29 may. 2009

Personas Odiosas del Trabajo (Aventuras de Spawny)

Yo no discrimino, los odio a todos por igual

Sean sinceros... ¿Acaso no hay alguien a quien odien tanto que el trabajo se hace amargo?

Ya sea que te dediques a algo relacionado a tu carrera, algo tecnico, o a genericos pero honrosos empleos de ventas y servicio en cualquier rubro, puedes estar seguro de dos cosas desagradables que estarán ahi para arruinarte la armonía laboral: una es Secretaría de Hacienda, y la otra son los distintos tipos de compañeros odiosos.

Su amigo Spawny piensa en ustedes, y siendo un engendro del infierno que trabaja en los valles desolados de fuego y azufre de un sitio que es la cumbre de la burocracia y el capitalismo, ostentoso de nombre y grueso en sus filas de diablos a manos llenas, he visto cosas... tantas cosas que si bien algun listillo entre ustedes puede decir "¡Hey! Yo tambien conozco eso, no es nuevo", no tienen idea de la intensidad de quienes yo he visto. Asi que calla, pretencioso mortal. Deja de tocarte un momento a ti mismo viendo youporn.com o de visitar a esas pobres atrofias sociales que llamas tus amigos en sus espacios de facebook u otro sitio semejante, pues aquí estan...

(DISCLAIMER: Si te identificas con alguno de los mencionados, no es mi problema. Es mi opinión personal. Pero si te cala, tanto mejor, pues si eres uno de los que en un momento voy a describir... ¡DEJATE DE MAMADAS Y SÉ NORMAL, PENDEJO!)

LOS TIPOS DE PERSONAS ODIOSAS EN UN TRABAJO

1) El Vendedor

mujer vendedora

A primera vista, este tipo de compañero no es un problema. Incluso puedo decir que actualmente me llevo bien con este personaje en mi trabajo. El problema es que en muchos es multifacético, y al volverse asi, es un problema. Me explico: No pasa nada si se trata del clasico que trae taquitos, tortas, sandwiches, o alguna cosa para vender. Caray, el tipo esta tratando de ganarse la vida, por los dioses. Incluso algunos se pasan de buena gente con los lacras que les piden fiado y jamas les pagan la comida que con tanto trabajo hacen y empacan para llevar al trabajo todos los dias.

Ah, pero de pronto, el Vendedor puede mutar en un mugroso y tramposo Dealer, al estilo más gitanesco y manipulador, que seria la envidia de cualquier grupo católico. De pronto parece que trae de todo: celulares, cosméticos (si, tipos que los venden), ropa, medicamentos/productos milagro basura de la TV, piratería en música, software, cine, etcétera. Y como ya dije, comida.

¿Que pasa entonces? Los ingenuos le encargan mil y un cosas, que a veces hasta le traen de otro lado, pues "Tiene un compa que va pa'l otro lado y se los consigue". Invariablemente este tipo empezará a fallarles. Tanto en la calidad de lo que les lleva, como en si hacérselas llegar. Y un buen dia se largará, aun debiendole algunos pedidos a quienes fueron suficientemente necios para creerle. O peor aun: les hace caer en el que es el método de ahorro para tontos: las tandas. No hay mayor automentada de madre que hacer eso. Solo imaginense, al entrar a una tanda estás diciendo: "Hola! Vengo a entregarle mi dinero periodicamente a un grupo de gente que en verdad no conozco y bien podrian despedirlos y desaparecer sin darme nada de vuelta, porque soy demasiado pendejo y poco administrado para hacer mi ahorro por mi mismo en una cuenta de ahorro o a plazo fijo". El Vendedor aprovecha a este tipo de incautos.

2) El Lástimas

persona chantajista buscando lástima

Éste es habilidoso. Tiene labia, igual que el anterior, pero es aun mas siniestro y perjudicial, ya que él no vende ni ofrece nada en absoluto. El tipo comienza como un bateador estándar; es decir, el conocido "Oye, ¿no traes un cigarro?". OJO: No estoy diciendo que todos los que piden cigarros u otras cosas de vez en cuando sean en si pre-evolución de El Lástimas, pero está ahi en ellos realmente, asi que no lloriqueen como nenas quejandose de que les quedó el saco, pues mi corazón demoniaco es insensible, y lo más probable es que los envíe a tocarme fanfarrias en tono bajo antes que retractarme de lo ya dicho.

