7 oct. 2020

Adiós a mi terapeuta

No es la primera vez que hablo de la partida de este mundo de alguien cercano a mi de alguna manera. Ya antes hablé de la señora de la tiendita y de mi camarada de la adolescencia. En esta ocasión, la persona de quien hablaré es de quien comenzó siendo mi psicoterapeuta y yo su paciente, pero al paso de los años, aún manteniendo el respeto de ese original arreglo, también podíamos platicar con la confianza y soltura hasta el punto de considerarle un confidente, consejero, ¿y por qué no decirlo?, como un amigo.

Lo llamaré tan solo El Doctor. Y lo hago porque en efecto, era médico especializado en psiquiatría. Para un caso como el mío vaya que ameritaba un psiquiatra, y gracias a alguien que era un amigo mío en el pasado me enteré del Doctor, y poco antes de que el amigo que me refirió y yo termináramos en pleito y nos dejáramos de hablar, alcanzó a darme los datos del consultorio e incluso a hablarle al Doctor sobre mí. Después resultó por coincidencia que él y mis padres se conocían de sus tiempos de estudiantes, así que desde ahí tuvimos más cosas de las cuales hablar.

Los años que fui su paciente no solo fue el atender lo peor de mi trastorno y desequilibrios en sesión y aparte en ocasiones recetar algo para ello, sino que al paso del tiempo y resolviendo en cierto porcentaje las cosas mas serias, pasamos a tener debates sobre muchas cosas, tanto de mi vida como de dilemas filosóficos y existenciales que desde siempre me han atormentado y sobre los cuales él gustoso salía incluso del papel de terapeuta para hablarlo conmigo en el nivel de un hombre de más edad y más experiencia hablándole a alguien menor que él con una historia distinta. Coincidíamos en unas cosas, otras no, y en ciertos puntos llegábamos a un punto infranqueable, por así decirlo. Otras veces podíamos hablar de cultura pop, de historia, de la realidad sociopolítica del país y del mundo, y lo que fuera que surgiera en esa sesión.

Tengo el consuelo al menos de que las últimas veces que lo vi, más de una vez le dije de forma directa que le estaba muy agradecido por lo que llegó a hacer por mí. Aquí imagino que algunas personas, sobre todo de quienes me han conocido en mi vida, dirían alguna cosa como: "¿Te ayudó, dices? Si estás bien loco y bien traumado y etc". Bueno, a eso diría que aunque tiene algo de razón esa afirmación, sé con certeza de que sin la intervención del doctor, estaría diez veces peor. Mas aun, aunque no todos los problemas se extinguieron y algunos permanecen, se disminuyeron en cierto porcentaje, como dije antes. Y eso los vuelve manejables. Permite que uno viva, y no solo sobreviva. Y ese era el deseo del Doctor para mi, que me llegó a decir: que quería que viviera. Que aún con el descontento mío hacia cómo es la vida y la realidad y en sí el universo mismo y sus leyes que le gobiernan, y la imposibilidad de cambiarlas como desearía, pudiera de todos modos acercarme lo más posible a la plenitud. Tal era su deseo para mi, algo que también le agradezco, pues se trataba de algo con más estima y de corazón de lo que un paciente esperaría de un profesionista médico que le trata. Más aún, porque muchos saben la importancia de, a la vez que se mantenga el rapport, evitar la transferencia.

Al ocurrir mi despido injusto del peor lugar de trabajo de mi vida, el Doctor tuvo no solo su manera de tratar mi sentir, sino hasta recomendaciones prácticas sobre cómo salir adelante. Al suceder el problema de aquel amor donde la chica no se portó muy amable que digamos, de nuevo ahí estuvo apoyándome yendo mas allá en sus observaciones, consejos, y métodos prácticos para sobrellevar el duelo y sobre todo para aprender. Quién sabe cuántas veces, y seguro fue más de una, debo haberle parecido al Doctor de plano un (Alerta: Referencia Geek de Anime, si usted es intolerante a ello, pues aguántese, está avisado ya) Shinji Ikari, de Neon Genesis Evangelion. Y es que aunque en conducta y desenvolvimiento social soy lo opuesto a él, admitiré que esos dilemas y quejas que atormentan su mente de forma continua son casi réplica de los míos. Basta ver los episodios 24 y 25 de la serie original, y casi es como una copia mía. Pero ese no es el tema a abordar a más detalle ahora; como decía, lo anterior debe haber sido una cosa mas que fastidiosa para el Doctor. Y aún así, ahí estaba, dando mucho más allá de lo que un psiquiatra está supuesto a dar por alguien a quien trata.

