4 sep. 2010

Película: El Infierno (y reflexionando sobre el Bicentenario)



El día de ayer fui al cine, a ver la recién estrenada película El Infierno, la cual tiene como temática el narcotráfico, los inmigrantes ilegales buscando el sueño americano, y los pueblos fronterizos pobres que viven en la desolación y la incertidumbre.

El director es Luis Estrada, realizador de la película LA LEY DE HERODES. En la película se narra la historia de Benny García, un sujeto que sale de su pueblo luego de darse cuenta de lo jodido que está y que su futuro se ve más jodido aún. La película comienza con él despidiéndose de su madre y su hermano menor, prometiéndole regresar por él.

A partir de ahí, el director hizo un excelente trabajo al mostrar tanto el sentimiento de incertidumbre del hombre pobre promedio, y el cómo es más la necesidad que la codicia lo que le orilla a servir al narcotráfico. Es genial la actuación del señor Cosío, a quien algunos recordarán como "El ¡Mascariiiiiita!" en MATANDO CABOS. "Este pinche país..." es una frase introductoria en más de un diálogo ahí. Y no es para menos: ésta obra de humor negro retrata la situación actual del país, sus narcos, sus políticos, y sus pobres.

Respecto a los políticos, sale a relucir la campaña contra el crimen organizado montada por Calderón, hacen resaltar sus frases, sobre todo el dudoso "estamos ganando". Se inmiscuyen en una guerra por la plaza, sostenida entre los hermanos Reyes, Don José y Don Pancho, de quienes se derivan sus brazos armados Los Reyes del Norte y los Panchos, respectivamente.

El personaje de Benny García es el ejemplo de lo que sucede con muchísimos mexicanos que han decidido abandonar el estudio y la lucha por sobresalir con un trabajo honrado, para pasar a engrosar las filas del crimen organizado y participar en la venta de droga, secuestros, asesinatos, y extorsión. Al estar viendo la película y reír con las bromas y situaciones, es inevitable pensar si nos hace gracia por creativo, o por ser completamente cierto lo que dicen o presentan.

¿Y qué les puedo decir? Seguramente algunos creen que es un conjunto de viejas encueradas, cogedera, gente drogándose, balaceras, ejecuciones explícitas, y mentadas de madre. No los engañaré, trae todo eso y más, pero la clave es el presentarlo a manera de que se convierta en una crítica política y social, una forma de señalarle al gobierno que no se necesita ya recurrir a la ficción para presentar algo que a todas luces es inquietante. El director merece reconocimiento por ello en ésta película.

Algo importante señalado en la película, y que es motivo de reflexión, es el festejo del Bicentenario. Incluso el mismo presidente municipal sale hablando de ello y de los héroes que nos dieron patria, mientras está rodeado de narcos en el lugar, y a quienes no le queda más remedio que echarles flores también.

¿Dista eso de la realidad? No lo creo.

Habiendo caído el renombrado narcotraficante Edgar "La Barbie", y otros, mas aparte un concurso de belleza recién ganado que cualquiera con dos dedos de frente se da cuenta que tiene tintes de turbiedad, se nos presenta un panorama bastante curioso. Una encrucijada entre ver el México ganador de premios y combatiente que el gobierno con sus spots y comunicados se esfuerza en meternos en la cabeza, o ver el México que en materia de seguridad, empleo, y educación ha probado ser deficiente, ya que quienes se esfuerzan en obstaculizar el progreso en esas tres instancias son más (y a su vez, más proactivos) que quienes trabajan en mejorarlas.

Festejar el Bicentenario: ¿Sí o no?

Para éste momento ya todos saben que existen muchas voces convocando a no festejar y boicotear la conocida fiesta patria. Unos dan como motivo la seguridad en el evento, lo cual es aún agravado con el reciente anuncio de que probablemente el ejército no participará en la seguridad del evento. Otros, llaman a ello en represalia a las promesas incumplidas por el gobierno federal.

Un servidor piensa que una celebración cuenta con validez dependiendo de qué ideales y valores representa, y si éstos se encuentran aún vigentes en el presente, respetados y defendidos. Al ponerlo así, pudiera decirse que es digno de celebrarse. Después de todo, aquella gente que luchó contra el yugo extranjero opresor dio su vida por algo que veía más grande que su propia existencia: la libertad y la igualdad.

Es una pena que dicha libertad se encuentre secuestrada por grupos delictivos que se empeñan en perturbar la paz y sembrar confusión, y a su vez con los propios guardianes del orden y gobernantes teniendo traidores entre ellos, que ayudan a los enemigos de la nación misma a cambio de gratificaciones y/o favores involucrando protección.