Ya en su más asquerosa y purulenta evolución, será algo así:

LASTIMAS: Oye, Spawny...
SPAWNY: ¿Que?
LASTIMAS: Oye, es que... no traes dos pesos... para el camión?
SPAWNY: Aja. Toma.

Al dia siguiente:

LASTIMAS: Oye, Spawny...
SPAWNY: ¿Si?
LASTIMAS: ¿Traes 5 pesos, para completar para la comida?
SPAWNY: Mmmh... Si, anda... toma...
LASTIMAS: Mañana te los pago, gracias (ese mañana nunca llega)
Finalmente, otro día:

LASTIMAS: Oye, Spawny
SPAWNY: ¿Siiiiiiiii...?
LASTIMAS: Es que me da mucha pena, hermano (nótese el salto confianzudo)
SPAWNY: ¿Que cosa?
LASTIMAS: Es que mira hermano, me da mucha verguenza en serio, pero es que quiero ver si me puedes ayudar...

A continuación, una tragimentira que maravillaría a los productores de Televisa y los haria desear comprarla para sus mal llamadas telenovelas. Ustedes imaginen, hay un repertorio bastante rico para el sablazo del Lástimas: madre/esposa gravemente enferma, hermano/hijo/pariente preso, o esos tan terribles bancos y financieras que tienen la enooorme desfachatez de decirle que debe pagar lo que se le prestó. Aqui el debil de corazón (y de cerebro) puede llegar a soltarle N cantidad. No hay limites; uno de los casos que conocí fue de un Lástimas que se fugo luego de conseguir más de 20 mil pesos prestados, y aparte mercancía que le encargó a El Vendedor de su sitio de trabajo, la cual obviamente jamás pagó. ¿De quién es la culpa? Del que es suficientemente idiota para saber que un extraño que clama estar en desgracia es, ante todo, un EXTRAÑO precisamente.

Por supuesto, lo mejor es la respuesta franca:

SPAWNY: ¿Sabes? Bien podria prestarte, si me sintiera Santa Claus. El unico detalle es que si no te veo pagar 5 míseros pesos, dudo mucho que puedas pagarme la cantidad de N. Lo lamento, pero no puedo confiar en ti, y me encargaré de que los demás lo reflexionen también. Si quieres dinero, considera el crimen y/o la prostitución.

3) El Pitoloco "Galán" / La cachonda "Zorra"

Ya todos lo hemos vivido: algun miembro en particular de tu equipo de trabajo, o alguien a quien ves ahi en tu rutina, en el cual posas tus ojos y no puedes evitar ver en tu mente un letrero en grande, de luces grandes multicolores, estridentes sonidos de fiesta y alarma, con la palabra en letras del tamaño de Godzilla:

"¡ SEXO !"

Peor aun: pueden llevarte al extremo de enamorarte, si eres lo bastante tonto. Y entonces tendrás problemas. (NOTA DE ALEXANDER STRAUFFON: Esto es tan cierto como las mayores verdades del Universo. Spawny olvida mencionar que aplica también en las escuelas y otros lados. NUNCA, NUNCA se interesen en la sexycabrona. Es como poner los testículos en un cascanueces) Déjenme decirles una verdad de esos ejemplares:

El principal motor de el golfo/la zorra es la histeria. La avidez de atención le hará subyugar y apendejar a quien se deje, y puedo asegurarte algo, lector: le vales madre. Y aun si los cuerpos celestes se alinearan y esta persona ande contigo, aun asi le vales madre. Existe por y para si mismo(a), y se procurará placer y atención por encima de todo. Y pobre de ti si caes en el juego, pues por celos llegarias a hacer una escenita poniendo en peligro tu trabajo, como a tantos pobres cabeza dura he visto hacer.

Yo nunca entendí por que querrian tener a su pareja en el lugar de trabajo. Regla de oro: No cagues donde comes. No porque uno quiera dar rienda suelta al desmadre lejos de los ojos de la pareja, como algunos patanes hacen -a los cuales desprecio igualmente-, sino porque un individuo debe tener delimitado su espacio en cada nicho social donde se desenvuelve, no alentar a que se fusionen y permitir que otra persona arrebate tu identidad y gobierne tu amalgamada existencia.