Cuando me avisaron de su deceso, fue algo sorpresivo. Es curioso; muchas veces ocurre que gente próxima a mi que se va, le ocurre el mismo día que un artista que me cae bien. Como cuando mi querida abuela, con quien viví, murió justo el mismo día que Bob Ross, el pintor de los cuadros felices. En esta ocasión, mi psicoterapeuta y confidente se fue de este mundo en la misma fecha que murió Eddie Van Halen

Llamé al hijo del Doctor, le di mis sinceras condolencias a nombre de mis padres y por supuesto el mío. Y aproveché para comentarle cuánto hizo su padre por mi y lo mucho que eso significa. Lo que me queda por decir es que el Doctor era una gran persona, y en serio espero que esa otra realidad, otro plano, u otra existencia o universo o como sea que se le quiera llamar, sí exista. Y allá donde esté tras ese umbral luego de haber cruzado eso, que se le haya dado lo mejor que fuera posible darle, luego de su paso por esta vida. Y bueno, ¿qué se puede decir de ésta? Nos sigue dejando sin respuestas a las más importantes preguntas, mientras que seguimos diciendo adiós a tantos, una y otra vez, en un ciclo sin nunca acabar.

...

65 comentarios:

  1. Qué dificil debe ser el seguir adelante sin aquel que nos ayudó a mantenernos de pie.
    Hiciste que sintiera como propia esta experiencia. Además, me agradó la referencia a Shinji. No cabe duda que es el personaje protagónico más inverso a los comunes pero que destaca en que podemos empatizar e identificarnos por lo bien construido que está.

    ¡Ánimo!

    ResponderBorrar
  2. Te entiendo por el lado de la pérdida. Hace muy poco murió una amiga que era la que nos unía (entre los ex compañeros de colegio). No solo por eso, era mi única amiga. Entonces de alguna manera también me ayudaba a llevar esta vida de pérdidas.

    Gracias por contarnos tus problemas y por poner sensibilidad en blogger. Quizá el consuelo es que tu amigo esté mejor ahora. No lo sé. Saludos.

    ResponderBorrar
  3. No todos saben o se permiten traspasar esa frontera de lo meramente profesional, así que, el que lo hiciese y pusiese sobre la mesa algo más que su profesión, ya es para estar agradecido, más, cuando significó tanto para ti y en tu mejora que, aunque como dices no fuese plena, tu visión ante la vida ha cambió considerablemente. Y, desde luego, perder a aquel que supo leer tu corazón e inquietudes, mostrándote el suyo y su propia filosofía de vida, es duro… Pero precisamente por él (y, por supuesto por ti), hay que seguir adelante como, seguro, él hubiese deseado…

    Abrazo grande, y ánimo.

    ResponderBorrar
  4. Really very impressive post & glad to read this. Good luck & keep writing such awesome content.
    Web Development Company
    Software development company

    ResponderBorrar
  5. I always look forward for such nice post & finally I got you. Thanks for sharing this content.
    CMS and ED
    CMS ED Course


    Very informative article. Keep writing such nice post
    Taxi Services In Greater Noida

    ResponderBorrar
  6. Siento mucho la pérdida. Y te entiendo perfectamente. Mi psicóloga también es una mujer muy cercana, que ya casi es una amiga más y ese punto entre profesionalidad y personal es algo que en las sesiones, la verdad, ayuda mucho.
    Perder a alguien cercano es una grieta en el alma. Por desgracia, la vida es efímera y cuando menos lo esperamos tiene un punto y final. Espero que poco a poco el dolor se apacigüe.

    Mucho ánimo.

