue invitada al cuarto del joven. Él tocaba la guitarra y ella se sentó en la computadora a revisar cosas en internet. Julio tomó una mancuerna de 10 kgs, se acercó por detrás de Ana y le asestó dos fuertes golpes en el cráneo. Al desvanecerse la víctima, el joven la arrastró al baño, y le hizo 3 heridas en el cuello al cadáver y le amputó el dedo índice derecho.

Julio colocó el cuerpo de Ana en posición fetal dentro de una caja de plástico, lo arrastró por la biblioteca y las escaleras, pasó por la primera planta de su casa y finalmente semienterró a la niña en su jardín.

El crimen causó polémica pues el homicida es hijo de un reconocido militante del PAN, exdiputado local y funcionario con licencia de la Secretaría de Educación en el Estado, cuyos abogados intentaron demostrar que el menor padecía una enfermedad mental. Julio terminó en el Consejo Tutelar de Menores, de donde intentó fugarse, aunque sin fortuna.

Los rumores decían que el joven era acérrimo fan de la música de Marilyn Manson. Ésto último dio un arma a la gente para que mostrara nula tolerancia y apertura a que la banda se presentara en Monterrey en el 2003. La propia madre de la niña, Arsenia Campos de Nassar, fue quien orquestró dichas protestas, las cuales al demostrarse que no tenían validez en sus acusaciones finalmente fueron dejadas atrás.


Julio Castrillón recuperó la libertad a principios de 2007. Afirma estar arrepentido y haberse reformado.

3) El Crimen de la Casa de Aramberri


El 5 de abril de 1933 se perpetró el famosísimo Crimen de la Calle Aramberri. Mamá e hija fueron degolladas para robarlas, mientras el padre estaba trabajando. Los asesinos, entre quienes figuraba un sobrino de la familia, fueron ejecutados frente a los ciudadanos.

El suceso se convirtió en una leyenda urbana, donde algunos aseguran que se escuchan voces o lamentos en el lugar. Otros mencionan que un niño recordó las palabras de súplica de las víctimas: "¡No me mates, Gabriel! ¡No me mates!", aunque otros llegaron a decir que se trataba de un loro en vez de un niño. Como ocurre comunmente, la verdad es distorsionada al paso del tiempo.

La casa, ubicada en Aramberri 1026 Ote. permanece deshabitada y ha sido un centro turístico macabro en Nuevo León. Recientemente sus entradas y ventanas fueron selladas.

4) Atentado del Casino Royale de Monterrey


El Casino Royale, lugar de juego con apuestas y entretenimiento, fue atacado el 25 de agosto de 2011 por miembros de la delincuencia organizada. Murieron más de 50 personas, mas otras que resultaron heridas.

El entonces Presidente de México Felipe Calderón dijo en su cuenta de Twitter: “estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales sin escrúpulos. Todo el apoyo a NL”. La gente del Estado unió sus voces en las redes sociales manifestando su repudio a los criminales, así como también a las autoridades.

Aunque se dijo un número oficial de víctimas al reportarse de manera oficial, en redes sociales muchos afirmaron que en realidad se trató de más de lo mencionado.

5) Alfredo Balli y el Crimen de la Vaca Pinta


“El Monstruo de la Talleres”, "Dr. Salazar", y "El Vampiro Balli" son algunos aliases de Alfredo Ballí Treviño, quien el 8 de octubre de 1959 asesinó en su consultorio de la colonia Talleres a Jesús Castillo Rangel.

Ballí, de 28 años, aplicó pentotal sódico al joven de 20 y lo desangró. Al terminar de vaciar su sangre lo descuartizó y sepultó. El médico fue descubierto y sentenciado. Logró evadir la pena de muerte, en ese entonces aún vigente en México. Su pena finalmente se conmutó por 20 años de cárcel.

De acuerdo con el reporte policiaco, el crimen de Ballí ocurrió entre las 12:00 y las 14:00 horas del jueves 8 de octubre de 1959. Tras una discusión, el pasante de medicina aplicó la droga a Jesús con un trapo y después le inyectó más.

Ya inconsciente, lo llevó a un baño contiguo a su consultorio de la colonia Talleres, un inmueble de un solo piso que hoy luce rejas y, bajo la regadera del cuarto que fue tapiado, desangró a la víctima cortándole con un bisturí la cabeza. Después de lavar el cuerpo, lo llevó a una camilla en la que seccionó el resto en siete partes; envolvió los trozos en una lona, metió el bulto en una caja de cartón y la puso en la cajuela de su Chevrolet 1958.

