21 mar. 2016

10 años del Blog de A.S.


Aunque la primera publicación aquí fue en mayo de 2006, la verdad es que la idea del blog mismo había surgido meses antes, y para el mes de marzo ya estaba concebido, pero sin arrancar porque intentaba en ese tiempo ponerme de acuerdo con las dos personas que serían co-autores. Después quedé como el único, y al irse ellos, se borró también lo que habían subido junto con otras cosas mías, pero no de forma intencional, sino por un gran error. Junto con cambios de nombre del sitio y el giro de las cosas que se querían publicar, también hubo gente que vino y se fue, como amistades o algo más, relaciones de las que quedó solo el recuerdo a pesar de muchas veces hacer el intento de repararlas. Otros me honraron con su amistad y se quedaron.

Lo que aún tengo en común con aquel estudiante que también trabajaba, que fue el empezó a escribir aquí, es un paquete de inseguridades y miedos pero a su vez otro de grandes esperanzas y de buenas intenciones, en particular la de ser de ayuda de manera directa o indirecta a otros. Y creo por el espacio de estos 10 años sí he podido serlo. Tal vez no tanto como quisiera o debería haberlo sido, pero hubo algo. Por lo demás, no me extenderé. Hay otras publicaciones en el blog donde cuento cómo surgió, sus altas y bajas, a la par de altas y bajas propias a lo largo de este tiempo.

Otro aspecto a mencionar de aquel que era hace 10 años es que no imaginé cómo estaría el mundo ahora. Tenía siempre un pensamiento pesimista, pero con todo y eso, no lo visualicé a tal grado. Un mundo donde eventos malos de forma contundente empiezan ya a notarse como una realidad, y no solo como escenarios planteados en un debate: el cambio climático, el rezago en diversas ramas de la ciencia que necesitarían mucho más apoyo, el escenario político-social no solo del país, sino del mundo, por decir algunos ejemplos. Esas cosas, a la par de otras en un plano más local, creo son lo que ha impedido que esta o anteriores entradas se vean más animadas, y en vez de eso tengan otro tono.

Le doy las gracias sinceramente a todos cuantos han visitado aquí, dejado sus comentarios, compartido lo escrito por mi en otros lugares y con otra gente. Un increíble viaje no solo lo relatado en lo que he llegado a escribir, sino lo que ha estado tras el blog y la gente que conocí debido a éste. Saludos, y que todos estén bien.
Leer Completo ...

7 mar. 2016

El dilema de la chica escort y el novio de su amiga


Hace poco tiempo, vi en la red el relato de una chica escort que es muy abierta en cuanto a su profesión, ya que tiene el carácter suficiente para mantener límites, y al parecer no tiene la necesidad de mantenerse en el anonimato o tan reservada como otras de sus colegas. En fin, en una de sus publicaciones en donde platicaba sus experiencias, contó algo que le pasó que resultó en el enojo de una amiga cercana suya y su separación.

La cosa fue así: la chica maneja muchas de sus citas a través de un teléfono móvil, como suelen hacer quienes se dedican a eso. Así queda de verse en tal o tal hotel con ellos, donde ya conoce al personal de ahí y otras medidas para que no vaya a pasar algo molesto o peligroso para ella. Una de esas veces llegó el fulano que estaba agendado para X hora, y ¡oh sorpresa! Era el novio de una de sus mejores amigas, o mejor amiga en sí, no recuerdo. El hecho es que el tipo hizo su aparición y ella lo reconoció de inmediato. A pesar de no ser su amigo, lo había visto suficientes veces para saber quién era.

Desde aquí pueden ver ya el dilema. Él, nada wey el vato, vio que la chica estaba muy bien, y aunque no se enteró de la profesión de la escort de forma directa por su novia, no fue difícil enterarse por las redes sociales. Y quiso verla. Ahora ahí estaba, y la chica escort tuvo que dejarlo entrar a la habitación, por lo pronto. Ni modo que lo tuviera esperando afuera como a vendedor o a Testigo de Jehová. Ya ahí es donde hablaron, y ella al final decidió sí coger con él. Dijo que no es algo que decidió a la ligera; ponderó las cosas y eso, hasta que decidió sí prestarle sus servicios. Terminaron, el tipo pagó, y se fue.

¿Cómo es que se volvió un problema? Fácil, por tremenda pendejada: la clásica revisión del celular por parte de la pareja. No sé por qué la gente no manda al diablo a su pareja que les hace eso, vaya gusto enfermo de estar aprisionados y decir no a sus derechos básicos y su libertad. En fin, en una de esas revisiones invasivas, la novia encontró lo que con tantas ganas busca ese tipo de mujeres con celotipia: una prueba del novio con otra. Ahí se topó la novia con la cita que había arreglado su novio con la chica escort.

Hay otros puntos que no quedaron claros, como si fue una vez o más que ocurrió. Algunos le preguntaban y ella evitaba responder. A mi modo de ver, hayan sido una o varias, la raíz del asunto es la misma. Y entonces planteaban ahí el dichoso dilema: ¿debió haber dicho que sí como lo hizo, o tenía que haberse negado por ser el novio de la amiga? Ya se imaginarán el debate intenso. Obvio, al enterarse la amiga, celosa como era, hizo tremenda escena y exposición por la red y cuanta chingadera, y dejaron de ser amigas las dos. Quién sabe si siguió con el novio luego de eso o si lo mandó al diablo también, pero con la chica escort no tuvo duda en ya poner distancia en definitiva.

A mi parecer, arrojando aquí mi humilde opinión, la escort hizo algo entendible y no reprobable. No justificable, pero tampoco reprobable. Y sé que ya estoy haciendo un pedo grande con esto en vez de simplificar. La cosa está así: la exclusividad y fidelidad debía venir primordialmente del novio. ¿Qué iba a pasar si no era esa chava? Claro que se fue directo con ella porque a decir verdad es bastante guapa y nada vulgar en apariencia, además que seguro el muy cachondo se sentía con todo el plus al saber que estaba dándole a la amiga de su novia. Ya, ya, hombres que están leyendo esto. ¿Para qué nos hacemos pendejos? Siempre hay una amiga, prima, o a veces tía e incluso mamá de la novia con quien te vendrían las fuertes ganas. Unos sí pueden resistirse, otros no, pero las tentaciones ahí están. Este tipo decidió ceder a una tentación a la que pudo decir un rotundo NO, y no dejarse arrastrar.

Ah, claro, alguien podrá decir que las ganas son demasiado fuertes y que uno es humano, bla bla. No mames. Y aquí no debatiré si la monogamia y la exclusividad son algo lógico como regla en la sociedad, aquí es algo más simple y concreto, y es lo siguiente: ¿te están matando las ganas de un cachondeo con alguien más mientras tienes novia? Puedes hacerlo en otro sitio y con otra persona por completo ajenos al círculo de tu novia, si tanto te está quemando la cachondez, o si en realidad eres una persona que cree en la fidelidad y desea cumplir con lo que profesa, mátate a pajas hasta que quedes seco como árbol en otoño. Y no empiecen a decir que con eso no se va, que por más tentado que estés, un par de pajas con corto intervalo de tiempo y ya estarás en otra cosa, y no con la idea obsesiva en la cabeza. Ni que fueras un personaje del Marqués de Sade para necesitar coger 50 veces al día o de lo contrario te terminas de volver loco. Sinceridad, por favor.

He ahí lo que opino. La falta fue del novio, la chica escort hizo algo injustificable mas no reprobable, dado que brindó un servicio al cual está ya acostumbrada y seguro no lo ve como mayor cosa, y en cuanto a la amiga, la novia del tipo, reprobable e injustificable el ser una mandona revisacelulares (y luego esas mismas se preguntan por qué las engañan), pero no creo esté mal el que haya dejado de hablar con la chica escort, ya que ejerció el derecho de filtrar en base a su criterio de confiable o no confiable. Lo que si lo volvería reprobable e hipócrita sería que no haya aplicado lo mismo para el novio. Más que hipócrita. Cuando vas a juzgar con rigor y actuar en consecuencia, es o todos coludos o todos rabones, como dice aquella vieja frase.

¿Y tú, lector? ¿Qué opinas en cuanto a esa situación? Puedes dejar tu opinión con confianza. Un saludo, y como siempre gracias por leer.
Leer Completo ...

4 mar. 2016

Aplicaciones espía en tu teléfono móvil que te vigilan


Con material de: Cromo, BBC

Esas aplicaciones o recursos apodados "pitufos", como los conocidos personajes azules animados que eran escurridizos y sabían mantener su residencia ilocalizable, son usados en el siglo XXI para encender tu teléfono móvil o smartphone, grabar tus conversaciones en persona, sacarte una fotografía cuando piensas que eres tú quien retrataba algo o localizar el punto exacto donde te encuentras.

Se trata de herramientas tecnológicas que espían lo que hacen los usuarios en sus dispositivos móviles sin que lo sepa, y a su conjunto se le denomina la Smurf Suite. Así lo aseguró Edward Snowden, exempleado de la CIA y la NSA, y autoproclamado activista de la libertad en línea y la protección de datos personales, a la cadena británica BBC.

Snowden reveló cómo los servicios secretos de EEUU y de Reino Unido, por ejemplo, han invertido una gran cantidad de dinero en tecnología para vigilar masivamente las comunicaciones privadas de los ciudadanos a través de cuatro "pitufos".

Pitufo Soñador (Dreamy Smurf)

El "espía" pitufo soñador es una herramienta de hackeo que permite encender y apagar el teléfono móvil sin que el usuario lo sepa; abre la puerta para el resto de los pitufos.

Pitufo Fisgón (Nosey Smurf)

Este puede activar el micrófono del móvil para que se pueda escuchar todo lo que sucede a su alrededor.

Pitufo Rastreador (Tracker Smurf)

Es una herramienta de geolocalización "que permite seguirte con una gran precisión", dijo Snowden.

Pitufo Paranoico (Paranoid Smurf)

Este pitufo es el que se encarga de cubrir a todos los demás; según Snowden, "es una herramienta de autoprotección" del sistema, que se utiliza para "blindar la manipulación" del teléfono.

Y puso un ejemplo: "Si quieres llevar a reparar el teléfono móvil porque viste que algo extraño está pasando o porque sospechas que algo anda mal, esta herramienta hará mucho más difícil a cualquier técnico" saber qué es lo que ha estado sucediendo en ese aparato.

Snowden indicó que, para introducir al primer pitufo en un móvil, los servicios de inteligencia utilizan un mensaje SMS llamado "exploit". "Es un mensaje especialmente diseñado que se envía como cualquier otro, pero cuando llega a tu teléfono se oculta", advirtió.

¿Y quién es Papá Pitufo? Para Snowden, por supuesto, es el gobierno. Y asegura que no hay mucho con lo que puedas defenderte.
Leer Completo ...