Este personaje arrasará con todo. Puede manipular gente de todos los niveles, no por sus encantos en si, sino por la habilidad de interacción tan desarrollada que tiene. Su entrenamiento le permite obtener beneficios de todo tipo a expensas de los demás, ganar altos puestos, comprometer a otros en todo tipo de problemas, y salir siempre con una coqueta sonrisa y un perfecto peinado como en portada de revista. "Pero Spawny!" - dirá alguno - "Yo conozco a alguien que está guapisimo(a) de ahi, y no es malo, es super buena gente, muy buena persona". Falso. Simplemente eres muy tonto y no te has dado cuenta aun.

4) La Chismosa

Gente Chismosa

El nombre lo explica todo. Esta personita tiene una recurrente frase: "Te tengo un chisme". Se entera por vias diversas de los detalles de la vida personal y laboral de todos. Amoríos, urgencias medicas, problemas financieros, calumnias, promociones, cambios por hacerse en el trabajo, hasta cambios de sexo de gente que ni conoces. Una verdadera enciclopedia de morbo que invariablemente te atrae. Porque admitamoslo; odiamos a los chismosos, pero cuando comienzan a soltar su repertorio, algo hace *click* y muy a nuestro pesar nos unimos aunque sea unos minutos cerca de La Comadre, como si estuviera impartiendo sabiduria, cual Socrates y los suyos.

Un consejo: jamas te enemistes con La Chismosa. Trátale bien, pero ten presentes dos cosas: Jamás des tu opinión sobre la persona o evento que te está relatando, y nunca de los nuncas se te ocurra ser tan idiota como para contarle algo tuyo, por trivial que parezca, ya que si le cuentas que te quitaron un lunar, al dia siguiente el rumor será que tienes un huevo/ovario menos. Ten por seguro que te interrogará todos los dias; enseñate a mandarla a volar cortésmente y no soltar información.

5) El Grillero

Éste es del tipo de personas que "te arrastran". Todo está mal: el mundo, tus demás compañeros, el trabajo, y particularmente los jefes y sus decisiones. Incluso intentará manipularte para tomar acción sobre otros que a él/ella le estorben, poniendote en riesgo en caso de descubrir lo que andan haciendo. No detiene sus ácidas palabras ni acciones en un afán que parecería puramente nihilista, lo cual te hace preguntarte qué carajo hace trabajando ahí entonces, si tanto lo odia.

Le sobrarán pretextos. No intentes estudiarlo, y mucho menos cambiarlo. Evitalo, que no te relacionen con el, sobre todo los altos mandos. El Grillero tiene su ancla de alguna forma ahi, pero tu no. Ten eso presente. Más aun, si se te ocurre seguir el juego y vomitar mierda en tus palabras sobre todo, es quien irá a chismear y dejarte mal a los ojos de otros.

6) El Matado Lamebotas

Llegas a tu nuevo lugar de trabajo, y de pronto se acerca un individuo generalmente de postura rigida y cara de huelepedos de viejito, y empieza a escupirte órdenes. Como eres recien llegado, no quieres dar problemas y obedeces, cuando luego te das cuenta que es alguien que está a tu mismo nivel. Acabas de encontrarte con el Matado Lamebotas.

Este animalejo de la creación no conoce limites: una vez conoci a uno que iba al trabajo 12 horas cada dia, incluyendo el de su descanso. Su récord fue quedarse una vez de 9 am a 9 pm, y lo hacia sin que le pagaran. Se conformaba con las limosnas que le daban, otorgándole funciones parciales de otros puestos, y migajas de poder que inmediatamente queria usar con sus compañeros. Está de más decir que no le caia bien a nadie. Lo tuvieron de asistonto por mucho tiempo, hasta finalmente ascenderlo, cuando ya estaba en un nivel tan estresante que ni en su casa lo querian, y en el trabajo menos.

Es divertido cuando lo ves esperanzado en que le den su Santo Grial que es su ascenso, y siempre pasan por encima de el otros que han sabido dar buen uso a sus palabras (o a sus nalgas) para tener una mejor paga. El Matado se frustra y en vez de congeniar con sus compañeros y sembrar algo benéfico, se endurece aun más
.
Tampoco enfrentes a éste. Es fácil de ignorar, solo piensa un poco.

7) El Ñoño / Religioso

Nada mas purgante que estar oyendo nombrar a Dios tantas veces en el dia, que el mismo Dios se fastidiaria. De niño yo me preguntaba si esa habria sido una de las razones de que fuera un Dios iracundo en el Antiguo Testamento.

