29 sep. 2010

KISS en Monterrey, Mexico (Auditorio Banamex)

KISS en concierto

KISS, legendaria banda representativa del glam rock, visitó por segunda vez la ciudad de Monterrey, México, ayer 28 de septiembre del 2010.

Se presentaron en el Auditorio Banamex, instalación remodelada de lo que solía ser el Auditorio Coca-Cola, en la calle Priv. Fundidora S/N de la Colonia Obrera.

Como apertura estuvo The Envy, dando un espectáculo bastante decente. KISS se presentó rato después, cayendo la gran cortina negra con el nombre de la banda, y apareciendo los integrantes en una plataforma elevada.

Por supuesto interpretaron temas de su más reciente album. Pero no pudieron faltar los más conocidos de otros tiempos "Lick it up", "I was made for loving you", "Love Gun", "Deuce", "I love it loud", y otros.

KISS en concierto

Paul Stanley socializó con la gente, les animó a cantar junto con ellos, y ondeó una bandera mexicana en cierto momento del concierto. "No hablo bien español pero entiendo sus sentimientos", dijo, al igual que hizo en la ocasión anterior que visitaron la ciudad.

Abrieron con "Modern day Delilah", dando paso a los otros temas ya mencionados. Tommy también tuvo oportunidad de lucir sus atributos como guitarrista durante un breve intermedio, al igual que Eric en la batería, ganándose los aplausos del público.

Fue genial para todos el que hayan tocado "Beth", "100,000 years", "Shout it out loud", y por supuesto la que debía ser la canción para el cierre luego del encore: "Rock and roll all night".

KISS en concierto

SET LIST- MONTERREY MÉXICO
  • Modern Day Dalilah
  • Cold Gin
  • Let me go rock’n’roll
  • Firehouse
  • Say Yeah 
  • Deuce
  • Crazy Crazy Nights
  • Calling Dr. Love
  • Shock Me
  • I’m An Animal
  • 100,000 Years
  • I Love It Loud
  • Love Gun
  • Black Diamond 
  • Detroit Rock City
  • ENCORE
  • Beth
  • Lick It Up
  • Shout It Out Loud
  • I Was Made For Lovin’ You
  • God Gave Rock ‘n’ Roll to You II
  • Rock And Roll All Nite
Leer Completo ...

22 sep. 2010

Ardidos, y amor maduro e inmaduro

Amor inmaduro Strauffon blog

Ah, el amor. El solo intentar darle una definición hace que todo se vuelva un problema. Los orientados a la objetividad científica, y a su veces fríos también por algún motivo personal, pueden decir que es meramente una actividad en la corteza cerebral que puede influenciarse e incluso neutralizarse. Un recurso del ser humano para justificar la creación de lazos sociales íntimos, y a su vez el placer del contacto físico.

Y por supuesto, también estan los que dicen que es el sentimiento que mueve al mundo, el motor de la Creación, el regalo más grande de Dios o el Universo. Pero siento decirles, esa viene siendo una visión distorsionada.

No crean que voy a echarle sin parar al amor. Lo que quiero es hablar sobre lo que es, su forma más madura y cercana a lo excelente, y también abordar el tema de los que llaman "ardidos", que son quienes llegan a veces eclipsar o echar a perder lo bonito -por decirle de alguna forma- de tal sentimiento.

Una aceptable definición del amor es ésta: el sentimiento de profundo afecto y unión con alguien, en que se le aprecia como un todo, y al cual uno está dispuesto a brindarle lo mejor de sí, sorteando los obstáculos que se puedan presentar. Es compuesto, según Sternberg, por los elementos de intimidad, pasión, y compromiso. Éstas tres variables comprenden estados de cercanía y mutuo entendimiento a nivel mental y físico. Tarde o temprano, cambia de ser pasional y arrebatado a un nivel adaptado de compañerismo, algo inevitable, y en el cual muchos escandalosos y exagerados pueden confundirse y decir que "la llama se apagó".

Y bien: ¿Qué es un ardido?

Un ardido es alguien que por ser rechazado por su amor, ya sea que alguna vez lo haya tenido consigo o nunca, tiene comportamiento errático, absurdo, e inmaduro a consecuencia de eso, esperando a toda costa que la persona esté con él.

Éstas personas son las que experimentan el amor en su forma inmadura. Si exploran la obra de Sternberg, a quien ya hice referencia, verán que subdivide en categorías más específicas el fenómeno. Yo prefiero decir como los viejitos: es de a dos sopas. Solo que en este caso, es raro ver a quien se va por la "sopa buena".

"Es que no puedo vivir sin ti, es que sin ti la vida no tiene sentido, es que la vida apesta y no vale si no estas a mi lado". Supéralo. Tú no dependes de esa persona para existir. Y lo que haces de humillarte buscándole o dejando mensajes directos o indirectos en tus redes sociales no hacen ningún bien tampoco.

Quien diga que estoy criticando, o que hablo como si no hubiera hecho lo mismo en algún momento de la vida, tengo por decir: Por supuesto que viví lo que ustedes. Y a más de una le rogué, me humillé, me lamenté. Y aunque tomó tiempo, aprendí mi lección. Por eso me atrevo a decirles que hay que ponernos un espejo enfrente, y/o un buen terapeuta a ayudarnos, dada la necesidad.

Y no es que les diga que no amen. Yo creo en el amor, lo valoro, pero esos apegos y dependencias que los dominan día con día son la versión enfermiza, patológica, del amor; por así decirlo. Y a quien corroe dicho mal es a uno mismo. Vean lo que sacrifican:

• Dignidad, la piedra fundamental del respeto hacia ustedes mismos, de donde surge su superación como personas.

• Tiempo, un recurso del cual nunca tenemos suficiente, y que con esfuerzo apenas y podemos controlar en parte y aprovechar. Menos aún se puede dedicándose a un lastimero y dependiente sentimiento cegándonos.

• Oportunidades, las cuales pueden ser sentimentales, laborales, o de cualquier otra naturaleza. Pero a fin de cuentas significan crecimiento y expansión, y a veces nos autosaboteamos por estar aferrados a una persona.

No le jugaré al motivador. De hecho odio a los motivadores, son unos desvergonzados vendedores de soluciones obvias. Yo les hablo claramente: se ven ridículos haciendo pública su psicopatología mal llamada "amor", y no les traerá nada bueno.

Para quienes repiten una y otra vez que los otros no saben de qué hablan, que su amor es puro, incorruptible y eterno, les tengo noticias: USTEDES mismos no son eternos, USTEDES mismos no son incorruptibles. Por ende, una emoción contenida en su mente tampoco lo es.

Un amor no correspondido muere. Ayúdenle a bien morir, no le conecten a un respirador empeñados en algo que no está siguiendo su curso natural. Al brindar amor y querer conquistar a una persona, sean auténticos y muestren sus cualidades, convivan con la persona y bríndenle atención y respeto, y hasta ahí. Si no les corresponde, dejen de hacerse castillos en el aire, porque derribarlos y dejar bien el terreno para construir de nuevo es muy tardado y fastidioso. De relaciones al estilo "Te necesito porque te amo", o "Te amo porque te necesito", el mundo tiene ya bastante. El hecho de que inspiren canciones y películas no las vuelve buenas.

