29 ene. 2016

Por qué no conviene unirse a una network de Youtube


Una network es una red o compañía con habilidad de poner varios canales de Youtube y a la gente en ellos bajo un solo sistema de administración, habiéndoles monetizado y obteniendo alto porcentaje de lo que generan éstos. Al decir "monetizado" esto se refiere a los canales de Youtube que se han incoporado a mostrar publicidad en ellos y a cambio recibir pago por las reproducciones de sus videos. Originalmente las networks no eran algo en sí malo ni dañino para las personas buscando una ganancia económica con su canal de Youtube, si nos vamos al pasado y repasamos sus inicios. Pero ahora, la realidad es otra.

Ah, pero quienes visitan éste sitio mío seguro se preguntan por qué abordo éste tema, si ya he dicho que no me caen bien los youtubers endiosados. En efecto, a ese tipo de gente no le tengo ni respeto ni admiración, no creo que estar fusilándose contenido de otros lados y decir estupideces como subnormal frente a una cámara y gritar o hacer muecas también sea un trabajo, y mucho menos algo que les califique como artistas, aunque muchos de ellos consideren que lo son. Pero hay otros que sí comparten contenido bueno e interesante, de verdadera relevancia y del que muchos pueden aprender. Tanto los portales independientes de noticias y crítica social, como los otros de contenido más simple o personal. Ahí sí hacen un esfuerzo, y buscan como muchos, que les sea redituable.

Un ejemplo que daré para ilustrar lo que una network de Youtube actual es probablemente no le gustará a muchos, pero les aseguro tiene mucho en común. Y es aquel del pimp o alcahuete (el "chulo" o "padrote", se le dice en algunos lugares de habla hispana) y sus prostitutas. Es una analogía, ¿entienden? No es por ofenderlos. No los estoy llamando prostitutas, no estoy diciendo que se dejen penetrar o que sean oficios iguales. No vayan a empezar de sentidos o llevando esto a un malentendido. Es un ejemplo en un escenario distinto, ¿bien? Continuemos, pues. Una chica comienza por N razón como prostituta con lo básico: viéndose lo más atractiva posible, manejando medidas de seguridad de todo el tipo que le vengan a la mente para no poner en peligro vida e integridad, tiene ya proyectado a qué lugares irá y cuáles cosas ofrece y cuáles no, y entonces se topa con un problema: que le conozcan y guste lo suficiente para que quieran pagarle la cantidad que ella quiere, y caigan clientes de forma fluída todos los días.

La chica se da pronto cuenta que el bonito cuerpo que tiene, lo arreglada y perfumada que anda y su esfuerzo por dar una sonrisa y buen trato no es suficiente de todos modos. El mercado está saturado tanto por las que cobran poco y por eso son preferidas por los clientes corrientes sin tanto dinero, como por las profesionales también que llevan más tiempo y hasta fama y diversificación tienen ya. Las ve divididas en categorías, unas llamándose a sí mismas escorts, otras siendo bailarinas además, algunas hasta apareciendo en festivales de sex shops y demás, y entonces empieza a desesperarse. ¿Por qué - se pregunta - si lo que quieren es una chica guapa que coja rico y les trate bien, y yo proporciono eso, me va más o menos y tengo varios días que resultan casi en ceros?

En ese momento de desesperación, y casi como salido de las sombras en un cuento sombrío, el pimp o alcahuete aparece en escena. Por supuesto, éstos tienen también sus numerosas presentaciones. Le dirá que tiene un table dance, que tiene una sala de masajes, un estudio donde filma películas, etcétera, y que con gusto aceptará tenerla. Le dará números estimados, una proyección de ganancia de cantidad vs. tiempo, y ella encantada tendrá hasta brillando las pupilas. Él ayudará a promocionarla, según le dice. Y hasta sus compañeras le apoyarán. Tan solo tiene que comprometerse, entrar en un contrato donde acepte dar porcentajes, acceda a ir a eventos y hacer cosas que él le diga, y de tan buena gente que es incluso y le dará un adelanto ahora que va empezando.