El ñoño religioso es una prueba a la paciencia de cualquiera. Todo son sus retiros o reuniones, sea catolico o protestante es seguro que se convertira en un dolor de cabeza si lo dejas acercarse a ti. Y muy sutilmente comenzara a querer criticar/cambiar tus gustos musicales y de vestir. Sus invitaciones en apariencia inocentes son todo un complot elaborado para que engroses un ya numeroso ejercito de mentes huecas. Te dejara panfletos, minicomics, imagencitas, y porqueria y media

¡Nada de miramientos! Dile a voz en cuello "¡El poder de Cristo te ordena: vete a la chingada!"

8) El Pocho

Éste ejemplar tiene el encanto de un colon irritable. Es odioso oirlo hablar. Y no, no es porque emplee el spanglish de esa forma tan pintoresca, es lo de menos. El problema es que está orientado a creer que pertenece a los, como les dicen cariñosamente los hispanos, "bolillos" (estadounidenses).

Cuando hablas con el pocho, invariablemente contará sobre lo chingón que era estar en Nueva York, en Los Angeles, en Boston, en la Madre que Lo Parió. Y asi haya estado en algun lugar pedorro, gris, y sin encanto... sin querer mencionar alguna ciudad en específico (NOTA DE ALEXANDER STRAUFFON: Detroit, para quienes no cacharon) te lo pintará como si hubiera visitado el Edén, la Irem de los Mil Pilares, la Chingonópolis donde todo es grandioso, no como ahora en ese sitio infecto donde tuvo el buen corazón de venir a bendecirnos con su compañía.

La pregunta directa para el Pocho enamorado de los Estados Unidos es: ¿Por qué no te quedaste allá entonces, idiota?

9) La Dramas

Ésta es la más odiada de un servidor. Usa tu imaginación, lector. El comedor, estás intentando comer en paz, y esa criatura llega y se aplasta en la misma mesa junto con otros que dan cuerda a su parloteo.

LA DRAMAS: Es que fijate que mi novio me gritó y me zarandeó anoche, wey, y mi mamá salio y nos hablo a los dos y nos dijo que ya estaba hasta la madre, que pinche relación conflictiva. Y que le dice que ya no lo quiere en su casa y que se fuera a la chingada, y que le digo MAMÁAAA! Y que se enoja tu crees? Y es que ya no sé, él me dice que me quiere pero pues le vi su celular y todavia le manda mensajes a la otra mona, y ya me dijo fulanita que se estaban acostando. Ay no que miedo. Pero es que luego me llamó y me dijo que por qué le hacia eso, que el ya me habia pedido que no tuviera amigos hombres porque todos me quieren coger, y yo le dije que entonces no tuviera amigas pero el dice que es diferente. Y luego se puso a llorar y ay no, me dio cosa wey, y luego empecé a llorar yo también, y es que me dice que me ama mucho, y ya me marcó hoy veinte veces, bla bla bla bla...
SPAWNY: ........

A ésta la siguen una cohorte de tontos que creen que le importan sus consejos. Lo que quiere es atención y solo se oye a si misma, es una autodestructiva pseudomujer sin autoestima, de valores corruptos y enfermiza percepción del mundo, con conflictos desde la infancia no superados y extendidos al punto de ser una vomitiva persona clamando por lástima y dinámicas pasivo/agresivas. En realidad le encanta que la estén agrediendo y humillando, para luego tener qué contar. Tú nunca caigas en sus redes; que no te importe lo convincente que su teatrito se vea, es una persona nociva y como tal debería ser sepultada en caca e incinerada acto seguido.

10) El Gay Alfa

Todo trabajo tiene sus gays. He de decir que los compañeros gay muchas veces son mas amables y confiables que la perrada común. Solo hay que tener cuidado con el Gay Alfa, al cual reconocerás con su resuelto paso, mirada altiva, y modales aunque delicados y amables, firmes y autoritarios a su vez.

Generalmente el Gay Alfa es buen empleado, y resalta de entre sus semejantes, a los cuales domina de una u otra forma. Sus reuniones, planes, u otras cosas son dirigidas por él. Generalmente no se mete con otros, se orienta a ser diplomático. Solo debes tener cuidado de una cosa: tarde o temprano irá a darte una retroalimentación (o crítica, tomalo como quieras). Hagas lo que hagas, no respondas a ella de forma hostil. Quedarás peor tu, y lo más probable es que no lo esté haciendo por molestarte. Si lo tratas mal, tendrás como enemigo a un gremio muy fuerte. Extiende tu cortesía hacia él.