Para cerrar esto, les diré cómo es el amor verdadero. Y pueden creerlo o no, es su respetable decisión. Si se atreven a visualizarlo y buscarlo, verán que es una cruzada casi imposible, pero por su valía, merece el esfuerzo:

El amor maduro es cuando puedes decir: "Yo te amo por decisión propia, valorando lo que eres. Sé que no te necesito para vivir, sé que separado de ti mi existencia continúa y mi valor no cambia, y estoy contigo sin establecer dependencia, ni obsesión o posesividad. De igual forma, tu piensas esto mismo y actúas igual, y así juntos, tenemos una relación orientada a ser mejores y otorgar lo mejor que tenemos, sin dejar que se vicie nuestro entendimiento y libertad".

Si alguna vez llegan a encontrar ese estado ideal, háganmelo saber. Porque en verdad es un tremendo hallazgo. No se dejen atrapar en el vacío de ser ardidos, y conviértanse en algo mejor. Suerte, tórtolos. Porque ya sé que tienen su lado rosita, todos. Me refiero al lado romántico, no al clítoris o al glande, eh:
Leer Completo ...

16 sep. 2010

Luego de los festejos del Bicentenario de la Independencia de México

Bien, estamos aquí, un día después de que se celebrara en distintos sitios el bicentenario de la Independencia de México.

El presidente Felipe Calderón declaró que estaban ahí los de ayer y los de hoy, apuntando al hecho de que estaban ahí Vicente Fox y Carlos Salinas de Gortari entre sus invitados, distinguidísimas personas que de sobra recordamos cuánto aportaron al país durante sus mandatos.

En el balcón central del Palacio Nacional, Calderón tocó tres veces la campana y gritó: “¡Mexicanos! ¡vivan los héroes que nos dieron patria! ¡ Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Allende! ¡Vivan Aldama y Matamoros!, ¡Viva la Independencia Nacional!, ¡Viva el Bicentenario de la Independencia! ¡ Viva el Centenario de la Revolución! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!."

Hasta donde se me ha dicho, la fiesta estuvo a toda madre, con pirotecnia, tragazón, y espectáculos de música; éstos incluyendo a Paulina Rubio (mujer que cada vez que habla o escribe muestra tener el coeficiente intelectual de una placenta), y Aleks Syntek, autor de una canción pendejísima de la que ya nos burlamos todos.

Otros distinguidos invitados fueron Carlos Slim, magnate cabrón y orientado al monopolio que se caga en todo México y es dueño de 3/4 del país, Cuauhtemoc Blanco, el finísimo y encantador jugador de futbol, y Jimena Navarrete, mujer cogible pero simplona que hasta hace poco se le veía anunciando coquetamente a Cablevisión Monterrey, y ahora ostenta el honroso puesto de Miss Universo, luego de haber derrotado a las mujeres de otros países, y también de otros planetas, al parecer, ya que es Universo, y no Mundo.

Por otra parte, el bufón político Andrés Manuel López Obrador, el Peje, encabezó su propia ceremonia. Luego de algunos incidentes menores en el DF, donde la plebe se puso algo loca, se siguió con el festejo como se esperaba.

Las autoridades reportaron saldo blanco (chispas a todos), incluso en entidades conflictivas como Michoacán, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Durango, Tamaulipas y Jalisco.

Lo único que aconteció fue en Cancún. Se dice que los delincuentes, finísimas personas como se han de imaginar, querían atacar el sitio donde se llevaba a cabo el festejo del Grito con armas largas y granadas. Les aseguraron el arsenal luego de detenerlos, y según lo dan a entender las heroicas e intrépidas autoridades, ahora sentirán el rigor de la Verga Justiciera del Estado. ¡VIVA MÉXICO!

En nuestro querido estado de Nuevo Leon, también se llevó a cabo una gran celebración. Grupos pedorros como Norteños Clan, los Invasores, y otros representativos de la cultura naquinorteña que hace que muchos enseñen el cobre, deleitaron a su audiencia con sus mejores temas.

Mi día, por si alguien quiere saber, transcurrió normalmente. No hice nada especial. Con motivo de ésta fecha empecé a recordar algo sucedido hace mucho tiempo: aquella vez que me escapé de casa siendo un teenager. Me fui y, no me pregunten cómo, acabé en el DF. Me sentía fugitivo del FBI mientras me rastreaban.

Finalmente, mis padrinos me ubicaron y capturaron, ja. Así que aquel 15 de septiembre lo pasé en el DF con ellos, y sobre todo con su muy, muy sexy hija (2 años mayor que yo), quien estuvo pegada a mí durante esa semana. La fiesta estuvo con madre, la atascadera de comida como para decirle a Tomás de Aquino que su condena a la Gula se la metiera por el culo, cotorreo, bebida, y... otras cosas.

Lo que no acabo de entender (y es en serio, no mamonamente, antes de que empiecen a lloriquear que les ofendo a sus parientes o amigos mojarras), es: ¿Qué chingados celebran los que están en Estados Unidos viviendo? Hasta las notas mismas y las declaraciones de la gente son incongruentes. Dicen estar orgullosos de su patria, su sangre, la puta madre y bla bla...

¡Pues no mames! Si te fuiste de tu país a radicar en otro, hasta pides la ciudadanía ahí, o estás en estatus de ilegal pero te dejas empapar de esa otra cultura y hasta sumerges a tus propios hijos en ella, no vengas luego de pinche chaquetero a decir que te sientes muy mexicano y muy orgulloso. Ten huevos y admite que no te pareció, que no estabas bien en tu tierra natal y, como hacen algunos deportistas, te pasaste de lleno al otro equipo.

Si alguien lo admitiera con tal sinceridad, yo no le vería nada de malo. Apoyo el cambio, mientras uno no saque una u otra bandera de forma convenenciera. Irse es válido, y más si de donde se va uno es de aquí. Uno de los personajes públicos, no recuerdo en este momento quién, declaró hace poco que "Es un cobarde quien se va de la entidad por miedo a la inseguridad". Quisiera ver al reverendo pendejazo lo que haría si a él y su familia les apuntaran con una AK-47.

En lo personal, soy enemigo del patriotismo fanático. Toda esa palabrería de la soberanía y la chingada, o del abuso de colores verde, blanco, y rojo, y el uso de vestimentas folklóricas tan solo por querer pegarle a la mamada. Antes que mexicanos somos humanos, y si como humanos fallamos en convivir y crecer como especie, ¿con qué cara agarramos otro título para ostentar? Sé un buen ser humano, y ya después comienza a jugarle a ser orgulloso mexicano.

En un enfrentamiento, distinto al que mencioné del atentado frustrado, el ejército le puso en su madre a 19 criminales. ¡Eso es hacer patria! Chingar a los enemigos del pueblo en todas las formas posibles. Después de todo, eso mismo hicieron los insurgentes: darle en su madre a quien había abusado adueñándose de lo que no le correspondía. Aplauso, aplauso para ellos.

Y hablando de eso, es precisamente una de las cosas que me gusta mucho de éstas fechas: el desfile de las fuerzas militares. Algo chingón de ver. Eso, y la fuerza y distinción en la letra de nuestro Himno Nacional me agradan en verdad. Cuánto me gustaría que en el desfile juntaran a miles de criminales peligrosos atados y vendados, y entonando el himno, al llegar a la parte donde se menciona a la planta del extraño enemigo profanando el suelo, volarlos en pedazos a los cabrones.

Por lo pronto, como distracción y fiesta, estuvo bien. Ya pasó. De un momento a otro veremos puros adornos de Halloween, y luego los de Navidad. ¡Está bien! Particularmente la última; se come y se agarra el pedo mejor.

Saludos, mis lectores queridos, consentidos, y bien amados. Disfruten su puente tirando hueva, cogiendo, tragando, y haciendo nada. Total, el mundo ya casi se acaba.

(NOTA PARA LOS SUSCEPTIBLES Y SENTIDOS: No empiecen a mariconear quejándose en comentarios o mails de que no respeto a México o alguna otra pendejada que CREEN haber interpretado, en ningún momento hice tal cosa, a quienes ofendo es a los corruptos, los ojetes, y los pendejos. Esos no son México, son la pinche costra encima de éste. Quiero y respeto al pueblo y a los ideales valiosos defendidos por individuos igualmente valiosos, ahora y siempre.)
Leer Completo ...

10 sep. 2010

El ataque a Alexander Strauffon por la Familia Muridae

rata de Familia Muridae Strauffon blog

Déjenme decirles, mis queridos lectores, que nunca encontrarán a alguien mas afecto a ser noctámbulo que yo. Amo desvelarme. Creo que la madrugada es el momento del dia en que puedes escuchar a tus verdaderos pensamientos. El resto del dia estas distraido con el cacaraqueo de mil personas, que se autoconvencen de que esta bien aquello que obviamente no lo está.

Fue precisamente anoche cuando comenzó. Se escuchaban ruidos, difíciles de determinar en su procedencia. Y a mi no me gusta que algo me perturbe mientras pierdo mi tiempo a gusto en internet. Me levanté y revisé la casa. Como ya se metieron a robar aquí unos hijos de su chingada madre en octubre del año pasado, quedé un poco paranoico y ahora siento que cualquiera quiere invadir mi sacrosanto hogar.

Pero nada. Eché una ojeada aquí y allá, y nada. "Estoy loco" - me dije - "Ha de ser mi imaginación."

Vuelvo a sentarme y sigo pendejeando en la red como siempre, cuando ahora lo que se oye es LA PERILLA DE MI PUERTA. Dio vuelta como si alguien intentara abrir una puerta con seguro poniéndole muchos huevos, pero ésta ni seguro traía. Me sacó un pedo capaz de despertar a Cristo, y levantándome en chinga, aventé la silla y me aproximé a la puerta. Yo así soy, gente. No soy de los que escucha ruidos y piensa que es un pinche fantasma o un ladrón y lo que hace es taparse hasta la cabeza con la sábana. ¡Bravo, pendejo! Seguramente tu pinche sábana está hecha igual que la pinche mantita esa de Harry Potter, te va a hacer invisible, cabrón.

Así que ahí voy, en guardia y listo para el combate, con mis sentidos aumentados por la adrenalina y por la pinche cafeína que hace que hasta mis pulilas cambien de redondas a triangulares y cuadradas. Aguardé...

Y nada. Ya estaba seguro que no lo imaginaba, en realidad habia una serie de ruidos en la casa, y algo estaba jodiendo la vida. Se repitió una vez más, así que asomé la cabeza fuera del cuarto hacia la sala, la cual estaba en la completa penumbra, y dije:

- "¿Quién es?"

Y tuve que abofetearme a mi mismo por haberme sumido, sin darme cuenta, en la misma categoría de los pendejos que creen en sábanas mágicas con hechizo nivel +1000 de protección y escudo de fuerza. ¿Por qué? Porque cuando algo asi esta sucediendo, es de lo mas idiota el preguntar, y encima con un tonito de retardado: "¿Quién anda ahiiii?"

¿Qué chingados es lo que espera uno escuchar? Tal vez algo como esto:

- ¿Quién anda ahí?
- Ah, un ladrón de la colonia Matadero, señor. Buenas noches.
- Ah andale, ¿cómo va la chamba?
- Pues va floja, fíjese, ya no se roba tan facil como antes.
- Eit... sí, a huevo...
- Ya sabe, las alarmas ADT y la chingada...
- Sí, sí, cómo no. Bueno, nadamás no te lleves los aparatos compadre, todavía no los acabo de pagar en Coppel. Ahí hay billete y joyas.
- Ya está. Sobres.

Digo, es tu completa decisión si sales a tirar chingazos o si huyes despavorido. Ambas son válidas, y más en estos tiempos. Pero por favor, no seas de los que sigue haciendo eso, tal y como hice yo. En fin, obviamente no me contestó nadie, pero en eso escucho "¡PAAAMM! ¡CRAAASH!". Bueno, son onomatopeyas, no crean que habia algun cabrón en la oscuridad diciendo pam! crash!. Voy en chinga corriendo a la cocina y enciendo la luz...

Trastes rotos. Incluyendo la madrecita que es como plato hondo que es donde me gusta revolver y preparar la carne molida para mis hamburguesas nocturnas. Vi eso, y la puerta de la lavandería abierta. De forma serena, con la vista al frente y la mirada fría (como cuando House por fin da con el diagnóstico correcto del pobre cabrón que está casi muerto), entendí al fin. Busqué a mis dos Underboss, hallando tan solo a uno: mi hermano Hedwig, explicándole la situación:

Hedwig, hermano mio, laFamilia Strauffon está siendo atacada por la Familia Muridae.

Battletoads and Double Dragon Strauffon blog

Los múridos (Muridae) son una familia de roedores del suborden Myomorpha. Es la mayor familia de mamíferos, con unas 650 especies. Su distribución original abarca Eurasia, África y Australia, aunque ahora es cosmopolita por su introducción por parte del homo sapiens. Incluye a los ratones, ratas y similares.

El nombre de la familia es a veces empleado como sinónimo de la superfamilia Muroidea, aun cuando representa taxonómicamente un nivel inferior.
[editar] Subfamilias

Los múridos se clasifican en cinco subfamilias,[1] y poseen cerca de 140 géneros y 650 especies.

* Deomyinae
* Gerbillinae
* Leimacomyinae
* Murinae
* Otomyinae

La subfamilia Lophiomyinae (con un único género, Lophiomys) es incierta; ha sido considerada como subfamilia de los Muridae o los Nesomyidae, y como familia independiente (Lophiomtidae); hoy se considera una subfamilia de la familia Cricetidae.[2

Fuente: Wikipedia, la fuente del saber del huevón promedio

¡UNA RATA!

Una hija de su reputisima rata madre metida en mi casa. De inmediato mi 2do Underboss aseguró ayudarme hasta el día siguiente (o sea, hoy). Ni siquiera dormí. Con los primeros rayos de sol, salí y traje unas trampas de la tienda. Pero no crean que iba a hacer esa mamada de solo poner las trampas. Somos cazadores, guerreros, está en nuestra sangre el pelear, hacer desmadre, y chingar al enemigo.

Ya en casa salió la pinche rata, peluda, prieta, y asquerosa, corriendo por todos lados. Así que me preparé, poniéndome mi ropa de batalla. Y así, sin peinar y con los pelos como jamaiquino, agarré un palo que tiene algo de punta, para poder usarlo como lanza, y estuve listo para enfrentar al enemigo:

Depredador Predator Strauffon blog

En el primer asalto, la rata demostró gran control del terreno de combate, agilidad, y avanzadas técnicas ratísticas (me vale madre que no exista la palabra, es mi post) de evasión. "Ándale hija de tu pinche madreeee, chinga tu colaaa" gritaba mientras la atacaba con mi terrible lanza. Un choque de titanes, enfrentándose la especie responsable del esparcimiento de la peste bubónica, contra la especie responsable del esparcimiento de muchas desgracias más. Luché, golpeé, rompí más cosas (pendejo), y la puta rata como si nada.

Así que decidí pasar al siguiente nivel. Vimos al asqueroso animal correr y refugiarse detrás de la estufa. Mi brillante mente supo enseguida qué hacer, y así lo dije:

- Vamos a poner dos ollas grandes de agua a hervir. Cuando esté el agua más cachonda que Lady Gaga, vaciamos ambas al mismo tiempo a la parte de atrás de la estufa, seguramente le dará.

Cuando el agua estuvo lista, cada uno tomó su respectiva olla. Yo hice énfasis en que debíamos lanzar TODA el agua, y al mismo tiempo, para que estuviera donde estuviera, en esquina o enmedio, no fuera a escapar. Así pues, a la cuenta de 3, ¡Madres! Dejamos caer el agua, y se escuchó algo tan bello, mis amigos, tan especial como pocas cosas pueden ser:

- "¡¡Piiiíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!"

¡La rata pilló! Jaja, la habíamos quemado. Pensé que al pasar esto, iba a salir, ya sea trepando hasta arriba de la estufa, o lo más probable: por abajo. Pero ni una ni otra. Nos quedamos esperando en vano, por lo que decidimos mover la estufa.

La estufa es una Mabe (y no me dan nada por la publicidad), pequeña, por fortuna no difícil de mover. Asomándonos, vimos que en la parte de atrás tiene solamente un hoyo. El culito de la estufa, vamos. Así que empezamos a picarle el hoyo como viles estufafilicos, esperando que el enemigo herido se quejara otra vez. Con suerte y podríamos aplastarlo ahí mismo.

Pero nada. Imaginé que estaría más adentro. "Vamos a encender el horno de la estufa", dije. Y así lo hicimos. Pinche calor insoportable con el simple hecho de estar en la cocina con esa madre encendida, y eso que teníamos la puerta de la lavandería abierta, por si acaso huía para allá.

Pasó el tiempo, y nada. Ya cuando parecía sauna y estábamos conscientes que por lo menos en algo debía incomodarle el calor, nos preguntamos si tal vez se habría muerto. En eso estábamos cuando de pronto la hija de la chingada salió corriendo, quemada y madreada como estaba (se notaba en su apariencia y en lo torpe que estaba), y se salió por un hoyo a un lado de la ventana frente al fregadero, hoyo a través del cual pasó a la lavandería. Lo hizo con muchísima dificultad, pero se notaba que daba su esfuerzo máximo en apresurarse.

Salí en chinga con mi improvisada lanza de Depredador, decidido a darle en su madre de una vez por todas a esa pinche pariente de políticos y policías mexicanos, cuando:

- ¿Y la rata?
- No mames, pues se pasó para allá...
- No, no está.

Hice un desmadre moviendo secadora, lavadora, y otras cosas, pegándoles con mi terrible lanza. Nada, ni una reacción, y al remover las cosas no aparecía nada. El animal desapareció. Mi perico, Periquillus Segundus, hacía ruido de lo encabronado que estaba. "Cálmate peri, tengo el pedo bajo control" - le dije, como si pudiera entenderme. Salí al patio arma en mano, y mi tortuga solo se quedó estática, con la cabeza arriba, extendiendo el cuello lo más posible, así como diciendo: "¿Qué coño pasa?".

Strauffon

Herida como está, la rata sigue viva, y lo volverá a intentar. Mañana sera el contraataque: registro de toda la casa, por dentro y fuera, y uso de veneno. Y es que ya lo saben, uno debe defender su territorio y no jotear ante el desafío, por riesgoso, vergonzoso, o asqueroso (¡muchos pinches osos, hombre!) que resulte.

MORALEJA #1: Jamás se dejen de ninguna pinche rata (de ningún tipo) que se les aparezca en su vida.
MORALEJA #2: Un escritor amargado desidioso, que no concluye sus obras principales por huevón, puede fácilmente robarle la atención y el tiempo a muchos con una anécdota estúpida sobre un sucio animal de caño :D

El Soundtrack de éste peculiar evento (o sea, las canciones que corrieron en el Winamp luego de dejarlo prendido mientras ocurrían los acontecimientos) es el siguiente:

1) KISS - All hell's breaking loose
2) MGMT - Brian Eno
3) PASSION PIT - Little Secrets
4) REDNEX - Cotton Eye Joe
5) CANNIBAL CORPSE - Put them to death
6) GUSTAVO CERATI - Rapto
7) APOCALYPTICA - Struggle
8) MOTLEY CRUE - Dr. Feelgood

Segunda Parte: LE RAT EST MORT

Mickey Mouse muerto Strauffon blog

Qué chistoso. Viendo el título que elegí para esta segunda parte, me acordé que al abogado que divorció a mis padres lo apodaban así: Le Rat. Con semejante apodo, ya imaginarán qué tan amigable fue el proceso. En verdad, de todas las profesiones, el abogado es el que más ventaja saca al caos. En fin, regresábamos del cine mi hermano y yo. Venía particularmente feliz por haber visto buena acción, y haberme chingado unos nachos:

Tuvimos que ver la película normal, no en 3D. Pero eso no afectó mi humor. Cuando entramos, se escuchó tremendo madrazo: ¡ZAS! La trampa para la rata. Le había pegado, pero la infeliz pudo librarse. Y ahora recorría la lavandería toda emputada y haciendo ruidos. Mi perico estaba asustado, así que abrí la puerta y rápidamente metí su jaula a la cocina, cerrando tras de mí. Nada me quitaba de la cabeza que esa debía ser una especie de rata zombie. Su aguante a haber sido quemada, jodida con un horno de estufa, y luego prensada con una trampa (ya todos sabemos que esas trampas pueden mandarte a la chingada la mano si tienes la desgracia de meterla ahi. La mano. Ya quien meta otra cosa es un pendejo. Solo algun wey estilo Jackass se atrevería a semejante estupidez. No sé si ya alguien haya hecho eso de meter la reata en una trampa para ratas. Ya me extendí mucho en éste paréntesis. Ya estuvo bueno, cierro paréntesis) era notable. La rata se alzaba, como diciendo "Vengan a pelear, hijos de la chingada". En el primer round, su agilidad ratuna le permitió esconderse, evadir madrazos, y -estoy seguro- burlarse de nosotros.

Strauffon

Decidimos entonces repetir el viejo método, hervimos agua, y así, humeante y terrible, la usamos una vez más como arma. Se la lancé dos, tres, cuatro veces, hasta que perdí la cuenta. Para este momento era ya personal entre la rata y yo, no tanto con mi hermano. El mayor pendiente que me causaba era que, si la chingadera reaccionaba rápido y trepaba por mi pierna, podía morderme. Y así terminaría yo en una pinche clínica del seguro, con el miedo de la peste, la rabia, o alguna otra de tantas mierdas que suelen traer las ratas, que son de los animales más asquerosos del mundo, por encima de gusanos, cucarachas, Hugo Chávez... bueno, ustedes me entienden. Y tendrían que ponerme inyecciones. Y yo ODIO las inyecciones.

Con eso en mente, supe que debía tirarle un madrazo de agua más contundente, uno enteramente por encima. Para ese momento la rata ya estaba más lenta, y se detuvo a un lado de la secadora. Es ahí donde me acerqué y le eché más agua que nunca. Estaba tan caliente que la rata pilló horrendamente, se escuchaba casi humana. Me hizo pensar en aquellos tempos de gloriosas y terribles batallas, donde por defender su ciudadela, los soldados lanzaban gran cantidad de aceite hirviendo desde arriba, para que cayera sobre las hordas enemigas que golpeaban a su puerta. Deben haber sentido una satisfacción similar a la que yo tuve. Se arrastró, aún resistiéndose, así que tomé un palo de esos de escoba y le solté tal madrazo que se rompió al primer golpe! (el clavo, no la rata). Miré alrededor y encontré una varilla de fierro. Acomodándome como hacen los beisbolistas antes de batear, la agarré bien con ambas manos, y ¡CHINGAS! ¡MADRES! ¡PUTAS! ¡JODES! Cuatro certeros putazos, luego la ensarté y saqué la varilla, y quedó patas arriba.



La rata quedó muerta, la patee para estar seguro, le eché aún otra jarra de agua hirviendo además. La razón de esto es porque si algo nos han enseñado las películas es que el enemigo puede revivir luego de la derrota inicial. Ya no se movió. Tomé el recogedor, y de pendejo iba a dejarla en mi bote de basura. Caminé con ella, y la deposité en un camellón a la vuelta de la casa. Esa se convirtió en la tumba de la criatura que osó invadir el Strauffon Compound. Al ver a la rata ahí muerta, pasaron por mi mente muchas cosas. Imaginé que se trababa de mi legendario enemigo El Super, o tal vez alguna otra persona desagradable: violadores, asesinos, fanáticos religiosos, políticos corruptos, y otros encantos de la Creación.

Ahora lo siguiente será asegurar que no haya dejado algunas compañeras por ahí. Y si así fue, que encuentren un destino similar. Por desgracia, la historia tiene un triste epílogo. En la casa dejaron la puerta del patio abierta, y mi tortuga mascota se salió. Probablemente fue robada por alguien. Busqué hace un rato bajo la lluvia, recorrí la cuadra y otras calles alrededor, y nada. Es lo que sucede por haber yo olvidado que la única forma en que las cosas se hacen bien es cuando las hago yo mismo. Así se fue una mascota que tenía en la familia muchos años, antes de que yo naciera inclusive. En fin, gracias por leer.
Leer Completo ...

7 sep. 2010

Algunos tipos de hombres cagantes (aunque sea mi género)

Playera Imbéciles Strauffon blog

Amigos míos, desde el título del post se que tal vez sientan aversión hacia mí. No es que me haya vuelto maricón, ni loco, ni un maricón loco. Permítanme explicarles la razón de escribir ésto.

Cuando las mujeres salen con chingaderas varias y nos llenamos de rencor o tristeza por su causa, solemos decir que son muy pinches, y la mayoría de las veces así es. Pero como decía el Nazareno, al ver la paja en el ojo ajeno ignoramos la viga en el propio.

El género masculino está lleno de chingaderitas y defectos que, a decir verdad, me ha disuadido de reuniones/pedas/etc donde en su mayoría sean hombres, y uno tenga que escoger entre dos cosas: o aparentar estar a su nivel, o quedar como el amargado y mamón de la fiesta.

Y no es que sea un persignado aguafiestas; tengo mis gustos, vicios, y defectos, pero ah chingado, en verdad que hay algunos cabrones que hacen que uno entienda por qué sus mujeres les son infieles, o por qué están hundidos en mediocridad e ignorancia a tal grado que hasta la aman, como los cerdos revolcándose en su propia porquería.

Expongo a continuación esos defectos que creo que todos los hombres debemos evitar por igual, pues nos deja más como animales incivilizados que otra cosa, y le dan la razón a la gente que la emprende contra el género en su totalidad. Es una bendición el simple hecho de tener vida, y en el papel de hombres en la edad moderna hay que actuar dignamente, y no ser como los siguientes:

EL CABRÓN CON CONDUCTA DE CHANGO

Hombre Chango Strauffon blog

Éste engendro de sobaco diabólico es un vatito que se siente muy gracioso y desinhibido. Como que va por la vida creyendo que el estar entre conocidos o familiares, o por estar ya casado, las reglas básicas no aplican con él.

Sabemos que un pedito o un eructo pueden ser divertidos, siempre que sean espaciados y se sepa escoger el justo momento. Eso es lo que los hace graciosos: su espontaneidad y lo inesperados que son. Pero con el cabrón éste, es un festival de gases.

Yo conocí a uno así, que enfrente de la novia se pedorreaba, y ella hasta se lo celebraba. No mames, lo peor es que como en todo proceso de reforzamiento, eso causaba que lo hiciera más y más. Chingado, era de plano como si el alma se le estuviera escapando del cuerpo en forma de pedo.

Eso no se hace, señores. Peor aún, éste tipo de individuo extiende su desorden y desconsideración hacia otras cosas: embarra de comida ropa y manteles o sábanas, deja la mesa hecha un desastre y ni se ofrece a ayudar a recoger, y quién sabe, probablemente su desconsideración se extiende hasta niveles más íntimos. Con lo cual he de decir: pobre de quien sea su mujer.

Éste, huevón en sus raíces, es el que es más fácil que mande a la chingada su cuidado físico e higiene con el paso de los años, que se vuelva un borrachote de mecedora en la cochera, exhibido así a la gente que pasa, como una morsa alcohólica en cautiverio.

EL MENTIROSO HOCICÓN CACHONDO

Hombre Mentiroso Strauffon blog

Ésa combinación es letal. Y son de los primeros que hicieron que le rehuyera a reuniones donde no conozco a los cabrones.

Éste siempre habla de sexo, pero no sexo en general, sino de sus proezas sexuales. Todas sus parejas están más que satisfechas, él tiene la verga más grande del mundo occidental, y hasta la tiene entrenada para hacer gracias y darle de comer su botana, como un elefante usando su trompa para tragar cacahuates. Nadie sabe más que él sobre mujeres y sobre el arte de coger.

Lo peor es que ése infeliz contamina rápidamente la reunión, porque otros cabrones no se quedan atrás. De pronto todos son vatos con dotes de actor porno. Y el que dice que cogió por 3 horas sin terminar, es interrumpido por el que dice que se cogió a madre e hija al mismo tiempo, y luego otro dice que le puso a unas trillizas y las ensartó como brocheta, y de pronto tienes un festín de mierda arrojada a todos lados.

Si un pinche extraterrestre investigara al género masculino basado en esas reuniones, de pronto diría: "Bueno, ¿y entonces los precoces, impotentes, o tipos sin condición o sin pareja no existen?".

A mí me da una hueva inmensa eso, principalmente porque andan quemando a la pobre que tuvo el mal tino de acostarse con ellos, y aparte porque sé que de lo que están diciendo no es cierta ni una cuarta parte. A finales de secundaria creía que con el tiempo eso cambiaría, pero para nada, es lo mismo.

Éste en muchas ocasiones es el mismo patán que ya la mayoria de las mujeres conoce: el que les grita pendejadas en la calle o que saca la mano por la ventana del carro para nalguearlas. Yo era muy especial en eso: a quienes se juntaban conmigo, les exigía que no anduvieran haciendo esas pendejadas.

Llega a cansar, de verdad, oír a un pendejo hablar de su verga todo el tiempo, y parecer una especie de animal hipersexualizado. Algo tan chingón y especial como el sexo se vuelve algo hartante cuando este tipo de sujetos se ponen a hablar de ello.

Digo, unos cuantos chistes o tonterías al respecto, vale. Pero otros mencionan la verga tan seguido que uno piensa que se les ha de antojar, ya que a cada rato la traen en boca. Y entre eso, y sus pinches mentiras respecto a sus experiencias, antes que juntarme con esos cabrones prefiero quedarme en casa viendo las noticias sobre balazos y matanzas. Al menos esa acción SÍ es real.

EL LASTRE GORRÓN

Mantenidos lastres Strauffon blog

En un trabajo que tuve, estaban dos tipos, llamémoslos Justino y Julio.

Julio es un tipo de dinero, su familia está bien acomodada y la verdad no necesitaba trabajar, la mayoría de las cosas provenían de sus padres.

Justino, por otro lado, llegó a la ciudad proveniente del sur. Su papá tenía la costumbre de los de muchos de nosotros: padre divorciado que se sordea casi siempre. Él si trabajaba por necesidad.

Los dos se hicieron muy amigos, se entendían bien por el sentido del humor de Justino, quien siempre estaba haciendo bromas y estupideces. Hasta tenía sus chistes clásicos que actuaba y todo. Bueno para alburear e idear cosas.

Quiso el destino que a Justino (ah chinga, rimó) lo mandaran al carajo en el lugar que estaba rentando. Tuvo problemas, pues no encontraba un lugar que se ajustara a su presupuesto, por lo que terminó yéndose a vivir al rancho de la familia de Julio, el cual está en las afueras de la ciudad, por la carretera nacional. Decía que iba a ser algo "temporal".

Esa medida "temporal" resultó ser un chingo de tiempo, no limpiaba nada, tenía hecho un mierdero ahí con latas de cerveza y demás, no daba ni algo simbólico de su sueldo (según me dijeron), y ya en las últimas hasta se grababa haciendo estupideces como hacer el salto del tigre sobre los muebles y cosas así.

Éste sujeto Justino le pidió dinero a mucha gente, incluso a mí, y no pagó nunca nada. Hasta se siente muy chingón, según, por "bailarse a la gente". La verdad yo le presté una cantidad mínima, no iba a ponerme a pelear por eso, más falta le haría a él.

Lo que no sabe (y tal vez se entere si de casualidad regresa a dar una leída a mi blog, como acostumbraba) es que Julio estaba fastidiado de él. Julio y yo no nos entendíamos mucho, alguna vez conversabamos y reíamos, pero en general no había mucha confianza.

Imaginen lo fastidiado que estaría Julio cuando incluso conmigo desahogó la verdad, un día que estábamos afuera del trabajo fumando en un descanso; y me dijo que estaba hasta la madre de Justino y que era un pinche abusivo, un lacra, una pinche molestia de la que ya no sabía cómo deshacerse.

En algún momento me junté con Justino. Ya cuando lo vi salir con esas mamadas, la verdad no sé ser hipócrita. ¿Quieren saber sobre Julio? Siguió juntándose con él. He ahí el punto en que cierto tipo de vatos contaminan a otros. Soy de la creencia de que un amigo real debe ser alguien que te haga un bien y al cual puedas admirar por algo. Justino no es nada de eso, pobres de los que tienen que cargar con su "amistad", y los que son similares a él.

EL MACHISTA CAGANTE VIOLENTO

Machista violento Strauffon blog

Aquí me permito hacerles una pregunta abierta a las mujeres, que como psicólogo ya sé la respuesta, pero las quiero dejar que ellas mismas la contesten como su mente mejor les dé a entender:

¿Cómo se les ocurre andar con un pendejo que es un animal y se la hace de pedo a todo mundo por celos y mamaditas, y le gusta andar haciendo escenitas?

Sería genial hacer un estudio, para ver cuántos pretextos sacan las mujeres para justificar tal cosa.

Desde que fui chavillo y tuve mi primera novia, me topé con ese tipo de idiotas. Los hermanitos celosos (la clásica que quieren agarrarse a chingazos porque andas con su hermana), o el otro caso, que eres amigo de la novia, y el cabrón te la hace de pedo porque cree que te la quieres coger. Invariablemente, los que hacen eso, sí, en efecto, son los mismos que andan de cabrones.

En serio, que hueva da el solo hecho de ver a un pendejete así, o peor aún, juntarse con él. Un sujeto que traté en el pasado hizo un numerito como pocos: se dio cuenta que su vieja le puso el cuerno, así que se apareció en una reunión de la familia de ella, no se en dónde, lanzando gritos y diciendo chingadera y media frente a todos.

Hasta aquí les suena normal, me imagino. Nada distinto a lo que hayan visto u oído antes. Pero es que no les he dicho qué traía en su mano el cabrón cuando se bajó del carro. ¿Qué dicen? ¿Una pistola? No, eso también lo haría caer entre lo ya común.

¿Saben qué es lo que traía, el pinche desquiciado de mierda?

katana

Una katana.

Sí, una pinche katana.

Imagínense que ustedes son el padre o madre de la chava, o que es su sobrina o prima, están en la reunión pendejeando tranquilamente, hablando de quién se caso, quien salió embarazada, quién viajó a dónde y quién se murió (pinches temas ciclados y tontos... en fin), cuando de pronto se aparece un loco con un arma de combate oriental punzocortante.

Ese tipo de hombres suele ser así: hacer pendejadas ilógicas. Claro que aquí me fui al extremo, pero es para ilustrar en lo que cualquiera de esos se puede convertir. Imagínense que lo hubieran hecho emputar y que se hubiera soltado tasajeando. Habría parecido escena del Ninja Gaiden.

Y también, son los que andan de cabrones, cogiéndose a cuanta puta no ande suelta por las calles, pero eso sí, si alguien voltea siquiera a ver a su vieja, se ponen al brinco. Le checan el celular a ver quién llamó, y hasta andan buscando a los amigos de ella para ver "qué se traen". También son unos homofóbicos de primera, muchos de ellos reprimiendo su propia homosexualidad latente, que lucha por salir. ¿Recuerdan al papá mamón militar de la película Belleza Americana?

Este mismo tipo de la katana, una vez que ibamos a ir a un antro, llegó a mi casa, donde ya lo esperábamos. Se dio cuenta que me había comprado la misma loción que él (yo ni sabía cuál usaba) y que ya la traía puesta, y reaccionó como si se fuera a acabar el mundo. Como si alguien fuera a andar oliéndonos y comparando. Terminó por irse a bañar de nuevo y a comprarse otra fragancia. Qué mentalidad.

Mujeres: no sean estúpidas. No anden con un cabrón así. Hombres: no sean amigos de un idiota así tampoco, no saben en qué pedo se puede meter. ¿Qué tal si se la hace de pedo a algún sicario del narco en el carro o a pie? Peor aún, éste tipo de vatito espera que sus amigos le muestren lealtad siguiéndolo a todos los pedos en los que se mete, y no admite que le digan nada. Qué hueva.

La variante extendida vergonzosamente ridícula de éste es aquel que tiene "a su raza", y ni para sus broncas puede ir solo, tiene que ir con su gente, o andar amenazando con que "conoce a varios, y no te la vas a acabar", y de tan inestable que es, hasta representa un peligro o molestia para aquellos que se dignan ser sus amigos y juntarse con él. A menos, por supuesto, que sean iguales a él en pedos mentales y conducta, con lo cual tienes ya ahí una jauría de bestias nadamás robando aire.

EL MANDILÓN

Mandilon Strauffon blog

*respirar* *exhalar* Ooooooohhhhm... Ooooooohhhhm... Disculpen, pero tengo que hacer éste tipo de ejercicios para evitar encabronarme tanto con el tema que me acabe dando un pinche ataque aquí.

Juntarse con un mandilón es igual que tirarte un clavado en mierda para después ser sodomizado por marranos. Es como si te cortaran los dedos, te los metieran todos por el culo, y con magia tipo Harry Potter hicieran que desde dentro usaran tus órganos como instrumentos musicales. Así de ojete es. Mujeres posesivas, les voy a ahorrar el trabajo de estar rumiando mentalmente eso que tienen en su cabecita jodida todos los días: SÍ, el cabrón si ha salido/ha cogido/se ha besado con otra vieja durante el curso de su noviazgo. Sí lo hizo, y le gustó, y ahora se los oculta y nunca se los va a admitir. ¿Contentas? ¿Qué ganan con estarle chingue y chingue al cabrón y no dejarlo salir en paz con los amigos? ¿Para qué putas madres lo quieren ahí pegado a ustedes todos los días? Es su pareja, no su pinche hígado, por Dios.

Es una pena ver a un pelado amigo tuyo, que se las da de muy chingón, muy verga en todo, y apenas suena el celular y es la pinche vieja, y es la misma escenita: "Ssssh, no hables, es aquella". Y hasta se enoja si sigues hablando en voz alta cuando le contesta. ¿Cuál es el pinche miedo, bola de pendejos? ¿La pinche vieja se va a enojar? Que se enoje. Tengan huevitos, pinche bola de culeros. Y luego ahí los ves corriendo a la orilla del lugar donde están, como ratón huyendo del gato, y hablando quedito.

Esos cabrones no merecen ser llamados hombres. Es una verguenza. Y cada vez hay más. ¿Qué chingados les cuesta decir "sí, estoy con mis amigos, no estés jodiendo, te veré un día sí y uno no durante la semana, estamos? Te amo, ahora ya no sigas jodiendo ok mi vida?". Y colgarle.

¿Qué, les da miedo que los corte? Vaya cosa. Porque si hay tanto amor ahí, que se traduce en el miedo a que la vieja se vaya (como muchos lo explican para justificarse), no entiendo cómo es que también andan de cabrones con otras, y hasta empaletando a sus amigos para que les cubran sus saliditas ("estuve con fulano mi amor, márcale para que veas").

Desde niño odié ver eso. De hecho por eso detestaba a los Picapiedra, y me cagaba todo aquel que decía que le gustaba. Dos pendejotes ya grandes, que son los que jalan y traen dinero mientras las esposas huevones están en la casa nadamás, y encima ahí todos sometidos sin voz ni voto y teniendo que hacer las cosas a escondidas. Qué bonito modelo familiar. Por eso los Simpsons y South Park son el hit ahora. Porque Homero hace lo que quiere, y aunque teme que Marge lo deje, no se detiene de hacer lo que desea cuando lo desea, y no la deja que lo esté jodiendo. Lo mismo en South Park, son los modelos del tradicionalismo e ignorancia convertidos en sociedad, y con todo y eso no dejan que las mujeres les estén chingando de más. Ejemplos de pendejadas toleradas por mandilones hay infinidad.

Ya había contado ésto antes: Un tipo que conocí, la vieja le prohibió comer en Carl's Jr con sus amigos, simplemente porque "a ella le encantaban esas hamburguesas, y él debía ir ahí solo con ella". El tipo tenia que ir al restaurante a escondidas, como si la hamburguesa fuera su querida. Rayos, imaginé al cabrón con la hamburguesa haciendo... olvídenlo, continuemos.

Otro sujeto, no les miento, en una salida que tuvimos a un billar le conté más de 30 llamadas al celular de parte de la vieja loca obsesiva. Y por pendejadas, tan solo por hablar. Tal vez en la pinche nebulosa dentro del cráneo de la vieja creía que con eso iba a evitar que estuviera con otra. Les tengo noticias, chicas: muchos vatos hablan con sus novias teniendo a la otra ahí al lado de ellos, algunas veces hasta manoseándose, y sin embargo suenan normal al teléfono. Por favor absténganse, mejor sálganse ustedes también.

Ni siquiera en la comedia es ya aceptable. Ya todos conocemos la clásica mamada en las películas de la vieja cagante y el pendejote escondiendo cosas de ella (particularmente en películas de negros, con la vieja haciendo ademanes con las manos y gestos faciales).

Aparte de que es algo ya usado hasta el hartazgo, resulta desagradable solo de ver, por dos cosas: refuerza un estereotipo terrible, y celebra la mandilonería como algo "gracioso", cuando en realidad no lo es. De hecho podemos llamarlo una enfermedad, una dependencia neurótica marca Diablo. Un amigo mandilón plantea una encrucijada: seguirle considerando amigo y confiar en él, o hacerlo a un lado. Al aceptarlo, deben estar conscientes que como todo un pendejo irá a contarle a la novia todo lo que uno le dice en confianza (aunque lo niegue), que también uno puede acabar siendo usado solo para tapar sus escapaditas con otra vieja, y finalmente: que al tener una situación en la que lo necesites, no te ayudará ni irá a menos que la domadora le dé permiso. Queda a tu criterio juntarte con alguien así o no.

Por supuesto no son los únicos, pero son los que más me vienen a la mente a la hora de pensar en lo que un hombre no debe ser. Tengo un chingo de defectos, como todos, pero doy gracias de no tener los de los arriba descritos. Por lo demás, a cada quien le puede gustar lo que sea: agarrar el pedo, el fútbol (por naco que sea, ya cada quién), etcétera. Lo inaceptable es convertirse en un ser nocivo para quienes te rodean, y que muchas veces ni te des cuenta o te valga madre.

Hombres, eviten ser como los que caen en esas categorías, recuerden que ser chingón se demuestra con acciones memorables y útiles, no con palabrería pendeja y con conductas que tendría un mandril saturado de tachas. Merézcanse el respeto, amor, y admiración de las mujeres. Para pendejear está la adolescencia, después hay que dejarse de mamaditas. Sean cultos, respetuosos, maduros. No me irán a decir que no se puede... ¿O sí?
Leer Completo ...

4 sep. 2010

México: El Infierno y El Bicentenario



El día de ayer fui al cine, a ver la recién estrenada película EL INFIERNO, la cual tiene como temática el narcotráfico, los inmigrantes ilegales buscando el sueño americano, y los pueblos fronterizos pobres que viven en la desolación y la incertidumbre.

El director es Luis Estrada, realizador de la película LA LEY DE HERODES. En la película se narra la historia de Benny García, un sujeto que sale de su pueblo luego de darse cuenta de lo jodido que está y que su futuro se ve más jodido aún. La película comienza con él despidiéndose de su madre y su hermano menor, prometiéndole regresar por él.

A partir de ahí, el director hizo un excelente trabajo al mostrar tanto el sentimiento de incertidumbre del hombre pobre promedio, y el cómo es más la necesidad que la codicia lo que le orilla a servir al narcotráfico. Es genial la actuación del señor Cosío, a quien algunos recordarán como "El ¡Mascariiiiiita!" en MATANDO CABOS. "Éste pinche país..." es una frase introductoria en más de un diálogo ahí. Y no es para menos: ésta obra de humor negro retrata la situación actual del país, sus narcos, sus políticos, y sus pobres.

Respecto a los políticos, sale a relucir la campaña contra el crimen organizado montada por Calderón, hacen resaltar sus frases, sobre todo el dudoso "estamos ganando". Se inmiscuyen en una guerra por la plaza, sostenida entre los hermanos Reyes, Don José y Don Pancho, de quienes se derivan sus brazos armados Los Reyes del Norte y los Panchos, respectivamente.

El personaje de Benny García es el ejemplo de lo que sucede con muchísimos mexicanos que han decidido abandonar el estudio y la lucha por sobresalir con un trabajo honrado, para pasar a engrosar las filas del crimen organizado y participar en la venta de droga, secuestros, asesinatos, y extorsión. Al estar viendo la película y reír con las bromas y situaciones, es inevitable pensar si nos hace gracia por creativo, o por ser completamente cierto lo que dicen o presentan.

¿Y qué les puedo decir? Seguramente algunos creen que es un conjunto de viejas encueradas, cogedera, gente drogándose, balaceras, ejecuciones explícitas, y mentadas de madre. No los engañaré, trae todo eso y más, pero la clave es el presentarlo a manera de que se convierta en una crítica política y social, una forma de señalarle al gobierno que no se necesita ya recurrir a la ficción para presentar algo que a todas luces es inquietante. El director merece reconocimiento por ello en ésta película.

Algo importante señalado en la película, y que es motivo de reflexión, es el festejo del Bicentenario. Incluso el mismo presidente municipal sale hablando de ello y de los héroes que nos dieron patria, mientras está rodeado de narcos en el lugar, y a quienes no le queda más remedio que echarles flores también.

¿Dista eso de la realidad? No lo creo.

Habiendo caído el renombrado narcotraficante Edgar "La Barbie", y otros, mas aparte un concurso de belleza recién ganado que cualquiera con dos dedos de frente se da cuenta que tiene tintes de turbiedad, se nos presenta un panorama bastante curioso. Una encrucijada entre ver el México ganador de premios y combatiente que el gobierno con sus spots y comunicados se esfuerza en meternos en la cabeza, o ver el México que en materia de seguridad, empleo, y educación ha probado ser deficiente, ya que quienes se esfuerzan en obstaculizar el progreso en esas tres instancias son más (y a su vez, más proactivos) que quienes trabajan en mejorarlas.

Festejar el Bicentenario: ¿Sí o no?

Para éste momento ya todos saben que existen muchas voces convocando a no festejar y boicotear la conocida fiesta patria. Unos dan como motivo la seguridad en el evento, lo cual es aún agravado con el reciente anuncio de que probablemente el ejército no participará en la seguridad del evento. Otros, llaman a ello en represalia a las promesas incumplidas por el gobierno federal.

Un servidor piensa que una celebración cuenta con validez dependiendo de qué ideales y valores representa, y si éstos se encuentran aún vigentes en el presente, respetados y defendidos. Al ponerlo así, pudiera decirse que es digno de celebrarse. Después de todo, aquella gente que luchó contra el yugo extranjero opresor dio su vida por algo que veía más grande que su propia existencia: la libertad y la igualdad.

Es una pena que dicha libertad se encuentre secuestrada por grupos delictivos que se empeñan en perturbar la paz y sembrar confusión, y a su vez con los propios guardianes del orden y gobernantes teniendo traidores entre ellos, que ayudan a los enemigos de la nación misma a cambio de gratificaciones y/o favores involucrando protección.

Todos moriremos algún día; el reto es darle calidad a nuestra vida cuando aún gozamos de ella. Y creo que al hacer eso es la mejor forma de conmemorar a aquellos que se alzaron contra quien les hacía sufrir, pensando en la promesa de un mejor mañana.

Toda discusión sobre si ir al evento o no llega a lo mismo: "Que vaya quien quiera ir". Y es cierto. Pero tanto a partícipes como a opositores, les digo lo siguiente:

Honrar a tu patria está en cómo vives tu vida, no en alcohol o desmadre. Para nada estoy en contra de ello, pero estarán de acuerdo en que para el desmadre no se necesita causa o fecha particular. Si esa particular fecha de septiembre y oir "¡Viva la Independencia! ¡Viva Mexico!" significa algo, sé una mejor persona en... toda área, lejos de vicios, lejos del crimen, y eso hará grande a tu nación y a ti.
Leer Completo ...

3 sep. 2010

Descanse en paz, señor German Dehesa

German Dehesa

Es una pena que el mes de septiembre inicie con tan lamentable noticia.

Germán Dehesa, escritor y columnista del diario Reforma, falleció a las 18:35 horas del 2 de septiembre, en su casa, estando acompañado de su familia.

Padecía cáncer desde hacía un tiempo. En su columna Gaceta del Ángel dijo: “Tengo cáncer, pero hasta ahora la enfermedad no me ha producido ningún dolor insoportable. No me estoy despidiendo. Yo espero que falte mucho”.

En los últimos meses había recibido condecoraciones y homenajes. El 11 de agosto el Gobierno del Distrito Federal le otorgó el reconocimiento Ciudadano Distinguido.

Además, el Club de Industriales el pasado 31 de agosto reconoció su trayectoria en el mundo de las letras, la política, el arte y la cultura universal.

La UNAM tenía preparado un homenaje para Dehesa por su trayectoria como periodista, escritor y universitario, que se realizaría este viernes en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario. A raíz de lo acontecido, la UNAM ya declaró que se pospondrá dicho homenaje.

En un comunicado, la Coordinación de Difusión Cultural recordó que el autor era egresado de la Máxima casa de estudios, donde cursó las carreras de Ingeniería Química y Letras Hispánicas; además de que fue profesor por más de 25 años.

Fue un personaje multifacético, que lo mismo apareció como actor en la cinta Cilantro y perejil (1995) que como comentarista deportivo en el canal especializado ESPN.

De su pluma, refirió brotaron 13 libros, como Adiós a las trampas, La familia (y otras demoliciones), Las nuevas aventuras de El Principito, Cuestión de amor, Los PRIsidentes, Viajero que vas y Fallaste corazón, además de obras teatrales como Borges con Música y El pórtico de las palomas.

También fue un apasionado amante de los Pumas de la Universidad, y admiró y respetó por sobre todo a las mujeres, a quienes consideraba “las fundadoras, las sabias, las brujas” y las depositarias de todo lo bueno que puede existir (y existe) sobre este mundo.

Llegó a confesar que no podía optar por la literatura o por la vida, sino que iba moviéndose entre una y otra para hacerse mejor lector en la medida en que vivía mejor y vivía más, y se hacía mejor vividor en la medida en que la lectura iluminaba su vida.

Han llegado condolencias de parte del Presidente Felipe Calderón, Marcelo Ebrard, y el Partido Acción Nacional (PAN), entre otros.

Un servidor que es creador y autor de éste blog tuvo la oportunidad de conocer en persona a Germán Dehesa hace años, al concluir una función de su obra Zedilleus, la cual era una crítica política y social. Conversamos brevemente, una persona de gran finura. Ely, Consiglieri de la Fam. Strauffon y mejor amiga, era también admiradora de él y tuvieron oportunidad de tratarse por correo electrónico.

Descanse en Paz.
Leer Completo ...