El pasante llegó a la colonia Buenos Aires, donde ya lo esperaba Francisco Carrero Villarreal, un trabajador ocasional, quien presuntamente sin saber el contenido de la caja la reubicó en su auto. Se dirigieron al Rancho La Noria, cercano a lo que hoy es el Puente Chapultepec. Ahí los esperaba el tío de Francisco, Guadalupe Villarreal, quien permitió sepultar lo que Ballí dijo eran restos médicos sin importancia. A la mañana siguiente, Manuel Ovalle, policía auxiliar de Guadalupe y pastor de vacas, pasó por la zona y siguió a uno de los animales que se desvió del camino, una vaca pinta, muy comentada en Monterrey por aquellos días. “La seguí para atajarla y vi un montón de piedras al pie de un arbusto de esos que llaman tenazas”, dijo, y advirtió que le pareció extraña una acumulación de piedras y que hubiera girasoles aplastados. Así supo cómo es que la vaca hizo el hallazgo.

Respecto al motivo del crimen, un ex-compañero de reclusorio y paciente de Balli argumentó que el crimen se debió a que Jesús era la pareja sentimental del pasante y que, al avisarle aquél que lo abandonaría, decidió quitarle la vida.

Fuentes cercanas a la familia lo negaron. Dicen que Jesús, a quien Ballí conoció desde que estaba en la prepa y a quien le dio trabajo por 10 años, empezó a causarle problemas, se negaba a devolverle un préstamo y hasta lo hirió con un desarmador en el pecho. “Él se arrepintió”, dijo un amigo. “Dijo que lo hecho, hecho estaba, y que si pudiera volver el tiempo atrás, no lo haría".

Durante su encarcelamiento, atendió pacientes tanto internos como también gente de fuera. Al ser liberado en los años 80, siguió dedicándose a la medicina, y se supo que atendía pacientes por costo simbólico o cooperación, e incluso llegó a organizar reuniones y carnes asadas para amigos, viviendo en público sin negar su pasado pero a la vez con reserva de ello y esforzándose en mostrarse como alguien diferente al de antes.

6) Asesinato de la Familia Aguillón Martínez


En el año de 1994 en el interior de una casa del municipio de San Nicolás, una familia completa fue encontrada sin vida. Alfredo Aguillón Originales y su esposa Karla Patricia Martínez de Agullión, de tan sólo 17 años de edad, y el pequeño hijo de ambos,

Alfredo (de un año y medio de nacido) y sus padres fueron encontrados en el interior del número 830 de la calle Montes de Toledo, en la colonia Las Puentes 7o sector, asesinados a puñaladas.

7) El secuestro y asesinato del niño Hernán Marcelo Villarreal Urrutia

El niño Hernán Marcelo Villarreal Urrutia, de nueve años, fue plagiado al salir de clases del Colegio Contry. Fue secuestrado por el uruguayo Jorge Bochkavior Futivo, alias “El Ruso” y su cómplice Juan Carlos Pedrón Kury.

No se sabe si fue obligado o por engaños, pero el niño Hernán subió a un automóvil Ford Topaz blanco, con reporte de robo. Los delincuentes obligaron al niño Hernán a grabar un mensaje que decía: “Papá, mamá, estoy bien, vengan por mí, saludos a mis hermanos”.

Después de la grabación, El Ruso le inyectó al niño un centímetro cúbico de Rompun, una sustancia que sirve para inmovilizar a animales en las cacerías. Luego ordenó a sus cómplices Pedro Kuri, Anselmo Franco y Nicolás Tamez Ramírez, que asesinaran al niño y tiraran su cuerpo en las afueras. Para perpetrar el crimen, utilizaron un cable eléctrico para estrangularlo. Luego echaron el cadáver a un costal de ixtle y lo abandonaron en la población de El Barrial, en Santiago, uno de los municipios vecinos de Monterrey.

La noticia trascendió a los medios de comunicación. En un principio no se reveló nada, pero todo se supo cuando trabajadores de la Secretaría de Obras Públicas descubrieron el cadáver del niño en el fondo de una noria.

