26 feb. 2012

Fueron Blogstars, luego "Tuitstars", luego una avalancha de Youtubers...


Primero fueron los blogstars. Luego "Tuitstars", luego Youtubers famosos. ¿Ustedes qué creen? ¿Fama merecida, la de gente como Perez Hilton y los que hacen videos en youtube y resultan tener fans y actitud de celebridad, o totalmente erróneo?

Mi recomendación es: ya sea que hagas videos o escritos o cualquier cosa que publiques para otros, sé sincero y de palabras e ideas fuertes, pero nunca quieras convertirte en un vatito que porque tiene un millon de visitas y un millon de lectores, ya se cree un dios y que sus pedos huelen a rosas.

Algunos son buena onda, se comportan bien. Otros, no tanto, por ese repentino éxito que se les sube a la cabeza. En fin.

...

He aquí algunos Youtubbers populares de habla hispana:

1. elrubiusOMG

https://www.youtube.com/user/elrubiusOMG

Es el YouTuber con más suscriptores de España, superó a Willyrex el mes de Noviembre de 2012. Su nombre real es Rubén Doblas Gundersen y actualmente tiene más 7 millones de suscriptores.

Sube vídeos de muchas cosas distintas, aunque empezó subiendo vídeos de Skyrim, BF3 y Gta San Andreas . Ha ganado mucha popularidad este último año por sus vídeos, considerados extremadamente divertidos. Su skin de Minecraft es un Pedobear con una chaqueta blanca. Que se sepa, nunca ha hecho Gameplays demasiado serios ni tutoriales, solo Gayplays como el los llama, o simplemente Gameplays.

2. HolaSoyGerman

https://www.youtube.com/user/HolaSoyGerman

German es un youtuber chileno bastante famoso. Sube monólogos todos los viernes en su canal. Normalmente tratan de amor, celos, series y multiples cosas que se le puedan ocurrir en ese momento. Es considerado uno de los mejores Vloggers de todo Youtube, siendo probablemente el mas popular Vlogger latinoamericano. También ha vuelto famosos unos objetos como " La Zapatilla Kamikaze " y "El Fierro Golpeador de Parejas Felices". Tiene numerosas mascotas, muchas veces conocidas como "El Ejército de las mascotas de Germán" y se muda constantemente.

3. VEGETTA777

https://www.youtube.com/user/vegetta777

Samuel de Luque, más conocido como Vegetta777, es un youtuber español.

Nacido en Madrid el 12 de Abril de 1989, Samuel estudió para auxiliar de enfermeria. Un día, decidió hacer un gameplay comentado en Youtube del videojuego Uncharted 3. Este video fue el primero de una larga lista que aún sigue aumentando. Al llegar a una determinada cifra de suscriptores, a Samuel se le permitió escoger el partner. Él, como ya había anunciado previamente, escogió a la network llamada Machinima.

En su canal suele subir una gran variedad de videojuegos, ya sean series, gameplays ocasionales o algún que otro vlog.

Actualmente vive en Los Ángeles, con su compañero de profesión WillyRex.

En su canal podemos encontrar colaboraciones con muchos otros youtubers como: WillyRex, iTownGameplay, LuzuGames, byStaxX, aLexBy11, Gona in Live, KaloTripleSiete, DeiGamer...

5. AuronPlay

https://www.youtube.com/user/AuronPlay

AuronPlay es conocido por subir a Youtube videocríticas y humor o comedia sobre algunos Youtubers de España como Willyrex, ElRubius, Mangelrogel... Algunas veces hace videorespuestas a youtubers no conocidos y actualmente trabaja para TelecircoHDTV, una empresa no muy conocida. Vive en Barcelona.

Leer Completo ...

Monterrey en noticias recientes

Protesta “se pierde” ante banda de Pentatlón

Al parecer el gobernador Medina envió a sus muchachos a hacer ruido, para silenciar la protesta que se habia organizado ese mismo dia por algunos ciudadanos, pidiendo su renuncia.

Me pregunto cuántos de los que ahora se quejan votaron por él, dándole un puesto que no merecía.

Activistas realizan homenaje a víctimas del Casino Royale

De lo que podemos estar seguros es que, mientras los funcionarios sigan culpándose entre sí, obstaculizando las reformas necesarias, y concentrándose más en artimañas de tiempo de elecciones, ése no será el último acto abominable que tendrá que sufrir la gente de la ciudad.

Ya no se puede visitar ningún lugar público en completa tranquilidad.

Larrazabal dice respetar a compañeros

Qué poca madre de cabrón, en serio.

Luego del escándalo de su hermano y los sobornos, y otros detallitos, aún se deja ver el desvergonzado Dedo del PAN.

