10 sep. 2006

Yo no discrimino, los odio a todos por igual


Debo ser sin duda uno de los tipos con mas defectos que hay, como para poner un récord, y no obstante, puedo decir que ha habido algunas cosas buenas que he buscado conservar en mi persona.

Una de ellas es el mostrar siempre disposición para ayudar a alguien a quien tengo en estima. A pesar de las dificultades, a quien alguna vez he tenido la oportunidad de ayudarle en una situación o al menos reconofortarle en algun proceso dificil, no le quedara duda de esto.

Me hace sentir bien tal rasgo, a la par que me da pena. ¿Por que? Porque he llegado al punto de ver qué egocéntrica y desconsiderada es la mayoria de la gente. Aquellos que piensan que todo lo merecen. Y cuanto más pasa el tiempo, mas voy dándome cuenta de la soledad que es la realidad, y que la realidad es soledad. Esos cúmulos de gente son un arreglo artifical de contacto social.

Me caga, me reemputa, que sobren personas en mi vida que cuando necesitan un favor, un consejo, un préstamo, etcétera y demás, ahi estan prontos a llamar, a escribir, o a aparecerse súbitamente. Cuando es a la inversa, o simplemente cuando es uno el que necesita ser escuchado, es cuando no se ven ni sus luces. Ahí si siempre es que "se les cayó el internet" o "están muy ocupados". Ahí sí tienen otros compromisos y otra gente. Solo cuando vuelven a tener un pedo de cualquier índole, es cuando saben que tienen ya a su pendejo que les sacará del chiquero y los mandará bien limpiecitos al mundo feliz.


Y antes que diga alguien que no me queje, es mi maldito blog y me quejo cuanto quiera. Y de ninguna manera vale el pretexto tan conocido: "Es que los otros tambien tienen vida, no pueden estar nadamas para uno". Los que son como yo también las tienen. Y sobramos pendejos (desgraciadamente) que por un amigo o un pariente querido, dejamos a un lado esos compromisos y esas cosas que hacer por ayudarles, para al final darnos cuenta que ellos no harían lo mismo por nosotros. Hasta el mas ocupado del mundo tiene tiempo. Todo esta en el querer. Y en este momento, el mundo (mi mundo, digamos) en su mayoría está compuesto de gente que no escucha, sino que solo espera su turno para hablar. No llama para saber de uno; llama para que le resuelvas la situacion o le des palmaditas diciendole que todo esta bien. No escribe de forma personal, solo envía mierda y media de la que ya abunda en internet. No sale contigo, solo obtiene lo que necesita y despues te vuelves más inactivo en su mente y su agenda que sus propios muertos.

Me he cansado de esa gente. Y les externo un sonoro "No valen madre". Ni quiero que me vengan a preguntar como los Apóstoles en la Última Cena: "¿Acaso soy yo?", porque para no batallar, bien puede darme la gana decirle que Sí a todos. Simplemente digo esto: se acabaron sus sesiones de confesionario donde escucho a alguien que le importa madres lo que yo tenga que decir o cómo me sienta. Ya estuvo bien de esperar una llamada o una visita prometida, o el ver que apenas se dan por bien servidos, se levanten y se larguen, para aparecer luego hasta que tienen el siguiente problema. Tengo los mios ya; arréglenselas como puedan. Estoy harto de dar todo y recibir pura mierda.

...

3 comentarios:

  1. Bien dicho Reverendo, me uno a su moción. Y espero que en la votación final decidamos unirnos todos los buenas-gentes del mundo, y pensar 1ero en nostoros antes que en los demas.

    Buen post.

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo creeme. Una vez mi mentora me dijo que hay momentos en donde nos toca escuchar y en otros ser escuchados. Lamentablemente no crees que todos quieren ser escuchados al mismo tiempo y uno se esta muriendo por desahogar sus propias penas.

    Si, todos quieren ser prioridad para uno, pero siempre estamos solos cuando hemos tenido que enfrentarnos a nuestros demonios. No creo que sea por falta de voluntad de las otras personas; es porque debemos enfrentarnos a eso solos. De eso se trata la vida, de apoyar y aprender; pero no podemos estar luchando por otros, asi como ellos no pueden luchar por nosotros.

    Al final siempre vuelven, tanto ellos como nosotros. Asi es el ser humano, egoista. No hay nadie mas importante que uno. Primero estan nuestros problemas y como resolverlos. Lo demas son simples detalles.

    Eso si, aveces sentimos que damos demasiado, pero no siempre es asi. Siempre lo que hacemos es mas grande que lo que hacen los demas por nosotros. Hay que tener cuidado con eso.

    Cualquier cosa, por ahi ando.

    ResponderEliminar
  3. Hola Alexander, entiendo a fondo tu post, me ha pasado algunas veces, te conozco lo que este medio me ha permitido, sin embargo me ha dejado ver que eres un buen ser humano, diferente,pero bueno.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...