    ResponderBorrar
  7. Hay gente con la que parece irremediable no crear ciertos círculos
    D.E.P.
    Saludos

    ResponderBorrar
  8. Como dice Mucha, quee sa luz te ilumine, Alexander.
    A mi edad, solo me viene a la mente aquella frase del gran poeta que dijo: "No sé que pasa que, últimamente, gente que antes no solía hacerlo, ahora se muere".
    En mi caso y habiendo sido un chico adelantado a mi tiempo, siempre tuve amigos mayores que yo en todo mi entorno estudiantil, juvenil y profesional, por lo que el goteo de esa gente que antes no solía hacerlo, a mi alrededor, empieza a ser excesivo, pero tan real como la misma vida. No por ello dejo de comprender y comprendo, tu dolor. DEP tu doctor.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Enrique. Aprecio tus palabras. Un saludo.

      Borrar
  9. Alexander que fuerte, pero en cierto modo tambien que positivo, saber apreciar el lado bueno de la vida y de las personas no es poca cosa

    ResponderBorrar
  10. Lo siento. Sin duda, deja un gran vacío.
    Será difícil de olvidar su gran apoyo.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  11. Cuando se pierde un amigo, se va un pedazo de uno con ellos. Las enseñanzas que nos dejan, sin duda, hace que sigan con nosotros.

    Mucho ánimo. Días duros, pero de seguro aprendizaje. Quizás nos puede hacer preguntarnos Qué diría en estos momentos.

    Saludos. Te acompaño en tus sentimientos

    ResponderBorrar
  12. perdón querida por la pérdida, mantente valiente

    ResponderBorrar
  13. Boa tarde Alexander. A despedida nunca é fácil.

    ResponderBorrar
  14. Homenaje más que merecido para quien estuvo ahí, en los malos momentos, ayudando, y ahí para disertar, o acompañar. Más que terapeuta, o un Doctor, un amigo.

    Que descanse en paz. Si es real, te acompaño en el sentimiento. Un abrazo

    ResponderBorrar
  15. Siento el dolor que sientes y lo siento.
    Que permanezcas fuerte y firme.
    No es fácil perder a alguien cercano, pero Dios debe haber tenido un plan mejor que todas las cosas.

    ResponderBorrar
  16. Hace poco murió mi suegra que fue luz en el camino y te entiendo tanto. Por supuesto que hay tristeza pero sobre todas las cosas queda mucho amor y agradecimiento.
    Que bueno conectar así con tu terapeuta
    Un abrazo gordo Alex

    ResponderBorrar
  17. Se ha muerto tanta gente que llegué a querer que todo va perdiendo sentido.
    Uno se va quedando solo sin corazones donde cobijarse.

    Saludos.

    ResponderBorrar
  18. He perdido tanta gente amada, dos grandes amigos, hijos que se quedaron a mitad de camino, marido, padre, que la muerte es casi ya una compañera infatigable en mi vida, el día que la vea cara a cara todavía no tengo muy fijo si le romperé la cara o le invitaré a unas cervezas.

    Le has hecho un bonito homenaje, así me lo parece. Según cuentas parecía un gran tipo, muy humano.

    Ya aprendí que hay preguntas para las que no existe respuesta, me costó años entenderlo y hoy es el día que, en ocasiones, caigo en el mismo vicio de formularme una y otra vez esas preguntas sin respuesta.

    Un abrazo!

    ResponderBorrar
  19. Hola Alex me conmoviste con esta noticia tan triste. Solo decirte que perder a una persona que fue parte de la nuestra; quedara por siempre en tu corazon y hablarle a su hijo de lo buen tipo que era; es muy gratificante para el y para vos.
    Te mando un beso enorme y arriba ese animo hay que seguir adelante.💞

    ResponderBorrar
  20. Produce mucha identificación tu prosa, amigo. Un texto muy logrado, además.

    Abrazo grande.

    ResponderBorrar
  21. A medida que transitamos por la vida mucha gente se va quedando en el camino. Muchos so para nosotros más o menos indiferentes,... otros en cambio, nos dejan un profundo vacío.
    Un abarzo!

    ResponderBorrar
  22. Lo siento por ti, y por las personas a las que ese hombre ha hecho tanto bien. Es curioso como implica la muerte de alguien de modo tan diferente según sus actos. Me quedo pensando en todo lo que he leído en este post. Tengo que volver otra vez cuando disponga de más tiempo, leer más despacio y mirar todos esos enlaces que has compartido. Pienso que cuando las personas abren puertas a ciertos niveles, no se puede dejar pasar la oportunidad de cruzarlos y aprender de la experiencia de otros.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  23. A veces esto es muy complicado..

    ResponderBorrar
  24. Cosas de la vida amigo, son solo cosas de la vida.

    ResponderBorrar
  25. Siento muchísimo la pérdida de tu amigo Alexander. Ese doctor era sin duda un buen amigo y alguien que te ayudó mucho. En tí quedarán sus consejos. Son personas que aparecen en nuestras vidas y marcan un antes y un después en ella.
    Un beso :)

    ResponderBorrar
  26. Primera vez que paso por aquí, el título de tu post,Alex, me hizo pensar que te despedías de tu terapeuta porque ya no lo necesitarías más. Al leer la historia, me ha conmovido. No sé si él te haya ayudado a afrontar las pérdidas, que es algo de lo más difícil de este mundo pero que todos tenemos qué pasar. Un abrazo muy sentido.

    ResponderBorrar
  27. Quedémonos con lo bueno y con la certeza de que lo trataste bien mientras vivió.

    ResponderBorrar
  28. Lo siento mucho amigo Alexander.
    Estamos pasando duros momentos para con muchos seres queridos.
    El día de la muerte de Van halen le mande mensaje a un amigo fanático... y me dijo que el teléfono celular le explotaba de mensajes. ¡Todos nos acordamos de él (mi amigo) por Van Halen!

    Abrazo grande, que andes mejor.

    ResponderBorrar
  29. Así es la vida, siempre perderemos a alguien, hasta que alguien nos pierda a nosotros. Mucho ánimo y un fuerte abrazo

    ResponderBorrar
  30. Cierto, apreciado Alexander, no tenemos respuestas para esta vida, pero en medio de ella surgen hombres como tu terapeuta, de los buenos porque saben conciliar la academia con la vida, para que sus consejos sean más efectivos. Un abrazo. Carlos

    ResponderBorrar
  31. Por desgracia, sin duda llegara el día en que no tengas que dar más pésame. Lo que más me ha chocado, sorprendido y gustado es esa relación en que puedes opinar lo contrario, y defenderlo sin necesidad de no molestar, o no importar molestar, y chocar frontal mente con la opinion del otro y no pasa nada. Supongo que era u a relación biunivoca.
    Me ha gustado leerte y espero que estés bien
    Abrazosss

    ResponderBorrar
  32. Caray. Que pena! Covid? O otra dolencia? A mi siempre me ha sorprendido el hecho de que la gente valiosa tiene salud de papel y las ratas asquerosas tienen una salud de hierro. Me parece injusto.
    Al leerte me quede pensando que quizás necesite ir a un psiquiatra o pedir ayuda profesional. Esto de ser migrante me ha afectado un poco. El saber que mi futuro es incierto xq al presidente le sale de los huesos ponerle trabas a los inmigrantes (soy legal y aun tengo problemas, no quiero imaginar a los ilegales) y crea en mi un deseo de regresar a mi país y a la vez no. Eso me divide por dentro . Nunca antes había sentido esto.
    Mientras tanto me distraigo (mucho) estoy leyendo, pintando, aprendiendo a dibujar. Abrazote!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Si la situación se vuelve insostenible, asegúrate de irte a un país de primer mundo si vas a hacer el duro proceso de irte. Te diré una gran verdad que ya ha sido dicha por otros: emigrar de un país latino a otro dentro de la misma latinoamérica, es como cambiarte de camarote en el Titanic.

      Borrar
  33. siempre es duro la muerte de alguien a quien consideramos nuestro amigo por las cosas cotidianas y profundas que se llegaron a compartir.

    lo lamento mucho. saludos.

    ResponderBorrar
  34. Lo siento mucho, espero y que estés bien, Strau.

    ResponderBorrar
  35. vaya... las pérdidas siempre son lamentables, y pensar que vuelvo al refugio de las letras por el mismo motivo U.U

    ResponderBorrar
  36. ¿Ya encontraste al nuevo terapeuta?

    ResponderBorrar
  37. Ales, he leído y releído el texto y lo siento en el alma, aunque no te conozca personalmente ni a ti, ni a tu amigo. Te diré que nada me es ajeno y cualquier perdida y situaciones tristes, me afectan soberanamente.

    Pero como sabes la vida sigue y hay que aprovecharla, porque solo tenemos una y pesar de todo, es bonita.
    Un abrazo y adelante.
    Gracias por compartir tus sentimientos, es un ejercicio que nos ayuda a no enfermar.

    ResponderBorrar
  38. Entiendo, que muchas personas necesiten de ellos, y le sirvan de ayuda como a ti te ha sucedido e incluso habéis llegado a algo más, como el haceros amigo, pero, para mi este tipo de médicos cuantos más lejos mejor, y aunque la situación ha cambiado mucho, aún quedan por el mundo muchos, que siguen ingresado en manicomios, de por vida, a personas cuerdas, por intereses económicos de los familiares del pacientes, así como por ser homoxesuales o por cuestiones políticas.....
    Soy consciente de que no todo el monte es orégano, pero como dicen los gallegos sobre la brujería: haberlos haylos.
    Muy interesante tu artículo, Alexander .
    Un fuerte abrazo, y si no es ficción, siento lo de tu amigo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No es ficción. Es por completo real. Respecto a lo otro que dices: generalizar rara vez es la respuesta correcta. Hay de profesionistas a profesionistas, como todo.

      Borrar
  39. Creo que debo colocar un aviso aquí en los comentarios con respecto a este post: NO ES FICCIÓN. Estoy contándoles algo real.

    Se me hace extraño que haya gente que en comentarios ha llegado a decir que no saben si es realidad o ficción lo que estoy narrando aquí. Vaya, no me llamaría a mi mismo un buen escritor ni narrador, para nada. Pero creo que aún en mi limitada habilidad, tan solo el primer párrafo deja en claro y hasta hace referencia a otras narraciones que sin dificultad se puede identificar que son de mi vida personal, y por supuesto, reales. Y antes de que lo digan, no estoy siendo ni grosero ni buscando pleito ni enojándome en este comentario, solo dejo aclarado algo que se me hace muy curioso que se tenga que aclarar.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. tu última oración... me hace pensar inevitablemente: ¿hemos madurado con los años?

      Borrar
  40. En este momento llego del sepelio de un gran amigo que siempre me apoyó, consoló y animó, por eso entiendo muy bien la pérdida. Y si, un terapeuta llega a ser alguien muy especial, lo se por experiencia. Gracias por compartir algo tan intimo de tu vida. Un abrazo a la distancia.

    ResponderBorrar
  41. hola, Alexander. es como ese viejo cliché: la muerte es la única certeza que tenemos en la vida. tenemos que tratar de aceptar la muerte de forma natural, pero es muy complicado cuando es alguien cercano a nosotros, ¿verdad? y en este momento todavía mueren muchas personas en todo el mundo, aquí en Brasil muchas personas mueren a diario por complicaciones del covid. espero que puedas estar bien, a pesar de estos tiempos locos en los que estamos viviendo. un abrazo.

    ResponderBorrar
  42. Que un profesional se comporte humanamente es de agradecer y homenajear, a veces no es frecuente.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  43. Primera vez que te leo en tu casa, y es una ocasión triste. Es un tiempo difícil en donde mucha gente se ha ido, algunos por la pandemia( también he perdido a un familiar) y otros, simplemente porque llego su hora , como nos llegará a nosotros. Este escrito habla muy bien de vos, en el sentido de un reconocimiento hacia esa persona que influyó en tu vida y lo seguirá haciendo en tiempo presente, aunque no esté físicamente, y eso es lo que importa. Si los demás piensan que el tratamiento fue efectivo o no, la verdad , no es importante. Vale eso que nos queda en el corazón, esa persona que nos supo contener, dar una palabra de aliento y una posibilidad de ver las cosas desde otro ángulo. Te dejo un abrazo y realmente tienes un espacio muy bueno de reflexión sobre cosas que nos pasan a todos. Saludos desde Argentina

    ResponderBorrar
  44. Es una persona que no pasó por la vida sin pena ni gloria: con su profesión ayudó a los demás.

    ResponderBorrar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...