Acribillan a cinco jóvenes en la colonia Las Enramadas en Apodaca

Uno sabe que la ciudad está jodida al ver que éste tipo de titulares ya no causan sorpresa a los ciudadanos. Indignación, sí, pero ya nada de sorpresa.

Muere mujer atropellada al sur de Monterrey

¿Por qué nunca le ocurre a alguien que yo conozca, y sepa sin duda que es un ojete?

Alguna vez quisiera ver convertido en nota roja a alguien que sé que se lo merece.

Funcionarios en seguridad deben ponerse a trabajar: Camilo Ramírez

No solamente los de seguridad, Camilo. También los diputados.

Leer Completo ...

24 feb. 2012

██ ████ █ ████ ███ █████ ██ ██ ████ ██ ███ ████


Me han llamado de muchas formas, en los últimos días.

Pero eso no me molesta. Me entretiene; pero a su vez, manifiesto mi cansancio actual. Un cansancio añejo, de muchas cosas, uno al que no lo remedia el dormir.

Hace poco dejé un mensaje abierto, dirigido a más de una persona, varios conocidos. El mensaje es el siguiente:

"¿Por qué? Te explicaré el porqué. Quien no me presta atención, no merece la mía. Quien solo me responde con "No" a cada cosa, no merece ser un "Sí" en mi lista. Quien no está conmigo, está en mi contra. Quien pretende aprovecharse o burlarse de mí, no merece ni que sea yo mismo quien le responda. Si eres alguien que no me respeta, no me responde, se niega a todo hasta que algo de mí requiere, o que se atreve a manejar una doble moral y una enciclopedia entera de justificaciones, creo que está de más el explicar por qué no te dedicaré en un futuro ni un pensamiento. No te preocupes, si para ti soy nada y no ganabas nada, no ha de importarte mucho."

Así, en la lluviosa noche de hoy, anuncio que por lo descrito anteriormente, y agregando un creciente problema de dependencia farmacológica e inestabilidad en distintas áreas, ███ █ ████ █ ███ ███ ██ ██████ █ █████ ███ ████ ██ ██ ██ ███ ██ ████

Grazie.
Leer Completo ...

22 feb. 2012

Cárceles / centros penitenciarios de México: corrupción y mala administración

title=

El día 19 de febrero, en el penal de Apodaca Nuevo León, ocurrió un motín en el que murió un aproximado de 44 reos, y se fugaron 30. En los medios se maneja que los fugitivos pertenecen todos a un grupo delictivo que participa en la guerra por el control de plazas de narcotráfico en distintos estados de México.

Las víctimas se dice pertenecían al grupo rival. Se reveló ya en las investigaciones que los custodios participaron, permitiendo que los homicidios y la fuga ocurrieran. Actualmente, las autoridades tienen detenidos a dichos custodios, y al director del penal.

Ha habido diversas reacciones, y opiniones divididas. El grupo hacker activista Anonymous atacó e infiltró la página del municipio de Apodaca, y también la de San Nicolás, dejando un mensaje hacia el gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina, llamándolo corrupto y exigiendo que renuncie.

Por otra parte, los familiares de los reclusos, ante los rumores de que los que aún permanecen en el Centro de Reinserción Social de Apodaca serian trasladados a otras cárceles, o que se escuchaban armas de fuego disparadas en el interior, y se veía salir humo de un incendio en las instalaciones, decidieron manifestarse afuera del lugar, intentando derribar la malla que lo protege, atacando a policías, incendiando cosas, y bloqueando la carretera. Algunos han mencionado ya que es probable que esa protesta haya sido orquestrada por los mismos grupos delictivos.

A ese número de muertos en el estado hay que agregar los 14 incinerados en mayo, los 22 masacrados en el Sabino Gordo, los diez del bar La Eternidad fusilados. Y 60 reos "suicidados" o "muertos en accidentes". Y por supuesto, a las proximas victimas de los reos que lograron fugarse.

title=

Luego de éste hecho, están suscitándose otros incidentes, conatos de violencia, en centros penitenciarios de otros lugares, por ejemplo en Quintana Roo. Los grupos han disputado desde hace mucho el control de la prisión de Cancún, señalada como una de las cinco más conflictivas del país. Y no hay que olvidar lo ocurrido el pasado 4 de enero en Altamira, Tamaulipas, cuando cerca de 31 presos fallecieron durante un altercado entre grupos rivales.

Las cárceles en México están peor que nunca. Hay una severa crisis de autoridad. No basta con encarcelar custodios o autoridades medias. Jamás se ha atendido la obvia necesidad de que las cárceles estén lejos, aisladas, y todas con la adecuada seguridad, y control y revisiones constantes.

Mientras que el crimen organizado sí demuestra, en efecto, que se sabe organizar, el lado que es supuestamente de "los buenos" se autosabotea. Y en eso hay responsabilidad compartida entre el gobierno federal, el estatal, y el pueblo mismo. Si la cultura de la denuncia anónima, y la acción enérgica sin involucrar intereses partidistas se extendieran por igual a un justo nivel, hasta el más fuerte grupo delictivo sentiría el impacto.

Pero en cambio, tenemos corporaciones saboteándose unas a otras, políticos fingiendo demencia o acusando a otros funcionarios (en especial si pertenecen a un partido distinto), leyes huecas y recursos legales que benefician más al perpetrador que a la víctima, y por encima de todos éstos e incluso de los cárteles, los hombres de poder que ríen tras el telón mientras sacan ventaja al desorden.

Por ello es que las cárceles siguen siendo ejemplo de mala administración, de ser más escuelas del crimen que lugares de castigo y readaptación. Mil y un pretextos brotan para defender a los internos: necesitan tener cerca a sus familiares para que les visiten, son seres humanos y demandan ser tratados bien, se les debe buscar reincorporar a la sociedad, y un largo etcétera.

¿Y sus víctimas? ¿Y los derechos de éstas?

Muchos quisiéramos ver replicada en gran escala a la magnífica Alcatraz, prisión legendaria. Un sitio que prometiera una tumba acuática a aquellos que intentaran fugarse. Un lugar donde en verdad los prisioneros estuvieran apartados de la sociedad en la cual perdieron el privilegio de entrar, por sus ofensas cometidas.

Quisiéramos ver eso, y que reos de alta peligrosidad, narcotraficantes, secuestradores, y multihomicidas, dejaran de estar mezclados con delincuentes primerizos u ofensores menores. Ojalá algún día lleguen las modificaciones radicales que muchos pedimos respecto a manejo de drogas, educación, y legislación. Pero mientras ésto ocurre, esperemos aprendan mínimo a mantener a los delincuentes encerrados y apartados, como se requiere que estén.

Leer Completo ...

18 feb. 2012

La visita del Bufón

La visita del Bufón

(De los "Cuentos de humanos" de A.S.)

Había un hombre que alguna vez fue niño, como todos alguna vez. Le gustaba leer, perderse en la trama de las películas en el cine, dibujar los garabatos que vinieran a su mente en el momento, y sobre todo, escribir.

Héctor era su nombre. Trabajaba en una dependencia de gobierno. Un sujeto delgado, de cabello negro y desordenado, que con ansia esperaba el momento de tomar un descanso y salir al espacio donde se les permitía fumar. Ahí encendía un cigarrillo y se perdía en recuerdos de otros tiempos: la adolescencia, y la niñez. Esas dichosas “primeras veces”. El primer beso, primer amor, la primera vez que fue a la cama con alguien.

Y mientras fumaba, unos ojos lo miraban, sin darse cuenta él.

Ese día no era distinto a otros. Repetitivo. Sus labores las hacía con un control y rutina establecidos, al más puro estilo de los obsesivos. Cuando le traían papeles, algun expediente o trámite en espera, no le gustaba que se convirtieran en una pila en su escritorio. Héctor sabía, según su aprendizaje, que su desempeño debía ser ejemplo de su conocimiento y disciplina. No por hacer de su empleo o su salario la definición de sí mismo, sino por ser fiel a lo que era, ahí y en todas partes.

- No fuiste. Otra vez – le dijo uno de sus compañeros
- ¿Mmmh? – murmuró Héctor, levantando la vista de su escritorio.

Ese día estaba algo desanimado. Le había costado trabajo dormir la noche anterior. Y tenía la esperanza de que no fueran a recordarle sobre la fiesta a la que no había querido ir. No se sentía a gusto entre mucha gente. No confiaba en ellos, y es que luego de tres décadas de amigos que se fueron y novias que se sirvieron con cuchara grande (o cucharón de sopa, solía bromear Héctor) en cuanto a dinero y regalos, no existía el mismo ánimo de convivir con nadie, salvo con aquellos que aún con el paso de los años seguían ahí.

- Me sentí mal – mintió Héctor, sin dejar de leer los documentos en sus manos – Y los busqué antes de que se fueran, pero ya no los encontré.
- No seas mentiroso – replicó su compañero – Fuimos por el coche. Regresamos. Hasta subimos de nuevo a la oficina a ver si te encontrábamos, y ya habías hecho tu rutina de ninja de desaparecer.