Oh sorpresa. Para quienes no nacimos ayer, desde ahí se nos muestra eso como una alerta. Nadie te da nada, y menos un conjunto de cosas, gratis. Pero la necesidad y frustración nublan el razonamiento. Por estar desesperada, o quizá por floja o no creer en sí misma y su capacidad, cae en un acuerdo que le atará por mucho tiempo, tal vez para siempre. Terminará dándose cuenta que no se le da el porcentaje que se dijo debido a que las cifras que le mencionaron eran para marearla y las desaparecieron del contrato, que le cobran altísimo por lo que ha pedido de adelanto, que no le dan la debida atención o cuidado para asegurar que su trabajo se le recompense como es debido, y en resumen está siendo exprimida mientras se le puede sacar algo.

Al intentar salirse del acuerdo, se le amenaza con acción legal aprovechando que sabe poco del tema. Le dicen que por puta y aparte incumplida, hay leyes que la enviarán a la cárcel a pudrirse. O incluso le amenazan con otro tipo de represalias. Y mientras vive esa triste realidad, la chica se da cuenta que hay otras, si bien no tantas, que por sí solas se han manejado como escorts o prostitutas a nivel ejecutivo y hasta tienen sus redes sociales y promoción a gran escala, su propia seguridad pagada, conocen qué lugares visitar y en qué medios moverse, y con todo y los peligros de la profesión (a fin de cuentas, todas tienen sus peligros, en mayor o menor medida) les va bien sin haber sido atrapadas en la red de alcahuete alguno.

¿Triste, no?

Sí, sí. Como ya dije, se ofenderán algunos y van a afirmar que estoy llamándoles putas del internet, cuando no es así. Y ni se pongan de dignos y ofendidos; las chicas de la vida galante se llevan sus buenas chingas y tienen que trabajarle duro, como todos quienes no son ricos de vida fácil.

Pero bueno, has llegado hasta aquí, a ésta parte del escrito. Así que infiero entiendes el punto hasta ahora. Y vas dándote cuenta que la analogía es por la friega que se lleva la gente, y el abuso extremo de quien llega por un inmerecido porcentaje. Podemos continuar.

El mundo actual está lleno de gente que entra a internet a hacer videos y con eso se siente celebridad, artista, alguien especial. Al parecer ya casi nadie está contento con decir "soy una persona promedio, del público". Si entras a Youtube y quieres tener un canal y crear contenido, te habrás lanzado no a un río, sino a un inmenso océano. Resaltar en esa inmensidad no es nada fácil, pero no por ello vas a tomar la oferta de alguien que venga hablándote bonito y queriéndote hacer firmar algo. Principio básico: desconfía en grado sumo e investiga como si fueras detective a todo aquel que quiera hacerte firmar algo, sea quien sea. Y de ser posible, evita hacerlo, a menos que sea una cosa absolutamente necesario. Dicho principio aplica en esto de Youtube y las networks; esas terribles alcahuetas en la internet atrapando a ingenuos de todas edades con esa fantasía de ser especial y que ganarán mucho por eso.

Ah, pero de seguro no me crees porque no soy un Youtuber famoso hablándote del tema, y crees que porque alguno de esos, en su nube de supuesta grandeza, están en una network y dicen que es lo máximo. No hay problema, te dejo un artículo del conocido Pewdiepie diciéndote lo mismo que yo en cuanto a las networks, y puedes leerlo AQUÍ. Ah, pero tal vez quieres la explicación en un video, porque a fin de cuentas tú amas Youtube más que lo escrito. Está bien, no se diga que no busco complacerte. A continuación te dejo en video la explicación de por qué no te conviene estar en una network en Youtube, y es mejor monetizarte y manejarte tú solo:



Recuerda lo siguiente:

• No necesitas unirte a una network para poderte monetizar y tener ganancias por las reproducciones de tus videos. Tu acuerdo debe ser con Youtube y Adsense dentro de éste, y ya, no con alguien que se acerque y te prometa la luna y las estrellas a cambio de que le firmes y le des siempre una tajada de tu pastel.

• El equipo de soporte en casi todas las networks, y sus directivos mismos, muchas veces son inexpertos en lo que se refiere a mercadotecnia y cosas técnicas, aunque posen como expertos de la materia.

• Algunos youtubers, como el ya mencionado Pewdiepie, luego de su pleito con una network la dejan y se van a formar la suya. Tampoco a esas las necesitas. En cualquier momento puede volverse tan negativo como aquella a la cual dejó.

