12 jun. 2014

Lo malo del fútbol y sus fanáticos


Muchos lo hemos dejado en claro, más de una vez y a oídos de todo mundo, que no gustamos del espectáculo del fútbol (o como dirían en EU: soccer) y es algo que no cambiará, aún tratándose de un evento como la Copa del Mundo.

Cada vez que hay un mundial de fútbol, se pone en evidencia la mala memoria de la gente, o el hecho de que no les importó poner atención a tus palabras en primer lugar. Te hablan del deporte-espectáculo como si en realidad fueras fan, saturan entre sí las redes sociales con sus comentarios e imágenes del tema, y peor para ti si dices de forma más enérgica que no te gusta y/o no quieres que estén hablándote de eso.

Este año he hecho lo que los anteriores mundiales de futbol: poner bajo la lupa a esa gente que acabo de describir, ver a qué nivel es su intensidad fanática, y al final qué tan relevante es ese individuo para mi. Recién borré a un idiota que tuvo a bien comentar en público: "Si no te gusta el mundial y el futbol, tienes mucho tiempo para hacer otras cosas. Ser joto, por ejemplo".

Borré al carajo al tipo por tener una mentalidad tan simple que no es de ayuda tenerle ni siquiera de contacto de relleno, además del obvio indicio de que se trata de un infantiloide pendejo queriéndose justificar con la "pasión del futbol", y no dudo que si alguien le confrontara con eso, se defendería diciendo que fue al calor del momento y que ultimadamente era en broma.

Un viejo dicho reza: "Entre broma y broma, la verdad se asoma". Y el deporte-espectáculo deja salir la naturaleza hostil con carácter salvaje-tribal de muchos, sin olvidar la conducta simplona, salvaje, y cruel de éstos que se dicen seguidores y en realidad son fanáticos enardecidos que más que una camiseta de equipo y una tele, lo que requieren es una camisa de fuerza y una efectiva terapia reforzada con fármacos.

Muchos se atreven a decir que los que detestamos el futbol somos los agresivos, que somos los que los atacan a ellos por estar "pasándolo bien", que sus comentarios como el del sujeto que borré de mis contactos son de puro cotorreo y no para tomarse seriamente, y que esos conflictos entre las 'barras' (pandillas de fanaticos disfrazadas de porras de seguidores) del futbol a nivel nacional y los comentarios en exceso (los famosos gritos de "maricón" y "puto") son parte del show. Tremenda mentira. Son ellos el peligro, una bomba siempre lista a estallar. No por ser espantado ni puritano, y mucho menos por querer ser como los que buscan ofenderse por todo y censurar cada cosa, pero hay un momento, lugar, y justa medida para cada cosa. Eso es lo que hace todo tipo de humor, incluyendo el humor negro, algo memorable y creativo. Y acá en este caso, unos tipos haciéndose los chistositos una y otra vez cuando a la vez son unos estúpidos volátiles que no se aguantan y estallan en violencia escalando cualquier situación al peor escenario es algo fuera de lugar (¡Ja! "fuera de lugar", ¿vieron lo que hice ahí?).

¿Exagero, tal vez? ¿Es lo que creen, que estoy yéndome al extremo? Dejemos que los enlaces de noticias hablen por sí mismos, les invito a leer:

Noticias de violencia en partidos de futbol


Al menos 74 muertos deja violencia tras partido de fútbol en Egipto

Luto y violencia en el Jalisco

Futbol mexicano: ¿Quién provocó la violencia?

Suspenden partido de futbol en Rusia por violencia de hinchas contra jugadores

Violencia en el fútbol: tres estudios sobre la conducta agresiva en situación de competencia y sus implicaciones sociales

Violencia en partido de futbol deja 2 heridos y 70 detenidos

¿Desconsideración, bajeza?

Dejemos de lado ésta vez el hecho de que es una herramienta de distracción usada por el gobierno, y enfoquémonos a la conducta del "macho" fanático de futbol promedio. Lo que piensa y siente, y cómo lo expresa:

Sujeto #1


Lo gracioso es que esta gente cambia de mandilón ridiculamente dominado por la esposa, a el muy machito y pedero que se cree muy chistoso, y luego de vuelta a lo primero.