El reproche escondido en la broma estaba fuera de lugar. Héctor dejó salir una breve risa, y siguió con sus labores. En realidad, le veían como un solitario, un desconfiado, el ejemplo de lo que es la amargura en un adulto joven. Sin embargo, sabían que era educado y respetuoso, y le devolvían la misma cortesía. No tenían problema en que se sentara con ellos en el comedor a la una de la tarde, sabiendo que seguiría su rutina de comer rápido sin decir palabra, sonreír con las ocurrencias y relatos de los otros que estaban a la mesa, y finalmente marcharse como cada día. Al mismo rincón de las instalaciones. A fumar, como siempre, sus cigarrillos.

Y ese día, esos mismos ojos atentos le miraron otra vez. Igual que antes, solo que ésta vez, Héctor lo sintió. Ese cosquilleo inconfundible de cuando alguien clava la mirada en uno. Esa sensación que ya había sentido en el baño de la oficina cuando era el único que había llegado, y en otro día mientras revisaba avisos de ocasión buscando una casa en venta que pudiera interesarle.

Pero, como en esas otras ocasiones, no había nadie. Se encontraba en el segundo nivel del estacionamiento subterráneo, área designada para fumadores. Eran pocos los que iban, y a la hora en que solía ir Héctor, se encontraba desierto (otros disfrutaban sin prisa su comida, al contrario de él)

- ¿Cómo estás, papá? – dijo Héctor a su célular, luego de marcar rápidamente el primer número en su lista de llamadas perdidas.
- ¡Hey! ¿Qué pasó, Héctor? – contestó su padre del otro lado
- ¿Cómo has estado? – repitió
- Bien, bien – contestó el hombre, dando por entendido que estaba mintiendo, repitiendo la misma respuesta dos veces en un tono poco convincente
- ¿Te has estado tomando tus medicamentos?
- ¿Cómo?

La televisión en el cuarto de su padre tenía el volumen muy alto. Héctor tenía que alzar la voz a veces para que pudiera oírle. En ese momento se escuchaba en el noticiero algo que alcanzó a distinguir como una disputa por un tema de actualidad, en la capital. Se escuchaba a alguien decir: “Tenemos que ser pacientes, debido a que la intolerancia de un tipo nos puede arrastrar como nación y como pueblo entero.”

- Que si has estado tomando tu medicina, papá.
- Ah, sí – respondió – Solo que ando algo ronco. Me dicen que para mejorarme guarde reposo, pero no dejo de hablarle a la gente.
- Pues ojalá que te mejores pronto – le dijo Héctor, subiendo un poco la voz, para que lo escuchara.

Se despidieron finalmente. Ya oscurecía, y en unos minutos Héctor saldría de la oficina. Mientras él seguía con sus actividades, su padre se reclinó en su sillón favorito. Examinó cada una de las decoraciones del árbol de Navidad que había armado con ayuda de Rubí.

Rubí era su sobrina, hija de su difunto hermano mayor. Prima de Héctor. El viejo estaba agradecido de que, aún siendo joven y teniendo una vida social, amigos, pretendientes, y todo lo que alguien de su edad quiere disfrutar al máximo, destinara parte de su tiempo a visitarlo y cuidar de él en sus ratos libres.

El padre de Héctor fue observando con fascinación las luces del árbol, los colores, los destellos, concentrándose en eso para olvidar la noche fría afuera de su casa, que tanto lo solía inquietar en esos días.

Y entonces lo vio.

A través de la ventana, la imagen de alguien que lo observaba. Un niño. O al menos, por su complexión extremadamente delgada y corta estatura, lo que parecía ser un niño. No lo sabía con seguridad, pues una máscara le cubría el rostro. El viejo sintió una opresión en el corazón al darse cuenta que, afuera de la ventana como estaba, quien lo observaba flotaba en el aire.

El cuerpo delgado del ser se mecía de pronto con el viento, como si fuera un muñeco hecho de material ligero, y no un ser que a todas luces estaba vivo, se movía, y observaba. “Cálmate”, se ordenó a sí mismo el padre de Héctor, mientras daba lentos pasos hacia atrás. Al hacerlo, pudo ver la vestimenta y máscara del niño: eran ropas parecidas a las del comodín en el póker, las ropas de un arlequín…

El Niño Bufón se le acababa de mostrar al viejo. Con esa ropa característica, pero vieja y gris, y la sólida máscara blanca cubriendo su rostro. Un diseño simple de dos hoyos para los ojos, y un hoyo para la boca. Pero ni ojos ni boca se podían distinguir a través de ellos, a pesar de ser hoyos de aceptable tamaño. El Bufón inclinó hacia un lado la cabeza, mirando fijamente a la ventana aún, como queriendo denotar extrañeza o duda.