• Cuesta tiempo y esfuerzo aprender a manejar las finanzas, repasar contratos en su totalidad, analizar tendencias, e incluso manejar detalles bancarios y de administración tributaria (impuestos) si es que se llega a requerir por el hecho de que estás ganando dinero con esa actividad. Pero tú puedes aprender a hacerlo solo. NO SEAS FLOJO. Que no te atrapen gracias a tu hueva de aprender y hacer cosas, diciéndote "No te preocupes, nosotros hacemos eso por ti para que estés tranquilito". Así han hecho quebrar compañías y negocios que potencialmente eran fructíferos desde mucho tiempo antes del internet, y ahora con Youtube no es diferente. Házlo tú, y enfócate en aprender y hacer bien las cosas, para que nadie pueda bailarte el pito (no solo el dedo) en la boca, y te exija todavía que le des las gracias.

dinero tirado a la basura

• Los directivos y altos mandos de las networks no son gente profesional, muchas veces ni formación académica tienen, y mucho menos ética o consideración. Por algo la comparación con un pimp o alcahuete es adecuada. Como ejemplo de esto, vean cómo Ray William Johnson, un youtuber que estuvo en la cima, dejó a los de Maker luego de que el CEO de ésta le envió mensajes agresivos.

• Estamos en un mundo donde las frases de supuesta motivación y crecimiento, el bullying disfrazado de positivismo y "empoderamiento" en grupo, y otras tácticas son explotadas por mucha gente deshonesta. No caigas en el juego cuando alguien te diga que lo que pasa es que eres cobarde, que estás perdiendo la oportunidad de tu vida, que te gusta la mediocridad, y que solo retirarán esas acusaciones si te inscribes o firmas (te vendes) con ellos.

Espero esto sea de utilidad, a todo aquel que desea lanzarse a dicho mundo y hacer el intento. Hay una manera inteligente y madura de intentarlo, y la manera ingenua y floja que te lleva a malas experiencias, como las ya descritas. Que les vaya bien a quienes van a hacerlo, y espero si llega tocando a su puerta (o a su correo) alguien haciéndoles esas promesas, sepan hacer lo correcto: mandarles al diablo.

...

7 comentarios:

The Wanderluster dijo...

Ya ves? Maravilla de mi vida tenerte a ti para todas estas cosas! Cuando menos ya se todas estas cosas para cuando me convenzas de abrir un canal de YouTube. :)

Alexander Strauffon dijo...

Para cuando quieras crear un Canal Feliz.

Ian Keller dijo...

Extraño es ver como todo lo que sucede en la vida real ocurre en la virtual. Antes del Internet existían todos estos timadores de cuarta que hasta daban pena los que caían en sus brazos. Y pues en estos tiempos el que uses Internet no indica que seas alguien culto, que sepas defenderte, y pues viendo ganado, ahí vienen los lobos. La analogía estuvo muy buena, gracias por compartirlo. Saludos

Mi Álter Ego dijo...

No tenía ni idea de que existían estas cosas, aunque tengo que reconocer que no estoy muy puesta en el mundo YouTube.

Besotes!!!

Nefertiti Munguia Triana dijo...

Eso del youtube es casi una mafia pues, es que la gente oportunista donde quiera está y si hay gente que se deja engañar obviamente habrá quienes los engañen. Lo bueno es que a mi esas cosas nunca me han llamado la atención, no entiendo como hay personas que son fans de los youtubers si casi todos dicen puras tonterías, son cosas que no aportan nada y son pura pérdida de tiempo... pero bueno, hay gente para todo.

Saludos Mr. Strauffon!!! (yo pensé que ya había comentado, van como dos días que le digo que voy a comentar y se me pasa, pero aquí estoy siempre... tarde pero seguro)

Jesús David Torres Quiroga dijo...

La analogía con los proxenetas fue apropiada. Y es bueno que compartas un texto como este. Suficiente tenemos con lo timadores en el mundo real para aparte tener que tolerarlos en el ámbito virtual.

Holden dijo...

Un gran post, supongo que llevas razón... a mi nunca me dió por monetizar ni mi canal de youtube ni mi blog, pero va por delante decir que no me uniría a este tipo de plataformas, menuda jeta.