Estos seres andan por lo general publicando fotos de sus niños, queriendo quedar como el padre modelo bien cool y cariñoso. Pero basta que llegue un partido (y ni tiene que ser del mundial, eh. El simple futbol local resulta suficiente) para que exude su naquez hasta por el trasero.

Ah, y no crean que termina ahí su brillante ponencia facebookera. Aquí les dejo copiado el resto:

6. Deberás aprovisionar la heladera de cervezas y le sonreirás a mis amigos si vienen a compartir unas horitas de fútbol. En agradecimiento, te dejaré ver tele de la media noche a las 4 de la mañana,....siempre que no haya repeticiones.

7. Si me ves molesto porque la Selección va perdiendo no me digas "no es para tanto" ni tampoco "seguro ganan."
Sólo harás que me enoje más.

8. Puedes sentarte a ver un partido conmigo y podrás hablarme, pero sólo durante los comerciales del entretiempo.(eso es cuando en la tele no se ven los jugadores). No se te ocurra hacer cualquier comentario técnico, tampoco abuses.
¡¡ No te expongas!!!

9. Las repeticiones de los goles son muy, muy importantes. No importa si ya los vi antes, o si me los sé de memoria. Los quiero ver de nuevo, muchas, muchas, muchas veces. (se entiende?)

10. Que no se le ocurra a ninguna de tus amiguitas casarse, bautizar, enfermarse, organizar reuniones o cenas, y menos visitarnos; menos aún los días de semifinales y JAMÁS el día de la final porque solo hay tres opciones a saber:

a ) no iré,

b ) no iré, y

c ) no iré.

11. Sin embargo, si un amigo nos invita a ver el fútbol, en el Bar o su casa, ¡¡¡ (Qué maravillosa invitación) !!!!
Iremos sin dudarlo. No importa si nos llama a último minuto. Ah! Y si no estás lista a tiempo, ¡¡¡¡ te quedas...!!!!

12. Los resúmenes de los partidos, durante la noche son tan importantes como los juegos mismos; no se te ocurra decir: "pero si eso ya lo viste, ¿por qué no cambias?" ni "¿No te aburre ver a cada rato lo mismo?".
¡¡¡ No, no, no,... y NOOOOOOOOOOO !!!

13. Para el día de la inauguración y el de la final; deberás preparar un picoteo súper especial, comprar cerveza y mandar los chicos a casa de tu madre.
Ha!! Y deberás quedarte en casa para servir los sandwichitos, cortar el salami y abrir las cervezas. (todo en absoluto silencio...)

14. Finalmente, ahórrate expresiones como:
¡"Qué bueno que el Mundial es cada 4 años!"
¡"Felizmente, sólo dura un mes".
Estoy inmunizado a esas expresiones de mal gusto. Y por si no lo sabes, anda enterándote, también hay: Champions League, Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Liga Italiana, Liga Española, Mundial de clubes, Torneo Mexicano y luego eliminatorias para el próximo Mundial.

MUJER: LÉELO Y MEMORÍZALO, HAZ DOS FOTOCOPIAS, PEGA UNA EN EL REFRI Y LA OTRA, AL LADO DE TU CAMA.

Amigos, compartan este humilde mensaje a una mujer!!!!

¡¡¡ CON EL MUNDIAL NO SE JUEGA... ¿¿¿ESTAMOS????


Y después se preguntan por qué las esposas o novias se consiguen amantes luego de ver sus burradas fanáticas extremistas.

Claro, casi todos dicen "eso no sucederá conmigo", "mi vieja me es fiel como un perro" (asco de tipos los que dicen semejantes frases), y demás barbaridades. Les diré algo: hay tanto que no saben de lo que sucede alrededor, y más si se trata de una mujer. Incluso si llevan años con ella. Y no podemos culparlas si es que buscan por otro lado un buen estímulo físico a la par del intelectual, en vez de atender a su gorila y al resto de la manada tragando y bebiendo mientras ven un grupo de hombres en shorts corriendo tras una pelota.

Ah, y por si quieren argumentar que uno qué diablos puede saber y demás, hace años tuve algo con una bella chica casada con un marido futbolero. Piénsenlo: si un cabrón feo, sin dinero, amargado, y con casi nula habilidad para socializar como yo fue aceptado por una bella mujer no apreciada por el tipo, créanme que hay muchos amantes de buen ver listos para "meter gol" con sus parejas. Piénsenlo dos veces antes de pensar y actuar como éste Sujeto #1 expuesto... aunque digan que en parte es en broma.

Sujeto #2


Este otro quiere pegarle al "iluminado". O sea, según su barata filosofía, si la problemática social es abrumadora y ya extensa, ni para qué quejarse o intentar cambiar algo. Si quieren usar el futbol para calmar al pueblo y distraerlo, por él está bien, al cabo que nada se va a arreglar y ya estaba mal desde antes.

Su error es decir que el futbol es futbol, y la distracción la generas tú (quiso abarcar a todos con su frase) por ignorante. Error. Lo que genera el individuo es la necesidad, la aburrición, el ansia de placer y cambio y cosas nuevas. La DISTRACCIÓN que menciona la genera el equipo, los directivos de éstos, y los funcionarios de gobierno y las televisoras que sacan provecho de ésto. ¿O creen que es casualidad que los presidentes, jefes de Estado involucrados en asuntos administrativos y demás, se den su tiempo para la foto y las palabras prefabricadas para su selección de futbol representando a su pais?

Pero claro, siempre hay alguien que dice algo como lo que puso el sujeto de la imagen, como queriendo aparentar muchos huevos y una actitud de "soy muy cool y se me resbala todo, aún si el mundo cae en llamas yo estoy hecho de adamantio, putos". Y llegan los lamebotas a decirle "Si, si, a huevo", como los que vemos ahí comentándole.

A ver si la selección y sus jugadores les ayudan luego con sus impuestos, sus sueldos que no alcanzan ya para pagar los recibos y cosas básicas, y la atención médica que lleguen a necesitar ellos o sus seres queridos. Hocicones estúpidos.

Fanatismo por el fútbol en Monterrey, y el premio a Roberto Hernández Jr.

Es sabido tanto para quienes viven en México, como los que no, que en fútbol soccer es al que llaman el "deporte nacional" en el país. Quien sabe quién decretó que asi se le llamara, pero así es.

En su origen y esencia, es un deporte. Y como tal, si se le ejecuta como debe ser, puede proporcionar buena condición física, ayudar a mantener un peso ideal, resistencia a grandes esfuerzos, e incluso fomentar a a convivencia social.

Lamentablemente, eso es en el mundo de las ideas, dramáticamente diferente a como son las cosas en el mundo del futbol en México. En éste, se observa una conducta primitiva y tribal que cada vez más se inclinan al vandalismo y a la violencia, enfrentándose unos con otros solo porque son fanáticos de distintos equipos. Gastan, además, dinero que en realidad no tienen por ir a los partidos y comprar la mercancía del equipo (aunque para lo demás estén muertos de hambre), y en general, extraviar su mente en algo que debería ser solo un pasatiempo.

Por supuesto, lo declarado no es en un afán de generalizar. Conozco gente que contempla al futbol como entretenimiento y le otorga el tiempo justo, sin dejarse nublar por la obsesión de la mayoría, y son gente inteligente y valiosa que se cultiva en otras áreas. Varios son gente con quien trato y tienen mi respeto. Desearía poder decir que así es la mayoría de la población, pero es todo lo contrario.

En Monterrey, Nuevo León, existen dos equipos de futbol, cada uno con sus pandillas disfrazadas de "porras oficiales", mercancía con precios exorbitantes, y un desempeño regular: Los Rayados del Monterrey, y los Tigres de la UANL. La rivalidad entre ambos, sus dichosos partidos en que se enfrentan entre sí conocidos como "El Clásico", y los comentaristas deportivos instigadores son un excelente recurso, aprovechado por el gobierno y otras facciones, para mantener a la gente distraída, extasiada, y manipulable.

Todos los fanáticos son ciegos y sordos a esta verdad, especialmente los fanáticos de los Rayados y los Tigres. Olvidan que un perjudicial ex-gobernador del estado, Natividad González Parás, ganó la elección al pagar de su propio bolsillo (según) un partiducho que iba a haber en aquel entonces, para que fuera proyectado por televisión abierta y pudieran verlo todos. Ese fue su regalo aquella vez, y el otro regalote que nos dio fue terminar de abrirle las puertas del estado a los distintos grupos violentos del narcotráfico que ahora están aquí asentados. La misma práctica de pagar partidos así la siguió haciendo él, y también el que es el actual y muy criticado gobernador del estado.

Lo anterior, sin olvidar mencionar a su vez, que los clubes de futbol en México se han convertido en excelentes vías para que el crimen realice un eficaz lavado de dinero. Sí, aunque lo nieguen, los narcos lavan dinero valiéndose del futbol mexicano. Ah, y aparte de ésto, algunos partidos son ya arreglados. Es curioso cómo muchos pueden criticar la falta de realismo de mucho de la lucha libre, y a la vez no se den cuenta de lo ensayados y predecibles que se ven algunos partidos de futbol mexicano.

Pues bien, en éstos días, decidieron darle un premio de ciudadano ejemplar, a un reportero del ámbito local cuya labor más notoria ha sido alabar, con el fanatismo en voz y actitud en su máxima expresión (tanto que no le pide nada a los cristianos fundamentalistas y sus iglesias de odio) al futbol, y en particular al equipo más mediocre de los dos que residen en la ciudad: Los Tigres.

Ese hombre se llama Roberto Hernández Jr., o "Don Rober", como le dicen muchos fanaticos futboleros y demás fauna urbana. Un hombre que gran parte de su vida le ha dado alabanzas y echado flores a un equipo local que la mayoría de las veces se desempeña de una manera mediocre, del que comunmente se sabe que pierde en sus encuentros, pero al cual continúa apoyando su fanaticada. Un anciano de actitud ridícula y altanera, que posa ante la cámara en su programa como si fuese el Heraldo de una poderosa Deidad que a todos observa y gobierna. Un instigador a la discordia, cuya supuesta gran carrera se compone de falsedad, exageración, fingir llanto/emotividad, y tediosas frases y poses convertidas en cliché:



Ese es Roberto Hernández Junior, la gran estrella del periodismo deportivo local, según. Y según los que lo premian, de lo mejor que hay en la ciudad.

Una ciudad, en donde a alguien así se le da la Medalla al Mérito Cívico.

Un ciudad que forma parte de un país, donde por décadas les ha valido madre apoyar la investigación en el área de medicina, o presionar con acción ciudadana para reformar adecuadamente la educación pública en sus distintos niveles, pero eso sí, a dar su devoción y tiempo a los partidos, y a los programas de debate sobre eso, sin trascendencia, hablando de una actividad que no tiene el valor que le confieren, y que la mayor parte de la población es demasiado ciega para entender lo que está tras de ésta.

Hace muchos años, en Nuevo León, el gobierno prohibió la visita de excelentes grupos de rock que deseaban presentarse, argumentando que eran una "mala influencia", y que iban en contra de la moral y las buenas costumbres. Y a su vez, no decían nada sobre esas macro-cantinas que son los estadios, donde menores de edad contemplan a sus parientes embriagarse, y en ocasiones llegan a quedar enmedio de pleitos.

Una ciudad donde al parecer ya nada importa tanto, siempre y cuando haya un equipo, un partido, una "copa" o campeonato, o también una quiniela sobre los cuales hablar.

"Oye, pero: ¿En verdad odias el futbol?"


¿Como deporte, odio el fútbol, acaso? La respuesta es no. La práctica del deporte significa mantener el cuerpo sano y en actividad, evitar (o al menos atrasar significativamente) la aparición de problemas de salud que aparte de difíciles son costosos. Y si es en un ambiente controlado, de número reducido de gente, puede manejarse como sana convivencia.

El asunto es que todo espectáculo comercializado como real, que involucre escoger favoritos y equipos, insignias y cánticos, eventualmente se volverá un problema. Y créanlo, la furia de esos hinchas, hooligans, etc, no le pide nada a esa sed de sangre que en la antiguedad se hacia notar en las gradas del Coliseo de Roma.

Nuevamente hago una pausa para aquel que esté pensando de nuevo que exagero. ¿En verdad? Los fanáticos se rapan, hacen carreras en la calle vandalizando cosas y dándose golpes unos a otros, prenden fuego a propiedad ajena, organizan estrategias para emboscar a los fanaticos del equipo rival y lastimarles e incluso privarles de su libertad por un rato, y en general olvidan no solo la ley, sino la ética y el respeto a la integridad de otros bajo el pretexto de esa "pasión por el equipo, pasión por la camiseta".

Discúlpenme, pero no siento sino desprecio hacia esa gente y los equipos y clubes que dicen representar. Los directivos de éstos evaden el tema lo más posible; los jugadores son buenos para anunciar productos o decir frases pre-fabricadas para uno que otro comercial de T.V. de causa altruista, pero ninguno se decide a meterse a fondo a tomar acción contra el problema.

Por su parte, el gobierno elabora propuestas de ley contra la violencia deportiva, lo cual se ha visto ya en distintos paises que ha quedado a medias, y su aplicación también. Un curita sobre una profunda herida cuya hemorragia no se detiene.

Así que no, como deporte no le odio. ¿Como deporte-espectáculo convertido en un culto excesivo y a aquellos que se involucran en semejante circo? Vaya que sí. Y no entiendo como alguien pueda ver eso como aceptable.
Leer Completo ...

2 jun. 2014

Alexander Strauffon Vs. Mauricio-José Schwarz


Mauricio-José Schwarz es un individuo que actualmente vive en España, nacido en México. Se ha dedicado esencialmente al periodismo, fotografía, y escribir. Una leída a su página de Wikipedia, la cual está notoriamente editada por él mismo, detalla su trayectoria.

Este hombre se autoproclama divulgador de la ciencia. El problema es que, como muchos, es alguien que toma esa causa y bandera como método sublimado para dejar salir su hostilidad, su afán de ofender y atacar. ¿A quiénes? El blanco de sus ofensas y burlas públicas es el amplio espectro de quienes se dedican a las ciencias sociales.

Ciencia, filosofía, y conocimiento no deben ser excluyentes, y quienes se declaren divulgadores deben hacerles compatibles obteniendo lo útil y aplicable de éstas. Si no es así, ¿qué les motiva a formar grupos de nombres llamativos y continuamente descalificar a otros?

Es una conducta sectaria más que genuinamente apegada a la instrucción. "Schwarz y su pandilla", una cierta cantidad de gente que incluso cuando están en desacuerdo con él se lo callan por quedar bien, listos para atacar e insultar a todos los que no están 100% de acuerdo con lo que llama su "círculo escéptico".

La causa que se defiende no justifica que dejes salir tus vicios de conducta. Se preguntarán si lo que clama representar vale la pena, y la respuesta es sí. La magufería pseudocientífica hace enorme daño al mundo, más cuando induce a dejar de lado lo que sí es efectivo y probado. Pero éste señor dio cruzó la linea al decidir que no iba a batallar, y que mejor a toda carrera o disciplina de corte filosófico-social están igual.

En pocas palabras, que quien es de Letras, Sociología, etc, él y sus adeptos le consideran lo mismo que un brujo echacartas, un ufólogo alterador de videos, o un homeopata New Age de los que le dicen a la gente que no vayan con el médico porque "la medicina alópata es mala" y otras mentiras que rayan en el delito.

La primera vez que compartí mi post sobre ciencia y filosofía, la hizo menos con una actitud nada madura ni respetuosa; se puso mamerto en verdad. No le dije nada, hasta contesté cortésmente. Contrario a lo que muchos piensan, no soy alguien que salte al pleito a la primera provocación. Actué de forma pacífica el tiempo suficiente pidiéndole la misma cortesía, cosa que rehusó. Aclaro que entre mis conocidos hay gente que ya les tocó´también recibir las hostiles palabras de Schwarz respaldado por quienes trae a sus espaldas.

Pero esta ocasión lo vi echándole mierda a morir a otra persona. Entré con un comentario tranquilo a tono de broma buscando aminorar el afán inquisidor de éste y sus "tropas", y empezó a atacarme a mi. Así como es él, un presumido y amargado hablador.


Así que empecé a contestarle, ya que al parecer no quería ser razonable ni respetuoso. Y está acostumbrado a que con su cara gruñona con ojos del Perro Droopy espanta a la mayoría, o por sus premios sin mayor peso y trascendencia (listados también en su Wikipedia) y su trayectoria profesional maquillada y exagerada, cual joyería de fantasía, apantallen a la mayoría. En mi caso no sucede así, y no puedo entender como alguien con una pizca de inteligencia considere respetable a ese hombre. En efecto, Mauricio José Schwarz es a los divulgadores científicos lo que C.C. Sánchez es a la literatura.

Lo que da risa es que segun el es vocero de la ciencia, el extraordinario paladín que tiene siempre una opinión sobre todo (o contra todo, más bien) ¿y que es? un chaquetero equis, medio reportero, medio fotografo, etcétera. Un escritor de mediana calidad, al igual que en su desempeño en los otros oficios mencionados.

Un hombre que cuando quiere, es de "izquierda" en cuestiones políticas, pasando luego a ser de derecha cuando conviene. Afecto a cambiar de devoción patriótica también. Alguien que ante su obvia falta de talento sobresaliente propio, decidió sumarse a alguna causa (como otros hacen con una religión, equipo, pandilla) y hacer que el grueso de los números y la exageración de sus actividades haga parecer grande algo que en realidad es minúsculo.

Para él, los filosófos, sociólogos, diseñadores y artistas, trabajadores sociales, etc; deberíamos ser silenciados y no opinar. Casi nos quiere en un campo de concentracion.

Me llamó cobarde en un comentario público, y creyó que se lo había borrado. Como puede ver quien lo desee, nunca borré dicho comentario. Sigue ahí. El tipo no supo distinguir entre mi perfil y la pag. del blog en Facebook. Se lo dije, y él dijo haberlo entendido.

Y cuál es mi sorpresa, cuando me hacen saber que de todos modos fue a inventar que se lo había borrado, para que vieran sus contactos y paleros y le dieran palmaditas en la espalda, para luego echar veneno contra éste su servidor que aquí escribe. Para quedar bien con él, por supuesto.

Si eres alguien que se considera verdadero intelectual, y/o divulgador, recuerda que el verdadero hombre dedicado al saber muestra su repertorio y expone sus posturas y debates o puntos contrarios con sencillez, profesionalismo, y respeto. Si no, y lo haces solo por insultar continuamente todo aquello que no cuadra 100% a ti, no eres diferente a quienes se valen de otras excusas (religión, patria, dinero) para agredir masivamente a sus semejantes.

Jamás adoren ídolos de barro como a ése, aún si adornan con lenguaje técnico y elaborado y una actitud sobrada buscando apantallar. No hay diferencia entre ellos y un líder fanático religioso o politiquero más interesado en la atención y en poder joder gente que en realmente defender con madurez y humildad los principios que muchos respaldan.

Los hombres sabios, los pensadores e investigadores que a través de la historia cambiaron para bien el saber de lo que nos rodea fueron más de acción, de hechos, que de palabras pretenciosas y exhibicionismo, como éste tipo y quienes le aplauden. Le aplauden a un tipo que, como vieron ya, no sabe distinguir entre un perfil personal de Facebook y una página creada en éste. Y aún luego de explicársele, dice que son "varios perfiles". Ahí está su hombre que tanto entiende de cosas complejas... un fracaso en lo elemental, lo razonable, y a fin de cuentas lo humano.

Y nunca me quedaré callado sumisamente ante ese tipo de gente.
Leer Completo ...