23 oct. 2020

Insomnio

 

El insomnio es el compañero más leal y apegado que he tenido. Ha estado conmigo desde la adolescencia, y ninguna terapia, técnica, o remedio lo ha podido alejar por completo. Ahí está, siempre conmigo, dejándome a veces por muy cortos periodos de tiempo, pero siempre volviendo a mi.

Es útil cuando el desvelo es necesario, ya sea por trabajo o diversión. Al ser noctámbulo, no hubo nunca riesgo de ser el último en quedarme dormido en alguna fiesta a la que fuera, y que terminaran haciéndome algo de lo que se le acostumbra hacer a quien se duerme. Por eso en el pasado hasta llegué a aprovechar ese tiempo despierto para escribir cualquier cosa, o si había salido a algún bar, hacer un post ebrio, seguido de otro más. Hasta estando ya muy borracho, el conciliar el sueño no es fácil.

Y así suelo estar, aunque tenga que trabajar a la mañana siguiente: resignado a no poder dormir. Escuchando mis playlist de música, viendo películas, fumando un cigarrillo, viendo más películas, de vuelta a jugar más juegos, dar un vistazo a redes sociales y pensar por enésima vez que ya no hay nada novedoso ni en realidad estimulante ahí. De ahí viene de manera invariable el pensamiento de que debo ya llevar a cabo mi mudanza de algunas de las redes populares a otras que son no populares pero a la vez no censuradas o invadidas por la mojigatería y prohibición. De ahí viene el momento en que tanto estar de ocioso y pensando cosas me da hambre. 

Me lanzo a la cocina y me preparo algo. Alguna botana que me sea posible improvisar. Y si no, allá voy, en plena madrugada, a buscar algún puesto de tacos o por lo menos a la tienda a comprar algo. Por algo es que uno se vuelve gordo; no ejercitar y ni siquiera dormir bien y llenar esos huecos con comida, ¿qué más puede uno esperar? Y bien, de ahí a tal vez leer algo, o a seguir viendo cosas en línea pero con un momento de silencio, hasta que empiezan a llegar más pensamientos atropellándose unos a otros: dilemas existenciales sobre el más allá, o preguntándome qué hacer si se acaba el mundo, la nostalgia de tiempos pasados y mejores, las cosas que resolverían todo pendiente de inmediato, etcétera.

 Y de nuevo, a comenzar desde el principio, ese ciclo de ocio de cada noche. Hasta que al final, y solo cuando ya comienza a verse la luz del sol, empieza a llegar el ánimo o la disposición de dormir. Pero eso tendrá que esperar; hay obligaciones que atender durante el día, después de todo. Así que, a llenarse de caféina, como el adulto clase media-baja trabajador promedio, y a seguir. Porque como dicen muchos: "no hay de otra". Y sí, al parecer no la hay...

...

40 comentarios:

  1. Te entiendo. Mira, son las 6am y te estoy comentando.

    Va un abrazo.

    ResponderBorrar
  2. Hola Alexander. A veces he tenido insomnio, en momentos muy puntuales y por circunstancias concretas. No se lo deseo a nadie. De día no puedes dar de tí. Ojalá encuentres una solución.

    ResponderBorrar
  3. Desde luego, llevas el insomnio mucho mejor que yo. Aunque di con el remedio que a mí me funciona, y genial. Gran descanso.

    ResponderBorrar
  4. Thank you for visit on my blog 😊!!!

    ResponderBorrar
  5. Vaya... es un mal trastorno, espero que logres superarlo

    ResponderBorrar
  6. Pues te comprendo bastante, es cosa de no ponerse a dar martillazos, pero aprovechar el tiempo, siempre es bueno.

    Un abrazo y que se aminore el insomnio con la edad, que creo que no.

    ResponderBorrar
  7. Hola,
    Como si se tratase de una escena de película, cuya historia transcurre en un solo día que se repite una y otra vez. Espero que encuentres la solución para destrabar el bucle onírico en el tiempo y retomar el placentero sueño en los brazos de Morfeo. 🤭
    Un saludo

    ResponderBorrar
  8. Hola Alex; si no descansas bien; eso puede repercutir en tu cuerpo y enfermar. Pero creo que en esta pandemia es normal el insomnio.
    Yo disfruto tambien mi insomnio como vos mirando series; peliculas o escuchando musica y diseñando dibujos de noche me concentro mas.
    Ultimamente los insomnio son mejores porque son en compañia.
    La vida nocturna tiene sus ventajas.
    Besos Alex !!