“Yo ya quiero ser grande, no quiero ya estar niño”, esas palabras resonaron en la mente del viejo. Recordó que es lo que Héctor le dijo una vez cuando tenía escasos cuatro años. Fue en casa de su abuela. Entonces era un niño alegre, cantaba y leía, y dibujaba –incluso sobre las paredes, para el disgusto de sus abuelos-. Luego corría dando gritos y sonoras risas junto a sus primos de la misma edad, se tropezaban, y tomaban cosas para lanzarse entre sí, hasta los huevos del refrigerador.

Y fue por medio de ese recuerdo, que el viejo notó algo: ese monigote que flotaba en el aire y no dejaba de verlo con la fría noche y el viento como tétrico fondo, con ese cuerpecillo flaco y enclenque, se parecía sin duda al de su propio hijo de pequeño. “Oh Dios.. Rubí, no llegues, hija”, murmuró el viejo. Y al notar que la figura no se decidía a hacer algo, le gritó con voz irritada y quebradiza a su vez por el miedo, exigiendole saber qué hacía ahí, y qué quería.

“Hay alguien que ya tiene que irse”, pareció decirle el Niño Bufón, tan solo con su lenguaje corporal. Inclinó el cuerpo hacia delante y encogió los hombros, sin quitar la vista del padre de Héctor. Era la misma pose que algunos médicos, por empatía, usaban al momento de dar a los familiares de su paciente alguna mala noticia. El viejo lo sabía. Él era –o había sido alguna vez- médico también. Y gracias a su conocimiento, supo que debía tranquilizarse un poco, o ese molesto mal cardiaco detectado varios años atrás podía decidirse a cobrar factura en ese momento.

En eso pensaba mientras se tocaba el pecho, y en un instante en que desvió la mirada, pensó en acercarse más a la ventana y repetir su exigencia de una respuesta clara. Así era el viejo: cuanto más asustado, más enojado se veía. Con determinación apretó los labios y volvió a asombarse a través de la ventana…

Se había ido.

Para asegurarse, hizo un mayor esfuerzo para ver a la lejanía. Prestó atención a cada detalle, desde autos estacionados hasta azoteas, por si llegaba a estar escondido en esos lugares. Luego se sintió un tonto, preguntándose qué necesidad tendría una aparición, o un fantasma, o lo que fuera, de ayudarse de algo para ocultarse.

Se escucharon golpes en la puerta de entrada de la casa. El viejo reconoció en ellos la forma de su hijo de llamar a la puerta. Cuando le abrió, hizo lo de siempre: querer únicamente darle la mano, a lo que Héctor respondía con un abrazo. Por un momento pensó en contarle lo sucedido hacía unos momentos, pero se detuvo. ¿Él, un médico, un hombre de pensamiento lógico, diciendo que vio alguna cosa tan absurda como una aparición?

- Compré hamburguesas – le dijo Héctor, sacándolo de sus pensamientos, mostrándole la bolsa de plástico que traía en la mano – Vamos a cenar.
- Sí, hijo. Gracias – contestó.

Pusieron la comida sobre la mesa del recibidor, y acercaron los sillones. Nunca habían sido afectos a la costumbre de sentarse a la mesa, pláticas familiares, y otras rutinas. Era de las pocas rutinas a las que Héctor, su obsesivo hijo, nunca se había adaptado.

- ¿Te acuerdas cuando tu abuela te preparaba hamburguesas? – preguntó el viejo, luego de un breve silencio en el que solo masticaban sin decir palabra.
- Sí. Ah, vaya que comía como un animal, yo.

Ambos rieron. Héctor sirvió más refresco a los vasos de ambos.

- Tu abuela te quería mucho. Eras su consentido – dijo el viejo.
- Yo la quería también.
- Le habría dado gusto verte ya hecho un hombre. Querría haberte visto tener tu patrimonio, tener tu familia…
- Ajá – contestó Héctor, adelantándose a lo que sabía que venía – Pero ya te lo dije antes: pon tu esperanza de tener nietos en mis hermanos. Yo no soy para eso.

No hacía falta que lo dijera. Algo se le había ido a Héctor de su ser para no volver. En ocasiones él mismo decía ser un androide. Su padre intentaba animarlo, verlo perseguir la felicidad y, ¿por qué no? Alcanzarla. De ser posible, alcanzarla antes de que el viejo no estuviera ya ahí para verlo.

- En ésta época – continuó el padre de Héctor – tu abuela decoraba la casa con adornos navideños. Piñas, lazos rojos…

El hombre dejó de hablar de pronto. Se quedó mirando al vacío.

- ¿Papá? – preguntó Héctor

“Yo soy el Bufón” – escuchó a una voz decir. En realidad, Héctor solo pudo percibir el viento helado colándose por una ventana que accidentalmente había quedado abierta. Se levantó a cerrarla.

El viejo cambió de posición, como uno hace al querer escuchar más atentamente. Entonces volvió a oírle, tenue como los pasos de un insecto sobre el vidrio. “Soy el Bufón” – susurró – “Soy la esencia de la infancia misma, que se marchita como las plantas en el invierno. Soy la cara de la burla de la vida, que hace que todos los que no quisieran irse, sean arrebatados de su único lugar seguro. Soy el ícono de aquello que todos desearían volver a ser, y el tiempo al que todos amarían volver”.

Cuando volvió en sí, Héctor lo miraba fijamente. Quiso bromear al respecto, diciendo que había tenido un momento senil. Así habría querido el viejo que fuera, solo un efecto en su cerebro producto de su edad, y no esa imagen, tan real, que ahora aparecía de pie, al fondo de la sala, en la oscuridad de la cocina sin luz. El mismo cuerpo de espantajo, flaco y larguirucho, la máscara blanca con ese diseño simple que emulaba una boba expresión de ausente.

- Ya me tengo que ir, papá – dijo Héctor, poniéndole la mano al hombro - ¿Rubí viene mañana, verdad?
- Sí, hijo – le respondió, poniendo la mano sobre el brazo de Héctor – Mañana llega a las 9.
- Vengo a verte el fin de semana entonces. Llámame si necesitas algo.
- ¿No te quedas? – le preguntó – Ya es tarde.
- Tengo algunas cosas que hacer. No puedo. Pero me quedo el viernes o el sábado. Ya sabes: para cualquier cosa que se necesite, háblame.
- Bueno… - dijo el viejo, retirando su mano del brazo de su hijo – Yo te llamo entonces. Gracias por venir. Cuídate.

Después de despedirse en la puerta de la casa, Héctor subió a su auto y se alejó. En realidad no tenía urgencia de irse en ese momento, pero cada vez era más evidente que entre su padre y él ocurría la misma conversación, las preguntas eran por la misma gente, y los recuerdos evocados eran a su vez los mismos. Y tal vez una rutina más a su larga lista de rituales de conducta era algo que no deseaba admitir en su vida.

De todos modos, no habría necesidad de hacerlo. El viejo se enteraría de ello en la mañana. Usualmente, los padres esperan que sus hijos les sepulten, les superen, y les sobrevivan. En éste caso en particular, no fue así. Un instante, un sobresalto, y las rutinas de Héctor habían concluído en definitiva. Cuando las patrullas y ambulancias llegaron al sitio de la terrible colisión que ya aparecía en los noticieros, uno de los oficiales presentes habría jurado escuchar una especie de voz en el viento que corría esa noche.

Hay, en efecto, alguien que entre sombras y recuerdos merodea. El Bufón. Un niño que flota entre un tintineo de cascabeles. Y cuando ése bufón actúa, lo seguro es que no se verá a la gente riendo.
Leer Completo ...

16 feb. 2012

Mundo enfermo y triste: rarezas varias del mundo

Sick Sad World Strauffon blog


¿Recuerdan el programa del mismo nombre que el título del post, el cual era mencionado en la serie "Daria", y hablaba de rarezas varias del mundo?

Tratando de revivir ese espíritu curioso que raya en lo morboso, les he traído una selección de curiosidades breves.

El pene y los dioses

En la antigua Roma, los adoradores de la diosa Cibeles conocían bien la leyenda en la que ésta impidió que su hijo se casara con su amante Atis. Él se castró antes de suicidarse, en respuesta. Los adeptos al culto de ésta deidad celebraban fiestas en su honor y, llegando al éxtasis y la pérdida de los sentidos por el uso de varias drogas, alcohol, y otros excesos, se cortaban voluntariamente los testículos y el pene.

Suicidio en el fuego

Desde tiempos antiguos en la India, ocurría una práctica llamada "satí", en la que la mujer debía quemarse en la pira funeraria de su marido. La tradición dictaba que debía ser voluntaria, aunque muchas fueron obligadas a llevarla a cabo. Desde el siglo XIX fue prohibida legalmente. Sin embargo, se dice que no se ha erradicado del todo. Hubo un caso documentado y expuesto en el 2006.

¡Guerra de comida!

En Wangcheng, China, los agricultores que cultivan uvas siguen la tradición de guerra de comida bajo la creencia de que así propiciarán buenas cosechas. Es una batalla en la que se lanzan racimos de uvas sin descanso. En el 2007 ocurrió una de las más llamativas, pues el total de la fruta que usaron fue de 2.5 toneladas.

¡Shots de semen!

semen de caballo Strauffon blog

Un bar excéntrico en Wellington, Nueva Zelanda, tiene en su menu shots de semen de caballo con sabor agregado de manzana. El "Green Man Pub" obtiene el esperma de una granja cercana, y ya en el bar le añaden el saborizante frutal. El costo es de NZ $20 por la bebida. Quienes más lo consumen son las mujeres.

La sangre de caballo

Marion Laval Jeantet llevó a cabo el experimento de inyectar en su propio cuerpo sangre de caballo. Llamó a su proyecto: "Que le cheval vive en moi" (Que el caballo viva en mí).

Preparó su organismo con pequeñas dosis al principio, hasta que éste pudo asimilarla. La fusión afectó las funciones anatómicas y el sistema nervioso de Laval. Ella declaró: "No estaba en mi cuerpo, era sensible, poderosa. No podía dormir, me sentí extrahumana".

Parque de atracciones para sadomasoquistas

mujer sadomasoquista

En Cerna, República Checa, existe un establecimiento llamado "Reino de Otro Mundo". Se autodenomina una nación diminuta. Tiene su propia moneda, fuerza policiaca, pasaportes, y conjunto de leyes.

En ese lugar, las mujeres son dominadoras, y los hombres solo pueden ser esclavos sumisos. Quienes deseen visitar el lugar, deben acceder a que serán tratados como "bestias de granja", y pueden ser castigados con el látigo, ser una silla humana, o montados como ganado.

Las administradoras mencionan que los hombres esclavos son todos voluntarios y disfrutan lo que les hacen, y que es un sitio en donde las mujeres fuertes pueden ser libres.

La mujer más tatuada del mundo

Isobel Varley nació en Yorkshire, Inglaterra, en 1937. Decidió tatuarse por primera vez en el Hammersmith Palais de Londres, cuando estaba cerca de los cuarenta años. Obtuvo su récord Guiness en el año 2000.

Ha visitado convenciones de tatuaje, en las que exhibe su cuerpo ya cubierto en más del 70%. Algunas partes de su cuerpo libres aún de ser tatuadas son las plantas de sus pies, partes de sus manos y de su rostro.

Leer Completo ...

11 feb. 2012

Frases de mujeres que me han rechazado (Primera Parte)

mujeres que rechazan Strauffon blog

Llega a hastiar el recibir cadenitas ñoñas, ver parejitas en la calle y hasta en internet diciéndose tonterías, y ver corazoncitos y el color rojo por todas partes. Vengo a traerles el otro lado de la moneda. Un poco de amargura, de experiencias personales.

Como he dicho antes, mi compromiso es con el entretenimiento. En algún momento escribí que "dejaría que hasta mi incomodidad les entretenga". Y siempre cumplo mi palabra.

Voy a compartirles esas simpáticas frases que quedaron archivadas, dichas por mujeres a quienes en algún momento quise, con quienes desee estar y compartir lo mejor de mí. Cada una de ellas manifestó su desprecio con distintas palabras.

Algunas han ido a parar al archivo general, igual que los comentarios de la Hate Collection. Y no hay de que preocuparse, ya que por supuesto se respetará la confidencialidad, quedando en el anonimato cada una de las personas que decidieron dejarme esas "joyas" para la memoria. Uno puede estar siempre ahí, valorándolas, queriendo sinceramente brindarles lo mejor de sí, y bueno... si alguien sabe dar respuestas que duelen, son los más bellos y enigmáticos seres del mundo: las mujeres.

Espero les entretenga. Y si alguien quiere compartir una propia, o alguna anécdota, siempre es bienvenido su comentario. Aquí están, pues, las frases en cuestión, directamente de los archivos del pasado:

1) No gracias.. No creo que sea buena idea...

¿Por qué, díganme por favor, POR QUÉ responder como si estuviera proponiéndosele crear una empresa con capital común? "buena idea"...

2) Ay no. No eres mi tipo.

Humillante experiencia, especialmente porque fue a media calle. Pero reconoceré el punto bueno: a partir de ese incidente, conocí a quien a la fecha es uno de mis mejores amigos y hermanos. Valió la pena la verguenza.

3) nooo no pense nada cochino pero en tu caso siempre me das miedo esk eres muy raro

¿Lo dices por mi colección sadomasoquista de cuero y utensilios? ¡Está bien! No dije que a fueeerzas la fuera a usar, caramba...

4) Yo te busco en buen plan, pero bueno......... Ahora me vas a chantajear con eso?

Ésta personita siempre fue muy ocurrente. Era del estilo: te amo, ya no te amo, si te quiero, ay no es que ya ando con otro, oye ahora si te amo, ay no es que no confío en ti, oye siempre sí ya anda conmigo, ahora no es que ya vivo con otro.

Un poco de sentido común y decisión, por favor.

5) agradezco tus palabras en serio que lindo pero no hay "chispa" y otro consejo ...lo peor que podrías hacer es tomártelo personal ..ese siempre es el problema.

"No hay chispa", ¿eh?... Pues no sé cuándo dije que estábamos prendiendo un motor aquí.

Además, ¿cómo no se va a tomar como personal el que alguien rechace tener una relación entre tu PERSONA y la de ella?

6) mmmmm... esque tu quieres algo mas que una amistad y la vd no me interesa tener algo mas ke una amistad sacas?

Si me dejaras "sacar" algo, tal vez te convencerías un poco más de decir que sí.

7) Aun sigo sin entender por que te importo...

Dioses del Olimpo...

Mujeres: es mejor que sean directas, sinceras, y no hacer preguntas o afirmaciones absurdas como esa. Me acuerdo de otra que decían en prepa: "Es que no sé por qué me quieres, si yo nunca hice nada para que lo hicieras". ¡No seas torpe! No es que tuvieras que hacer algo. El sentimiento se da, y punto. Chingado, es como para hacerlo explotar a uno como un globo de bilis, maldición...

...

¿Hacemos el amor? ¿Sí? :)

Abuelo Simpson Strauffon blog

8) Pero porque me dices eso? no te he hecho nada Alejandro

Es peor cuando te contestan algo así. Pareciera que en vez de declarártele, le estabas reclamando algo.

9) solo te quiero como amigo. No sé qué más decirte.

Lo chistoso es cuando, al tipo con el que sí se van, termina tratándolas mal. Entonces empiezan a lamentarse, preguntando en dónde están los hombres que sí las valoran.

Pues somos ésos, a los que nos dijeron que "solo amigos".

10) No exageres Strauffon, no creo que todos los dias pienses en mi. De cualquier modo, gracias.

Ya te dije un millón de veces que yo no exagero.

11) Por desgracia yo no te extraño, con mi ego tengo para pesares y pleitos. Te deseo de todo corazón lo mejor, te lo juro.

"Aijuesú", siempre he creído que esas palabras las ensayó previamente.

12) El que me gusta es tu amigo, no tú.

Ayudaría el haberlo aclarado desde un principio.

beautiful redhead pelirroja Strauffon blog

13) Yo tengo mi vato y esta en una banda. No lo voy a dejar por alguien como tu que no tiene nada.

Se entendería si se tratara de una buena banda, famosa, con dinero. Pero no. Se vuelven locas por cualquier conjunto de mamarrachos que creen que tocan. Y luego dicen que lo mencionado por Freud y la fijación fálica no es creíble. Solo mírense.

14) Wuuuuuuuuut? hola, estamos en la vida real. Argh.

A ésa última frase no responderé nada.

Y ahí termina la lista de frases.Prefiero las de la Hate Collection, la verdad.

Debido a éstas cosas, cada vez más hombres se vuelven psicópatas, trabajólicos obsesivos sin vida personal, o gays.

Ash en fin, adiosss chicosss! arcoiris Ah no, ¿verdad?



Leer Completo ...

4 feb. 2012

La chica Reijiro Luna: crueldad animal (decapitación de un gato)

Reijiro Luna caso de crueldad animal

Encontré un caso, al cual se le está dando promoción por la red, que menciona a una chica de entre 18 y 19 años, de la cual alegan mató a un gato decapitándolo, lo cocinó, y entre ella y sus hamsters se lo comieron (no sólo a él, sino a otros pequeños gatos), y a continuación tomó fotos del hecho y alardeó de ello en Facebook.

La gente que ha entrado en contacto con ésto ha enviado peticiones a los noticieros Hechos Meridiano, e Informativo 40, entre otros. No hubo respuesta de los medios al caso que parece haber salido a la luz desde mediados de enero del presente año.

Reijiro Luna y tortura de un gato

Gente en la red menciona que el nombre real de la chica es Adriana Surisame Medellín, con domicilio en Villas de San José, Tultitlán, Estado de México.

Decidí compartir ésto, y las imágenes, para someterlo al juicio de cada uno. De mi parte, lo que puedo decir luego de ver las imágenes, es que parece más algo prefabricado que un hecho genuino. En especial por la imagen del cuerpo del gato separado de su cabeza.

Da la impresión de ser una broma de mal gusto para hacerse notar, en la cual todo, o la mayoría de lo que puede verse, es elaborado. Lo que aparece como alimento en la foto de la chica, y de sus mascotas, podría ser otro animal. O quizá ni eso.

En el caso de que resulte genuino, es obviamente un acto cruel y reprobable, sin justificación. Ciertamente, el gato es consumido en muchas partes del mundo (estando enterado el consumidor o no de lo que es), pero lo señalado como reprobable es el acto violento y exhibicionista, no la particular elección de menú.

¿Opiniones?

Leer Completo ...