Todos moriremos algún día; el reto es darle calidad a nuestra vida cuando aún gozamos de ella. Y creo que al hacer eso es la mejor forma de conmemorar a aquellos que se alzaron contra quien les hacía sufrir, pensando en la promesa de un mejor mañana.

Toda discusión sobre si ir al evento o no llega a lo mismo: "Que vaya quien quiera ir". Y es cierto. Pero tanto a partícipes como a opositores, les digo lo siguiente:

Honrar a tu patria está en cómo vives tu vida, no en alcohol o desmadre. Para nada estoy en contra de ello, pero estarán de acuerdo en que para el desmadre no se necesita causa o fecha particular. Si esa particular fecha de septiembre y oir "¡Viva la Independencia! ¡Viva Mexico!" significa algo, sé una mejor persona en... toda área, lejos de vicios, lejos del crimen, y eso hará grande a tu nación y a ti.

...

10 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que en general, la gente esta decepcionada, apatica, incluso un poco triste por estas pendejadas... actitud nos hace falta para ser mejores mexicanos, saludos

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que en general, la gente esta decepcionada, apatica, incluso un poco triste por estas pendejadas... actitud nos hace falta para ser mejores mexicanos, saludos

    ResponderEliminar
  3. Me parece que los mails que convocan a no festejar el Bicentenario son igualmente oportunistas, la situación económica y social del país ha sido la misma desde hace mucho tiempo, quejarse y festejar sólo porque se cumplieron años me parece la misma hipocresía.

    Creo que el cambio no la hacen las protestas silenciosas como no salir a festejar, lo hacen las personas todos los días con pequeñas diferencias.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Crudo...real...
    Pobre de mi México :(

    Me encantó tu post mi Alex, en serio.

    ResponderEliminar
  5. Escuché en la televisión que está muy fuerte la película pero no sé en que sentido, la veré para poder opinar.

    Mientras seguimos viendo como se desangra México.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. No había escuchado de esta película, a ver si me doy un tiempo para echarle un lente...

    Es bastante frustrante vivir en un país sin ya muchas libertades, en el que ya no sabes de quien cuidarte, y peor, al ver militares o policías, sentir más desconfianza que al estar cerca de algún chacal o wey con pinta de malandro... la culpa no es toda del gobierno, pero sí llegaron a alborotar el avispero muy cabrón de unos años a la fecha... saludos master!!!

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con vos. Pero lamentablemente muchos mexicanos llevan en el corazón al tequila, borrachos siempre habrá, y demás. Los crímenes se están incrementando, que se puede hacer?? enseñar a los hijos que tienen, que su tierra debe respetarse, tienen mucha riqueza cultural del cual sentirse orgullosos. Felicidades México lindo.
    Besos y abrazos, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  8. Esta pelicula esta bien chida.

    Me gustaría que todos los bloggers chidos de mi pais mexico la vieran, ya si no la reseñan no hay pex, pero si que la vean.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Como siempre es basto y muy acertado vuestro acervo QH; en primer termino la pelicula se ve que està buena, ese pinche mascarita me hizo cagar de la risa en matando cabos, la temàtica que describes segun me parece es una instantanea de la realidad de hoy.

    El festejo del bicentenario; si alguien lo concibe como una simple tertulia, con todo respeto y ateniendome a las consecuencias le digo que està bien pendejo o pendeja, la verdadera libertad, la verdaera honestidad y el verdadero cambio empiezan por nosotros mismos, el dìa que los que conformamos la sociedad cambiemos ese dìa la sociedad cambiarà, ningun presidente, lider, mago o dios tiene la varita màgica de la virtud.

    Recordemos al gran RENE DESCARTES Y SU FRASE "COGITO ERGO SUM" = PIENSO, LUEGO EXISTO.

    Excelente post como siempre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pus, suertudo tù que sòlo lo ves en el cina (yo lo vivo a diario) :S

    y no es nada agradable, màs bièn frustrante (u como se escriba)

    no se que es mejor "tratar" de acabar con la merdè o que siga pasando por "debajo del agus" :s

    Saludos.

    P.D. te sigo y no es acoso :P

    P.D.2 y valla que yo no sigo x seguir, o x que me siguen o p'a que me sigan (x que pretendo dar vueltas por los blogs amigos y el tiempo es muy poco (pero este parece valer la pena) :)

    ResponderEliminar

Puedes comentar como Anónimo sin tener que ingresar con tu perfil de Google o algún otro. Solo selecciona del menú "Comentar como" y elige entre dejar Nombre y URL que desees, o solo Anónimo. Gracias por visitar.