    ResponderBorrar
  9. Yo tengo noches que son muy sabias y me dejan dormir, otras están ahí sin dejar que cierre los ojos. Creo que somo una gran mayoría. Saludos

    ResponderBorrar
  10. Es que las noches duran más que el día, por eso se nos hace tanta compañía de las cosas que nos pasan en la noche, pero siempre nos gana el sueño.

    ResponderBorrar
  11. Insomnia can be managed by making changes to your sleep habits and things like stress, anxiety, noise should be managed too. probably caffeine intakes reduced too. I don't sleep earlier too but learning the need to get more sleep can improve it.

    ResponderBorrar
  12. Creo que en el silencio de la noche sobrevienen las cuestiones que durante el día parecen "opacarse" por las mismas rutinas y quehaceres, y aquello que habita nuestro inconsciente sale a la superficie, de ahi que necesitamos distraernos y buscar formas de conciliar el sueño y acallar un poco el interior.. Un abrazo, me he quedado un rato leyendo en tu espacio...todo muy grato. Saludos

    ResponderBorrar
  13. lo malo del insomnio es que te hace caer en un nocivo círculo vicioso que puede afectar seriamente tu salud.

    ojalá puedas solucionarlo.

    feliz fin de semana. saludos.

    ResponderBorrar
  14. Tu patria es la noche, insomne Alexander. Me identifico con eso.

    Abrazo grande.

    ResponderBorrar
  15. Às vezes também tenho insônia.
    E do jeito que pego para que não aconteça de novo, procuro correr à tarde.
    Esperançosamente, da maneira como faço isso, você pode tentar.
    Saudações de amizade.

    ResponderBorrar
  16. A Norte le ocurre lo mismo,... y ya dejó de luchar contra el insomnio,... simplemente hace un montón de cosas,... lee, escribe, escucha música,... y adelanta,... adelanta mucho trabajo... es inútil oponerse...

    ResponderBorrar
  17. Cada vez duermo peor... espero no llegar al insomnio total.
    Ojalá puedas solucionarlo.

    ResponderBorrar
  18. Bom dia Alexander. A insônia me acompanha também.

    ResponderBorrar
  19. A mi sueño le da lo mismo cómo estén las cosas. Le falta sensibilidad para dejarse influir por las circunstancias, por muy adversas que sean. Llega y ataca. Y yo detrás, como un desaprensivo.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  20. ¿Intentaste con algún pseudolibro de Paulo Coelho? Son tan malos que duermen a cualquiera y equilibran una mesa, pero no sirven para aplastar cucarachas, porque sobreviven a cualquier porquería que le tires.

    Saludos,

    J.

    ResponderBorrar
  21. a mi me pasa al reves. me duermo enseguida y me despierto a las 4 las 5. y ya
    saludos

    ResponderBorrar
  22. Me pasa un poco como a Gabiliante... si nada me lo impide a las once de la noche estoy durmiendo y entre las cinco y las seis de la mañana abro los ojos.

    Besos.

    ResponderBorrar
  23. A mí me pasa como a Gabiliante, me despierto a las cinco y ya no hay quien pegue ojo. Tampoco a esa hora puedo tomar nada que me ayude a dormir porque apenas tengo tiempo por delante hasta que suene el despertador. Es desesperante y eso que el mío no es un problema importante. Mucho ánimo y espero que entres en fase leve para poder descansar mejor.

    ResponderBorrar
  24. Pues no sabes cuanto te comprendo Alex... Yo he llegado a llorar con desesperación por no poder conciliar el sueño, llegué incluso a tomar ansiolíticos.. Y lo que mejor me ha venido a sido mantener cuerpo y mente relajados.

    ResponderBorrar
  25. Los que lo padecen dicen que es terrible. Funes, el personaje de Borges que no dejaba de recordar detalles con su memoria prodigiosa, decía que dormir es olvidarse por un rato del mundo.
    Tal vez es lo que no puedes hacer.
    A mí me ayuda mucho leer (no como dice el diabólico J. a Cohelo, que no soy suicida).

    Abrazos y suerte!

    ResponderBorrar
  26. Te he leído, Alexander, y me ha parecido estarme escuchando a mi mismo. No debes preocuparte, tu mal es un mal muy extendido. Yo suelo conectarme un auricular al oido y enganchado a cualquier emisora de razonamientos sobre la política actual y/o a la del deporte, (según la hora), y me aburre tanto que acabo durmiéndome.
    Suerte, amigo, prueba con la dormilina o con el Lorazepam.

    ResponderBorrar
  27. Yo más bien soy de despertar temprano, así me duerma a la hora que me quede dormido jajaja

    ResponderBorrar
  28. Pues el paisaje noctambulo solo es para pocos, mi estimado Strauffon, si anda usted por el DF le recomiendo ir , ya oscuro, que con el horario de verano es "temprano", a la calle donde esta la sala chopin, en la condesa, ahi hay muchos bares a los lados, pero enmedio esta un bosque nocturno genial, enorme , que tiene varias cuadras de largo, y lleva hasta la libreria del fondo de cultura economica, es un paseo muy interesante, asi fue como el cantante de radiohead descubrio su video llamado "there there", precisamente andando de descubridor en el extraño DF, saludos

    ResponderBorrar
  29. Me acompaña el insomnio desde hace más de 30 años... efecto secundario de las guardias...me acostumbré a dormir poco... ya no puedo hacer nada contra él, solo vivirlo, aunque no me gusta ser noctámbulo...

    Saludos. Gracias por la felicitación

    ResponderBorrar
  30. Yo lo sufro por etapas; pero no es del todo preocupante. Lo que sí lo es, es todo lo que nos rodea y de la manera que nos está afectando a unos y otros. Pero así como dices, no queda otra, y solo cabe esperar a ese “nuevo” amanecer que nos devuelva lo que éramos…

    Abrazos, y feliz semana, Alexander.

    ResponderBorrar
  31. Tiene que ser duro, nunca lo he padecido, soy de los que tardo cero coma en dormirme. Ánimos

    ResponderBorrar
  32. Muy pocas veces tengo insomnio, me gusta dormir mucho, pero debe ser duro si te sucede seguido,
    abrazo

    ResponderBorrar
  33. También tengo lo mismo.. Insomnio a veces es mi mejor amigo..

    ResponderBorrar
  34. durante mis imsomnios como ananá de lata dulce

    ResponderBorrar
  35. Bendito insomnio, me puse a leer tantas entradas en tu blog que ahora no sé que comentar.
    Esa de sangre por sangre es un peliculon digno de un oscar.



    Dark

    ResponderBorrar
  36. Suelo dormir regularmente unas seis horas todos los día, por eso mismo pienso, que padecer insomnio debe de ser agotador y agobiante, aunque hay quien piensa que cuanto menos se duerme más se disfruta de la vida ¿?....
    Como también dices que cuando empieza a salir el sol es cuando te empiezan las ganas de dormir, has pensado en buscar un trabajo de noche?, y todo solucionado.
    Muy interesante y amena tu reflexión
    Un abrazo, Alexander.

    ResponderBorrar
  37. Llevo 5 días sin poder dormir de noche jaja y haciendolo de día pero menos horas por el trabajo que hay hacer pendiente. Así que este post me llega, no es algo que paecía constante pero lo padecía en adolescencia a los 14 y ha regresado ahora a los 32, por cierto sabías que Stephen King tiene una novela llamada Insomnia? te la recomiendo. Saludos. Largos días y gratas noches.

    ResponderBorrar
  38. Yo también he tenido épocas malas de dormir, y no es agradable. Le empiezas a dar vueltas a la cabeza y es el cuento de nunca acabar. El insomnio afecta al carácter: al día siguiente estás cansado y de mal humor. ¡Cuídate!

    ResponderBorrar
  39. Me pasa lo contrario, soy capaz de quedarme dormido con luz y sin luz, con ruido y sin ruído, acostado y levantado...

    ResponderBorrar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...