Luego de los análisis, se comprobó que el cuerpo sí era del niño Hernán Marcelo. El Ruso y sus cómplices al no tener con qué negociar huyeron de Monterrey, pero fueron capturados en la Ciudad de México. Tiempo después del encarcelamiento de los delincuentes y su líder, y un intento de fuga, El Ruso fue trasladado a una cárcel del estado de Morelos, en donde permaneció hasta mayo de 2013, ya que murió de un paro cardiorrespiratorio a la edad de 60 años.

8) El Caso de las Hermanas Millet Medina


Las hermanas Millet Medina, Laura y Elda, estudiaban en Monterrey en el ITESM, en los años 70. Las estudiantes foráneas provenían de Mérida, Yucatán.

Las hermanas fueron abordadas por un hombre de nombre Edgar tras ir a un antro (club nocturno) del área metropolitana. Edgar era egresado del ITESM, misma institución en que las hermanas estudiaban. El hombre se ofreció a llevarlas a su casa en su coche.

Se dijo en lo reportado y las declaraciones tomadas por las autoridades que ya en camino y dentro del vehículo, una de las hermanas rechazó las propuestas de Edgar, y éste sacó un revólver y les apuntó, llevándolas a un paraje solitario. Abusó de ambas jóvenes, y asesinó a Laura. Elda sobrevivió al disparo gracias a la posición a la cual giró su rostro al recibir el impacto de la bala. Al huír el asesino, la joven pudo arrastrarse a la carretera y fue auxiliada por automovilistas que se detuvieron. Tiempo después se identificó a Edgar como alguien de una familia de dinero y bien acomodada de Monterrey. El caso indignó a mucha gente, en particular a la población femenina, por las opiniones mal informadas de muchos terceros, presuponiendo detalles personales de las víctimas por su procedencia o condición, minimizando los hechos y en ocasiones justificándolos incluso o culpando a las jóvenes por lo ocurrido.

La hermana sobreviviente volvió a su ciudad natal. Edgar pasó un tiempo huyendo en Texas, Estados Unidos. Al final fue localizado y capturado. Se le dio una condena superior a 20 años en el Penal del Topo Chico.

9) Asesinato de Eugenio Garza Sada


El 17 de septiembre de 1973, Eugenio Garza Sada fue asesinado por un comando de la Liga Comunista 23 de Septiembre. En el libro Eugenio Garza Sada se describe así el acontecimiento:

La luz roja del semáforo en la esquina de la calle Quintanar lo distrajo de sus pensamientos, pero la alerta surgió de pronto cuando una camioneta Falcon los interceptó impidiendo el avance de su auto. Dos hombres jóvenes, armados, bajaron rápidamente para someter al conductor y a su ayudante, mientras uno más sacó con violencia al industrial del asiento trasero. La resistencia que opuso el anciano hombre en su intento por defenderse con la vieja pistola que portaba, desató la balacera en la que el empresario fue abatido.

A sus funerales asistieron 50,000 personas, el entonces presidente de México Luis Echeverría Álvarez, el gobernador de Nuevo León, Pedro Zorrilla Martínez y el exalcalde de Monterrey, Julio Camelo Martínez, se sumaron al cortejo fúnebre. Al mismo tiempo, 160,000 obreros y trabajadores suspendieron sus labores en señal de duelo.

10) Asesinato de la quinceañera Martha Angélica "Gely"

Martha Angélica Duarte, o "Gely", como solían llamarle, era una joven que recién había cumplido los 15 años y habitaba en la Colonia Granjitas La Silla. Estaba por inscribirse para cursar la carrera de secretaria bilingüe.

En el mes de septiembre de 1991, fue vista por un par de individuos. Los dos la interceptaron y secuestraron mientras estaba en la parada del camión urbano, y la llevaron a un lugar apartado donde otros 3 delincuentes se les unieron. Se drogaron, abusaron de ella, y al final la ataron y asesinaron.

Los padres habían reportado su desaparición a la policía y habían estado buscándola por cuatro días. Se dieron cuenta luego de que un niño había encontrado el cuerpo de la joven desaparecida en el lugar en que fue abandonada, desnuda y atada. Luego de confirmar su identidad, la policía continuó las averiguaciones y entrevistas a los vecinos. Se investigó a múltiples sospechosos, hasta que en noviembre fueron detenidos los 5 perpetradores. La sentencia no fue la misma para todos. El crimen se convirtió en uno de los más tristes y a la vez indignantes de Monterrey durante la década de los noventa en la ciudad.
Leer Completo ...