11) La Anciana

Ésta en particular da mucha tristeza, pues casi siempre es buena persona, pero demonios... cómo desespera.

La Anciana es la que a pesar de ser una señora de edad, por hallarse entre gente más joven, comienza a tomar actitudes, expresiones, y decisiones como ellos. No es que se le deba discriminar por su edad, y tiene derecho a echar desmadre y lo que quiera, solo que muchas veces llega a forzar la nota y la gente mal rollo la toma por burla a sus espaldas. Aunque no se respete a si misma, haz tu lo propio, tratándola como el ser humano que es. Y sobre todo, tambien evita darle a conocer cosas de ti, porque aunque parezca toda dulzura, facilmente se convierte en La Comadre o Ñoña Religiosa. Y no quieres a una de esas cerca de ti, o aun peor: alguien adjudicandose el rol de tu segunda madre.

12) El Lacra

Solo el Señor mismo, en su eterna sabiduría y completo conocimiento del tiempo y el espacio, tiene idea de por qué a un rastrero gusano bañado de pus como es El Lacra le permiten seguir trabajando ahí. Tú nunca lo sabrás.

En serio: tiene faltas, llegadas tarde, sus números son mediocres, no atiende instrucciones de forma rápida y/o completa, cumple con el código de vestir de la oficina de la forma en que le parece aceptable a su punto de vista, y encima hace trampa en su trabajo, e incluso llega a robar.

No te la parezcas, ni te le acerques tampoco. Seguirá siendo un misterio el porqué lo dejan estar ahí, pero de hacer tu lo mismo, te despedirían en un parpadeo.

13) El Naco

Malhaya la hora en que se inventó algo tan corriente como el futbol soccer, el reggaeton o música colombiana, y lo demás que forma el universo de los pocofinos. El Naco siempre está hablando, apenas al llegar a la oficina, del desempeño de algun equipillo pedorro de jugadores mediocres y seguidores AÚN MÁS mediocres (El Monterrey, Los Tigres, etcétera).

También hablará de música pedorra, traerá bajo su ropa camisas ridiculas deportivas, y si tiene auto será una visible extensión de su naquez en apariencia. Para él, su alcoholismo es una virtud, el ser iletrado significa que es "de la banda". Él no conoce la verguenza, ni sabe callarse, y no entiende como puede haber seres que sí terminaron de evolucionar del mono, y tienen otro tipo de gustos e intereses.

14) El Stalker

Digámoslo simple: Si los de Recursos Humanos contrataran una escoba y le pusieran falda, ese cabrón estaría masturbándose la primera vez que la viera en el cuarto de limpieza.

El Stalker ataca a todo ente femenino. Les envia correos, se acerca de forma amenazadora, no tiene el tacto para medir su proximidad y siguiente táctica para adecuadamente envolver y generar confianza con la persona de su interés. Incluso puede ponerse agresivo ante el rechazo, y más insistente aun después de ser amonestado por los superiores.

Generalmente es saludador. No le niegues el saludo, pero no convivas. Podrían creer que te has unido a su equipo.

15) La Fiestecitas

Todo es reuniones, todo es agarrar el pedo, ir al rancho de Fulano de Tal, y por supuesto inundar el correo de invitaciones y mensajitos, mismos que los otros tontos ni hartos ni perezosos comienzan a contestar dándole "Reply All".

Tú decides. Si les sigues el paso, acuérdate que todo lo que ocurre en una fiesta de trabajo se sabe, y siempre hay quien le informa a tus conocidos de fuera.

16) El Oscuro Freak

Asocial. Neutro. No te metas con él, no se meterá contigo. No le agobies preguntándole por sus escritos/pinturas/dibujos de forma irrespetuosa como si fuera un mono al que estás viendo en un zoológico. Si no vas a respetarle o tener un interés genuino, a él si es mejor que ni siquiera le saludes. Te estará agradecido.

El conteo ha terminado. ¿Gozaste la lectura, querido lector? Ojalá sí. Oh, y quién pensaría que esos son tan solo tus compañeros, su fauna detallada. Hay también distintos tipos de jefes, por supuesto. Pero ésa... es otra historia.

...

No hay comentarios.: