4 dic. 2015

No, ingenuos. Mark Zuckerberg no da desinteresadamente a caridad


Apareció de pronto una noticia hace poco que como es costumbre, la mayoría de zombies de redes sociales empezó a compartir sin cesar, algunos añadiendo palabras cursis y alabanzas hacia el multimillonario Mark Zuckerberg, el ingenioso creador y a su vez mañoso manipulador que alcanzó la fortuna mediante la creación de la famosa red social.

Esa noticia, acompañada de una foto prefabricada diseñada claramente para manipular emociones de la gente impresionable, de él y su pareja con su hija recién nacida, daba a entender que había donado a caridad 45 billones de dólares. Al igual que el concepto de lo que un billón es varía de una frontera a otra, el concepto de "dar" créanme que es muy variante entre los ricos.

Antes que me pregunten por qué dije lo de la foto de Mark y su esposa e hija, es más que evidente lo ya señalado. Si quieren seguir creyendo que de forma sincera les comparten un pedazo de su paraíso familiar lleno de cosas bonitas (y de oceanos de dólares, dicho sea de paso), adelante, créanlo. En cierto punto quienes son ya naturalmente impresionables con lo que los medios les presentan ya están más allá del punto en que se les puede aún abrir los ojos. Me trae a la mente la trama de Matrix. Las únicas fotos naturales de los famosos son aquellas que salen al descubierto por descuido, como lo que le pasó aquella vez en Navidad a los Zuckerberg.

Lo que el señor Mark creó fue un recurso de inversión. Lo llamado limited liability company, lo cual ya lo habrán visto en el nombre de algunas compañías: "Mames LLC". La aclaración surgió en diversos medios, explicando lo que para algunos que se molestaron en indagar era ya evidente. Aquí algunos extractos de dicha aclaración, en inglés, textual:

In announcing the birth of his daughter, he and his wife, Priscilla Chan, declared they would donate 99 percent of their worth, the vast majority of which is tied up in Facebook stock valued at $45 billion today.

In doing so, Mr. Zuckerberg and Ms. Chan did not set up a charitable foundation, which has nonprofit status. He created a limited liability company, one that has already reaped enormous benefits as public relations coup for himself. His P.R. return-on-investment dwarfs that of his Facebook stock. Mr. Zuckerberg was depicted in breathless, glowing terms for having, in essence, moved money from one pocket to the other.


Ahí estaba ya el dedo sobre el renglón. O sobre la llaga, según lo sentiría Mark y su círculo de relaciones públicas. Y es que al final, la cuestión de imagen es una infusión a la fortuna y continuidad de hombres en una posición como la suya.

Por supuesto, no dejó de responder el fundador de Facebook, a través de su perfil público. Como es de esperarse, señaló que no es que estén recibiendo un beneficio en cuanto a impuestos se refiere, y bla bla. Claro que, como se dijo no me acuerdo en dónde, hay una fórmula sencilla: en toda situación fijate quién es el más beneficiado y privilegiado. De ESE es de quien debes primero a desconfiar y a cuestionar e investigar todo cuanto dice.

Y también, la forma tan cuadrada y correcta que se ve en ésta cita también textual, de parte de Zuckerberg, da mucho por cuestionar:

By using an LLC instead of a traditional foundation, we receive no tax benefit from transferring our shares to the Chan Zuckerberg Initiative, but we gain flexibility to execute our mission more effectively. In fact, if we transferred our shares to a traditional foundation, then we would have received an immediate tax benefit, but by using an LLC we do not. And just like everyone else, we will pay capital gains taxes when our shares are sold by the LLC.

What's most important to us is the flexibility to give to the organizations that will do the best work -- regardless of how they're structured. For example, our education work has been funded through a non-profit organization, Startup:Education, the recently announced Breakthrough Energy Coalition will make private investments in clean energy, and we also fund public government efforts, like the CDC Ebola response and San Francisco General Hospital.


Algo común en gente poderosa es decir "No crean que estamos sacando ventaja, eh" cuando de sobra es obvio que así es. En éste caso, no les aburriré con explicaciones técnicas sobre qué es una LLC, o además de esa las otras estructuraciones ramificadas que permite minimizar impuestos a grandes compañías (siendo las donaciones a caridad las más útiles, por algo el redondeo y otras han sido tan usadas). En vez de eso, quien ya me haya leído sabe que soy partidario de las explicaciones simples. Simplonas, inclusive, pero yendo al punto.

Además de relaciones públicas y creación de buena imagen, el beneficio obtenido es, como dije ya, lo de los impuestos. Para visualizar esto, a continuación mi ejemplo simple del que les hablaba: imaginen a Hacienda, al IRS en el caso de los gringos, como un enorme y monstruoso perro. El Cancerbero si quieren, o el Bandersnatch de Alicia en el País de las Maravillas. Ese perro quiere comer constantemente y jamás se sacia del todo. Y si no le das nada, te atacará y te comerá a ti.

El perro en cuestión, como todos los de su raza, no tiene tan buena vista y es en blanco y negro. Pero a su vez tiene buen olfato. Sabrá olfatear que tienes comida, aunque la ocultes. Por lo tanto, debes alimentarlo. Y como es de gran apetito y quiere mucho, si le abres el refrigerador dejándole ver el 100% de lo que tienes, se va a servir de forma abundante y abusiva. Sin importarle que se queden tú y tu familia con poco o nada que comer.

El pobre tiene unos pocos filetitos pequeños que son en verdad su 100% en existencia, y a esos el terrible perro va y les da sus mordidas y se los deja a mitades todos. Dicho pobre no tiene recursos suficientes para manejar al perro de forma estratégica para que el resultado sea más justo. Pero el rico sí lo tiene. Gracias a eso se mantiene rico, a fin de cuentas.

El rico tiene un refrigerador con filetes grandes, medianos, y chicos. Y dice "No le voy a dar al pinche perro ni siquiera uno de los filetes chicos completo". ¿Qué hace entonces? Da unas mitades de filete y embutidos y carne molida (los sobrantes de producción) a indigentes que andan por el mismo rumbo donde está el perro, e inmediatamente le da lo mismo al perro. El perro come mientras ve felices a los indigentes comer también. Incluso si se queda con hambre, es más fácil que el perro dirija su atención a los de refrigerador menos surtido, o incluso a los indigentes mismos, antes que al rico. Y voilá, la magia está hecha. Ya hasta se olvidó de la posible existencia de filetes medianos y filetes grandes en primer lugar. Así es como compañías y millonarios minimizan impuestos, y el clase media-baja no puede, pues no tiene los recursos y estrategias para malabarear y distraer a esos voraces cobra-tributos. ¿Lo ven?

Luego del anterior ejemplo, que ilustra que ando con antojo de delicioso animal muerto, espero sea más claro. Los indigentes son las varias fundaciones que reciben donación para N causa, el pobre con refrigerador poco surtido es el asalariado o el trabajador promedio, nosotros. Y los filetes, bueno, son el dinero, obvio.

Y ojo: no estoy diciendo en ninguna parte de este escrito que no sean útiles las donaciones. Claro que llegan a serlo, aún cuando hacen 'perdedizas' como dicen aquí en mi rancho, pequeñas cantidades aquí y allá antes de llegar a su destino. Y qué bueno que lleguen a ayudar a quienes en realidad necesitan ayuda. Pero eso no exime a Zuckerberg ni otros de lo que está puntializándose sobre sus personas, y la falta de sinceridad que es más que obvia.

Me permito hacer algo que solo un par de veces en el pasado he hecho en este blog, ya que no soy de dicha fe ni soñando. Pero tiene su utilidad y validez a veces, y es citar las palabras atribuidas a Jesucristo. En su parábola sobre el hombre rico y el pobre yendo a dejar una limosna, muestra que el rico de forma notoria y hasta sonora deposita un enorme montón de monedas, buen dinero. El pobre deja lo poco que tiene, una moneda. Señala el Nazareno que el pobre es quien dio más, ya que el rico dio lo que le sobra y encima dándose a notar.

Y esto mismo pasa en nuestros tiempos. Más que nunca, quizás. Y si luego de esos beneficios respecto a impuestos que aparte niegan tener, mas el beneficio de la imagen pública, todavía esperan que uno les aplauda maravillado y les considere santos de tiempos modernos, están muy equivocados. Bueno, muchos sí caen en ese juego, como mencioné antes. Pero no los que sí tenemos abiertos los ojos y nos detenemos a reflexionar el cómo y el porqué de las cosas y el reverso no visible de éstas.

Así que no, sus creaciones de vías de inversión con tintes de ayuda no convencen a todos, ni las que hacen de forma habilodosa aquí y allá para manipular los números. ¿Quieren hacer un cambio, señores millonarios, que yo sí les aplaudiría y hasta les echo porras si quieren? En común acuerdo, que el dueño del mentado perro y ustedes le enseñen a no atacar a la gente, a en verdad tomar solo una proporción pequeña de cada refrigerador y no ser voraz... y de una vez desparasítenlo y cástrenlo, para que sea por fin limpio en su interior y dócil, el infeliz.

...

6 comentarios:

Daphnelaluna dijo...

Esta gentuza, ya está consiguiendo ese mundo enfermo y castrado.
Gracias por tan completa información.

Un beso Alexander.

Holden dijo...

Dudo mucho de que nadie realmente se crea lo de la donación... nadie llegó a rico por regalar el dinero. Espero que al menos, como bien dices, sirvan para ayudar a alguien. De todos modos, este tipo no es lo peor que hay entre los millonarios. ¿Y tú? ¿Piensas que mucha gente se lo cree? O_o

Nefertiti Munguia Triana dijo...

Si vi eso en las noticias ayer, pero si era poco creíble eso de que todo fuera una donación, nadie da todo lo que tiene sin esperar nada a cambio y menos tratándose de millones jejeje. Saludos mr Strauffon!!

Maggie Dallospedale dijo...

Te puedo decir algo? estoy 100% de acuerdo contigo. A aprte que facebook lo detesto ahora.
Un abrazo
Maggie Dallospedale Fashion diary - Fashion blog

Kari Vader dijo...

Y todavía hay gente que usa facebook.
Bueno, se ha vuelto el lugar para las tías ;) y al parecer le falta mucho para desaparecer.

Guerrero dijo...

Hay un estudio que menciona que mientras más dinero tenga la persona menos quiere soltar, puede que se reduzcan sus ganancias pero no va a querer dar su dinero. Es una cuestión incluso evolutiva, si tienes poder tienes todo, en este caso el dinero es poder. Nadie que tenga un poco de cnocimiento sobre el mundo económico podrá creer la bondad en algo así.

Saludos!!